Archivado en

BlaBlaCar suma una victoria temporal tras rechazar el juez la suspensión cautelar a la compañía


La compañía francesa BlaBlaCar acaba de conseguir una victoria temporal donde el Juzgado de lo Mercantil número 2 en Madrid, acaba de denegar la demanda que había interpuesto la compañía de autobuses Confebus.




Ondina Guillén en Compartocontigo.com .- BlaBlaCar podrá seguir realizando sus trayectos dentro de la propuesta que incluía a los coches privados pertenecientes a los usuarios inscritos, después de que el juez rechazará la demanda interpuesta bajo argumentos que lo situaban dentro de la competencia desleal.

El juzgado ha denegado la suspensión cautelar de la compañía BlaBlaCar, por lo que a diferencia de Uber, podrá seguir prestando sus servicios en España.

Uno de los motivos decisivos para no cerrar su actividad se encuentra dentro del tiempo que lleva ofertando servicios, donde este ha sido determinante para denegar el cese dentro del conjunto de actividades que realiza la compañía dentro del consumo colaborativo. Este litigio ha mantenido en vela a la compañía desde que se interpusiera la demanda por Confebus en octubre de 2014, a pesar de que BlaBlaCar llevaba integrado en España desde el 2009.

Este tipo de motivos también han sido considerados por el juez, donde reconoce que no se había interpuesto una demanda anterior, en seis años, que finalmente ha sido favorable a BlaBlaCar.

Todo lo contrario ocurre con el caso de Uber, donde esta compañía fue censurada en España, después de que la Asociación Madrileña de Taxi interpusiera una demanda contra la empresa, aunque hay que recalcar que BlaBlaCar y Uber presentan dos modelos de negocio distinto.

Otro de los motivos que ha terminado favoreciendo a la compañía ha sido la presentación de sus cifras y cuentas, por lo la colaboración de la compañía bajo un sistema de transparencia ha motivado también una decisión más favorable. Por su parte, BlaBlaCar, a través de los responsables reconoce que no se trata de una compañía de transporte que trabaja con ese motivo, sino que afirma que se trata de una red social entre ciudadanos donde ellos comparten libremente sus trayectos y viajes, sin interferencias de la compañía.

Aunque la decisión ha sido tomada con gran agrado dentro de BlaBlaCar, como por sus usuarios, este tipo de medidas es cautelar, donde aún está por conocer si el Juzgado de lo Mercantil número 2 termina realizando una sentencia favorable y firme para la compañía que opera en España desde el año 2009, y donde únicamente ha recibido la demanda interpuesta por la patronal de transporte Confebus.


pdfprintpmail