Archivado en Noticias, Acceso

Los 270.000 teléfonos rurales no pueden acceder a Internet


A la España rural todavía no ha llegado la sociedad de la información. Los 270.000 clientes de los Teléfonos Rurales de Acceso Celular (TRAC), servicio prestado por Telefónica, no pueden acceder a Internet. La velocidad, de 2.400 bits, es insuficiente para navegar y, además, las líneas se cortan habitualmente. El Ministerio de Ciencia y Tecnología y Telefónica estudian sustituir los TRAC por otras tecnologías. El cambio completo supone la inversión de unos 100.000 millones de pesetas. En Galicia ya se está probando un nuevo sistema vía radio




Al colegio público San Isidro ha llegado un ordenador, pero los 14 alumnos no podrán navegar por Internet. La escuela no tiene teléfono. Este equipamiento lo facilita el programa Ramón y Cajal, la continuación de Aldea Digital, pero en Aragón. Un programa que "pretende integrar el uso de las Tecnologías de la Información y de la Comunicación en las tareas que se realizan en los centros educativos", según reza la propaganda oficial.

El colegio, que solicitó la línea telefónica en febrero del año 2000, se encuentra en la finca La Melusa, en el municipio de Tamarite de Litera (3.800 habitantes), y dista 4 kilómetros de Altorricón, un pueblo de 1.500 habitantes, en la provincia de Huesca.

A las casas cercanas al centro escolar sólo llegan los Teléfonos Rurales de Acceso Celular (TRAC). Esta tecnología comenzó a utilizarse en 1991 para instalar teléfonos en lugares apartados donde no llegaba la red telefónica convencional. Usan la misma infraestructura que la red de móviles analógica MoviLine, que todavía proporciona Telefónica. A pesar de ser móviles, los TRAC tienen numeración de fijos.

Según Telefónica, en España hay 270.000 TRAC. Estos aparatos transmiten a 2.400 bits por segundo, una velocidad demasiado lenta para conectarse a Internet. La red móvil digital GSM lo hace a 9.600 bits, y navegar por ella es también complicado.

Galicia, con 81.200 usuarios, concentra el mayor número de teléfonos TRAC; Castilla y León tiene 30.800; Cataluña, 12.000; Castilla La Mancha, 11.000, y Aragón, 4.700.

Servicio universal

Fuentes del Ministerio de Ciencia y Tecnología aseguraron a Ciberp@ís que el Gobierno está pendiente de una puesta al día del concepto de servicio universal. En la Unión Europea se trabaja en un proyecto de modificación en el que se incluirá en ese concepto el acceso a Internet.

Por otra parte, está en estudio un plan para sustituir las líneas TRAC por otras tecnologías. Este plan, según las mismas fuentes, puede estar finalizado antes del verano.

Telefónica también asegura estar analizando alternativas al sistema de telefonía rural. "Una de las soluciones es la tecnología de sistemas de radio punto multipunto, que se está probando como experiencia piloto, y que hará posible las transmisiones de datos y conexión a Internet con la misma calidad que una línea convencional". En Galicia ya se prueba el plan piloto.

La sustitución del TRAC exigirá unas inversiones de 100.000 millones de pesetas, según explicó Telefónica durante las reuniones mantenidas con la Diputación Provincial de Huesca. Pero la operadora no piensa realizar el esfuerzo económico en solitario y reclama la implicación de las administraciones locales, "como sucedió cuando se implantó el TRAC". Algunas comunidades autónomas ya han iniciado los contactos.

El progreso ha rozado a los vecinos de La Melusa. Una línea telefónica convencional pasa por la fachada de la casa de José Manuel Sanmartín. Llega hasta unas oficinas de la Confederación Hidrográfica del Ebro. Se instaló hace más de 30 años. "No estamos en un lugar perdido", explica. Más pruebas: "La línea del ferrocarril pasa cerca y están instalando fibra óptica". Sanmartín es uno de los cinco vecinos que desde marzo del año 2000 reclaman a Telefónica el acceso a Internet. Aún esperan respuesta.

Desde el primer día, el TRAC les ha dado problemas, que se acentúan según la climatología: escasa calidad del sonido, cortes de línea y falta de cobertura. Tampoco pueden acceder a los servicios habituales del teléfono fijo como la llamada a tres, conel testador automático, la conexión a Internet o el módem / fax.

Respecto al acceso a Internet, la conclusión del Consejo Europeo, celebrado el 24 de marzo, es que "los europeos todavía no sacan pleno partido de todas sus posibilidades en sectores básicos como los servicios públicos o la administración y el comercio electrónico". En España, 270.000 personas ni siquiera tienen la oportunidad de acceder a la red. Aunque les regalen el PC.

Reproducido de Ciberpais

pdfprintpmail