La banda ancha clave del futuro de Internet


El pasar de los 6 millones actuales a las previsiones de 9 millones a final de año y 13 millones para el 2002 va a tener mucho que ver con la implantación de los servicios de banda ancha con buenas prestaciones y con buen precio. España debe dejar de tener un pobre acceso a Internet y abandonar las tarifas "semiplanas" u "onduladas" si de verdad quiere entrar de lleno en la era de las telecomunicaciones.




El establecimiento de la banda ancha en España es uno de los temas que más portadas va a acaparar en los próximos meses. Del acondicionamiento de estos servicios a las necesidades y demandas de empresas y particulares va a depender, en gran medida, el desarrollo de Internet en España.

Y sin embargo, no todo va a ser tan fácil. En el campo del Internet móvil parece que la llegada del UMTS en Agosto no va a ser posible. Si la telefonía móvil de tercera generación siguiera los plazos marcados por el concurso público, España sería el escaparate mundial de la tecnología del futuro. En ningún país del mundo se ha implantado todavía el servicio de UMTS.

Pero cuando todavía hoy no se ha implantado el GPRS por falta de medios técnicos y por falta de terminales, la tecnología móvil de tercera generación puede que tenga que esperar unos cuantos meses para nacer. Y más si tenemos en cuenta que las necesidades de los usuarios van todavía mucho más lentas que la tecnología.

A pesar de que, hoy en día, el número de teléfonos móviles supera al de fijos, los servicios WAP están siendo un gran fracaso. Los problemas de acceso a Internet a través de los terminales móviles y el excesivo precio desaniman a los usuarios, no muy interesados de por sí en este servicio. El GPRS viene a dar un paso más en la mejora de los servicios de Internet inalámbrico con el cobro por descarga de datos, en vez de por segundos. No obstante, todos esperan al UMTS como el agua de mayo que solucione todos los problemas del sector.

LMDS, Internet vía radio

Por otro lado, en los próximos meses deberá a empezar a ser una realidad la tecnología LMDS, es decir, la transmisión de datos vía radio. Las siete empresas con capacidad para ofrecer este servicio se han comprometido a desplegar sus redes por las principales capitales de provincia antes de finales de año.

La tecnología LMDS es similar a la de la telefonía móvil aunque ofrece un mayor ancho de banda y capacidad de transmisión. Gracias a la anchura de banda disponible, el LMDS puede ser el soporte de una gran variedad de servicios simultáneos: televisión multicanal (difusión, Pay Per View, Video on Demand), telefonía, datos, servicios interactivos multimedia (teleeducación, telemedicina, acceso a Internet en banda ancha, etc...).

El LMDS puede que sea una de las grandes soluciones a los problemas actuales que está registrando el servicio de ADSL, aunque habrá que esperar que la implantación en España sea la esperada.

Marco legal y fiscal

Y en todo este maremagnun de proyectos, tecnologías y servicios está el Ministerio de Ciencia y Tecnología, quien quiere buscar "marco fiscal y legal", que favorezca el desarrollo de infraestructuras y servicios de banda ancha, tal y como afirma la ministra Anna Birulés. "El compromiso del Gobierno es fomentar la banda ancha y estamos estudiando diversas posibilidades", señala.

Birulés insiste en la importancia de la existencia de banda ancha para el desarrollo de la Sociedad de la Información y en la necesidad de seguir construyendo "infraestructuras alternativas".

Por otra parte, señaló que se está terminando la encuesta al sector sobre los plazos y posibilidades de la telefonía móvil de tercera generación. "Hemos recibido muchas respuestas de operadoras, proveedores y empresas de contenidos", comentó la ministra.

Reproducido de Cibernauta

pdfprintpmail