Archivado en Informes, operadoras

reclamaciones de telecomunicaciones......sin morir en el intento

Técnico. Pruebas cruzadas útiles para saber porqué no recibo llamadas ni SMS en mi móvil


Hay ocasiones en las que el teléfono móvil de un usuario se queda como muerto, no permitiendo hacer ni recibir llamadas y SMS, haciendo dudar al usuario sobre el origen de la incomunicaciones que sufre. Este mensaje se escribe, precisamente, para dar una herramienta a los usuarios para que puedan determinar, o al menos tener una idea, la causa de su incomunicación y quien es el responsable de la misma.




En primer lugar, el usuario debe determinar si en el lugar en que se produce el fenómeno existe cobertura y si la señal es fuerte o débil, pues el no poder llamar y ser llamado se puede deber simplemente a la falta de cobertura por la rotura de una antena cercana.
 
            Para determinar la causa por la que no puede realizar llamadas, debe asegurarse primero, por tanto, de si existe señal de radio de sus compañía, debiendo tener a su disposición otro terminal, que no sea el suyo, dotado de una tarjeta SIM de la misma compañía y que funcione correctamente, pues el fallo de no poder hacer llamadas ni recibirlas podría ser algo tan simple como que la antena del terminal estuviese dañada.
 
            Si el otro terminal no tiene cobertura, lo más probable es que la antena más cercana esté dañada, o que haya habido una avería masiva de la compañía, generando en ese caso un derecho a indemnización por interrupción del servicio, siempre y cuando en la zona en cuestión haya existido siempre cobertura, en circunstancias normales.
 
            Si el terminal que se sabe que funciona correctamente tiene cobertura de radio, conviene realizar una serie de pruebas para poder determinar a qué se debe el fallo en el terminal del usuario.
 
            En la situación dada, el usuario se preguntará si el fallo es debido al terminal o a la SIM de la compañía, debiendo determinarlo mediante la ejecución de unas sencillas pruebas de intercambio de las SIM entre los terminales (el que está bajo sospecha y el que se sabe que funciona correctamente), denominadas "pruebas cruzadas".
 
             Para realizarlas, el usuario debe disponer de su propio terminal y tarjeta SIM (de los que duda del funcionamiento), y de otro terminal y tarjeta SIM de los que sabe a ciencia cierta que funcionan (debiendo ser la SIM de la misma compañía, y el terminal libre o para usar con la misma compañía).
 
            Una vez en su poder las anteriormente citadas SIM y terminales, el usuario deberá proceder a realizar las pruebas cruzadas, consistentes en intercambiar las SIM y los terminales entre sí.
 
            El usuario sabe 3 cosas a ciencia cierta:
 
        1.- Que existe cobertura en el lugar donde se realizarán las pruebas, pues como se escribió anteriormente (párrafos 5º y 6º de este mensaje), se comprobó dicha circunstancia con el terminal que funciona correctamente.
 
            2.- Que dispone de un conjunto Terminal + Tarjeta SIM que funcionan correctamente en la localización donde se realizarán las pruebas.
 
            3.- Que el conjunto Terminal del usuario + SIM del usuario no funcionan en la misma localización en los que sí funciona el conjunto del punto 2.
 
            En esas circunstancias, unas sencillas pruebas realizadas por el usuario pueden determinar el origen del fallo.
 
            Dichas pruebas consistirán en intercambiar terminales y tarjetas SIM, por lo que se denominarán ?pruebas cruzadas?.
 
            Por tanto, se procederá a insertar la SIM bajo prueba, que denominaremos SIM-P en el terminal que funciona correctamente, que denominaremos Term-OK, y la SIM que funciona correctamente, denominada SIM-OK en el terminal bajo prueba, denominado Term-P.
 
            Quedarían definidas, de ese modo, 2 pruebas:
 
            A.- Consistente en que la SIM-P está insertada en el Term-OK
 
            B.- Consistente en que la SIM-OK está insertada en el Term-P.
 
            Una vez realizadas las pruebas cruzadas definidas en el párrafo anterior, se pueden dar los siguientes resultados
 
            1.- Que la prueba A no funcione, y que la B tampoco
 
            2.- Que la prueba A no funciones, y que la B sí lo haga
 
            3.- Que la prueba A funcione, y que la B no lo haga
 
            4.- Que la prueba A funciones, y que la B también
 
            Expresando con un 0 que la prueba no funciona, y con un 1 que sí funciona, los resultados se podrían agrupar en una tabla como la que se muestra a continuación
 
                                       Prueba
                                   A                   B
                 1                0                   0
                 2                0                   1
                 3                1                   0
                 4                1                   1
 
            Caso 1:
 
            Tendríamos que ni la tarjeta SIM-P ni el Term-P funcionarían con el cambio, siendo síntoma de que tanto la línea como el terminal no funcionan, bien porque hayan sido denunciados por robo por alguien ajeno al titular, estando bloqueados tanto el terminal como la línea, o porque el conjunto sufrió en algún momento un fuerte golpe y tanto la SIM-P como el Term-P resultaron dañados con dicho golpe.
 
            Caso 2:
 
            Se tendría que, como la SIM-OK, insertada en el Term-P (prueba B) funciona correctamente, el síntoma apuntaría a que el fallo es de la SIM-P, posiblemente debido a la desactivación (por un impago, por una baja por la compañía o motivos similares), o a que la SIM-P ha resultado dañada (por ejemplo por una descarga eléctrica o por acumular polvo en sus terminales).
 
            Caso 3:
 
            Al introducir la SIM-P en el Term-OK, y funcionar el conjunto, queda claro que el problema es del terminal, pudiendo ser debido a un bloqueo por IMEI del mismo (por robo, por ejemplo), o que el terminal esté dañado por algún golpe.
 
            Caso 4:
 
            En este último caso, al funcionar los elementos en ambas pruebas, la causa de que ambos juntos no funcionen puede ser debido a algo tan simple como que la SIM haya sido extraída y luego insertada al revés, o alguna circunstancia parecida (que resulta más habitual de lo que pudiera parecer)
           
            Obtenidas las conclusiones de los 4 casos analizados, el usuario ya podrá tomar las decisiones oportunas para solucionar su problema, teniendo unas nociones de cómo atacar el problema, bien recurriendo a un servicio técnico, en el caso de un problema del terminal, bien recurriendo a los servicios técnicos o comerciales de la compañía, en el caso de que sea debido a algún tipo de bloqueo (impagos, robo..)
 

Reproducido del blog Reclamaciones de Telecomunicaciones......sin morir en el intento .


pdfprintpmail