Noticias - 24/Abril/00

LOGO

  
El Gobierno cree que la alianza de Telefónica y BBVA puede vulnerar los principios de la competencia

J. MONTALVO/M.A. PATIÑO Madrid

El Servicio de Defensa de la Competencia del Ministerio de Economía ha decidido abrir expediente a Telefónica y BBVA por la alianza que firmaron el pasado 11 de febrero. Tras conocer los detalles de los planes conjuntos de la operadora y el banco, el Gobierno considera que el pacto tiene potenciales efectos negativos sobre la competencia en los mercados de banca y comercio electrónicos, medios de pago a través del teléfono móvil y contenidos audiovisuales.

Los directivos de Telefónica y BBVA han explicado al Gobierno los detalles de la alianza de forma exhaustiva durante los dos últimos meses, el tiempo transcurrido desde que la operadora y el banco firmaron su pacto. Fuentes del Ejecutivo aseguran que, tras conocer los detalles de la alianza, hay numerosos indicios para contemplar con preocupación la posición conjunta que Telefónica y BBVA pueden alcanzar en algunos de los mercados con mayor potencial de crecimiento, especialmente aquellos relacionados con el negocio de Internet.

Tras la apertura del expediente, el Servicio de Defensa de la Competencia del Ministerio de Economía dispone de un plazo de doce meses para elaborar su informe definitivo sobre la alianza.

El Gobierno teme que Telefónica aproveche su posición dominante en los negocios de telecomunicaciones para, unido a la fuerte presencia de BBVA en el mercado bancario y en los medios de pago, lograr una posición de dominio en los nuevos negocios de Internet, como la banca electrónica, el comercio electrónico y los medios de pago a través del teléfono móvil, claves para el futuro de la Nueva Economía. Esta posición dominante podría tener efectos negativos sobre la competencia, frenando la entrada de otras empresas.

El grupo Telefónica controla el 58 por ciento del mercado de telefonía móvil, considerado como el de mayor potencial de crecimiento. A pesar de la competencia, es el primer operador de móviles en España, con 10,3 millones de abonados. Con los del extranjero suma 19 millones de clientes. En telefonía fija, sólo ha perdido un 5% del mercado con la entrada de Retevisión y el resto de competidores. Tiene 17,5 millones de líneas telefónicas en España, y 20,9 millones más en otros países.

En el marco de su alianza, la operadora de telecomunicaciones y BBVA han acordado constituir una sociedad conjunta para explotar los medios de pago a través del teléfono móvil. Telefónica aportará al acuerdo sus redes y sus más de diez millones de abonados y el banco sus más de veinticinco millones de clientes y su conocimiento del negocio bancario. La situación es parecida en banca electrónica, donde Telefónica controla el 49% de Uno-e, el banco por Internet de BBVA.

Portales de Internet De esta forma, la nueva sociedad fruto de la alianza nace con una posición de privilegio en el negocio de las transacciones bancarias a través de Internet, canal al que está migrando con fuerza la banca desde los canales tradicionales.

El Gobierno está especialmente preocupado por la estrategia que ha iniciado Telefónica en el negocio del comercio electrónico entre empresas, conocido como business to business, o B2B, y considerado por los expertos como el canal de relación entre proveedores y clientes del futuro.

El objetivo de Telefónica y BBVA es crear, a través de su sociedad conjunta Telefónica B2B, en la que también participará La Caixa, y en colaboración con compañías de distintos sectores, entre diez y quince portales verticales de Internet de otros tantos sectores en España y Latinoamérica. El primer resultado de esta estrategia se produjo la pasada semana.

BBVA y Telefónica anunciaron la creación de un portal para el sector hotelero junto a Sol Meliá y Barceló. Estas compañías han invertido 36 millones de euros (seis mil millones de pesetas) para poner en contacto a hoteleros y proveedores a través de las plataformas tecnológicas del grupo Telefónica.

Para reforzar su presencia en nuevos proyectos de Internet, Telefónica y BBVA han comprometido, además, inversiones conjuntas por valor de 450 millones de dólares (76.500 millones de pesetas) a través del fondo de inversión Communicapital Partners, del que también forma parte La Caixa. El objetivo de esta sociedad es la creación de nuevos negocios en el ámbito de Internet y las nuevas tecnologías.

Contenidos El Gobierno también está pendiente de la posición de BBVA y Telefónica en el mercado del suministro de contenidos, aunque Economía ve menos problemas en este segmento que en los relacionados directamente con las plataformas de Internet. Además, el Gobierno ya ha obligado a BBVA a desinvertir en medios de comunicación, con el objetivo de evitar incompatibilidades por la doble presencia del banco en dos competidores directos.

La entidad financiera vendió el pasado 20 de marzo el cuatro por ciento de Sogecable a Prisa, Canal Plus Francia y otros accionistas por 246 millones de euros, adelantándose así al plan de desinversiones exigido por el Gobierno.

BBVA, que mantenía hasta entonces algo más del diez por ciento de Sogecable, deberá disminuir al tres por ciento o menos su participación en la compañía, para no incurrir en incompatiblidad con la participación del nueve por ciento que tiene en Telefónica y que prevé aumentar al diez por ciento. Telefónica, que participa en Antena 3 TV y Vía Digital, es competidora de Sogecable, que posee participaciones de control en Canal Plus y Canal Satélite Digital.

Para obligar a BBVA a desinvertir, el Gobierno utilizó los mismos criterios de incompatibilidad que con BSCH: no superar el 3% en más de una empresa de cada sector ni tener consejeros en dos compañías que compitan por el mismo mercado.

 

REPRODUCIDO DE EXPANSION