Noticias - 28/Abril/99

LOGO

  
Los internautas podrán rechazar el correo electrónico no solicitado

El Parlamento Europeo propone que los usuarios puedan registrarse en listas de desistimiento

Los consumidores tendrán la opción de rechazar el correo electrónico no solicitado, según una enmienda a la propuesta de directiva sobre correo electrónico que debatirá el pleno del Parlamento Europeo la semana que viene. La enmienda fue aprobada esta semana por la Comisión de Asuntos Jurídicos del PE, que dio su visto bueno al proyecto de directiva, con algunas enmiendas dirigidas a reforzar la protección del consumidor.

El objetivo de la directiva es crear un marco legal claro que permita el desarrollo del comercio electrónico en los quince estados miembros de la Unión Europea (UE).

En líneas generales la comisión parlamentaria apoya la base de la propuesta original de la Comisión Europea, que establece la regla del país de origen, es decir, que los servicios en la red deben conformarse a la legislación vigente en el estado miembro desde donde se prestan, y limita la responsabilidad legal de los proveedores en cuanto a la transmisión y almacenamiento de contenidos de terceros.

No obstante, la comisión consideró necesario asegurar que los consumidores tengan la opción de rechazar el correo electrónico no solicitado mediante su registro en listas de desistimiento, según un comunicado del PE.

 

Obligación a los proveedores de servicios

También introdujo una enmienda que obligaría a los proveedores de servicios contar con toda la información necesaria para poder, si fuera necesario, identificar proveedores de contenidos ilegales siempre que no se violen las leyes europeas de protección de la intimidad.

El informe de la comisión, elaborado por la laborista británica Christine Oddy, se someterá a la votación del pleno la semana próxima, dentro del proceso de decisión con el Consejo de Ministros.

Al conocer el resultado de la votación, la BEUC, asociación en Bruselas que agrupa a las principales organizaciones de consumo de la UE, lamentó que la comisión "haya perdido la oportunidad de crear un clima electrónico en los que los consumidores se sientan confiados para realizar sus compras".

La regla del país de origen, señala en un comunicado, "favorecerá el que los operadores se establezcan en aquellos estados miembros con niveles de protección al consumidor inferiores y aborden desde allí los consumidores de otro estado miembro en los que normalmente no se les permitiría operar".

 

Ha extendido la regla

Asimismo, la BEUC denuncia que la comisión ha extendido la regla del país de origen no solo a las prácticas publicitarias y de marketing sino también a las obligaciones contractuales.

Esta decisión no hará sino sembrar la confusión entre los consumidores, que tendrán que averiguar qué contratos están sujetos a la normativa internacional, como en la propuesta original de la Comisión, y cuáles no, según la BEUC.

REPRODUCIDO DE LA ESTRELLA DIGITAL