Quedate en casa




   Noticias -2/Agosto/00

LOGO

  
El BOE publica los precios máximos anuales de Telefonía fija impuestos a Telefónica

Las tasas comenzarán a aplicarse a partir del próximo uno de enero

El BOE publicó ayer el sistema de límites máximos de precios anuales para servicios telefónicos fijos y de líneas susceptibles de arrendamiento prestados por Telefónica de España, que empezará a aplicarse a partir del próximo 1 de enero. Se fija así el nuevo marco regulador de las tarifas de Telefónica de España para servicios de telefonía fija, un sistema que, según el Gobierno, garantiza una bajada media de los precios para el consumidor del 13 por ciento en dos años, si el IPC previsto para los años 2001 y 2002 es del 2 por ciento.

CiberEstrella/Madrid

Este sistema, que fue aprobado por la Comisión Delegada para Asuntos Económicos el pasado 27 de julio, afecta a los servicios que se ofrecen desde un teléfono fijo (incluidas las llamadas a móviles, las realizadas desde cabinas públicas y el acceso a Internet) y al de líneas susceptibles de arrendamiento. Además, afecta al servicio móvil marítimo, al de radiobúsqueda y al de acceso a redes de datos (datáfono, ibertext, X.28 y X.32).

El sistema "Price Cap" o método en "cestas" (por el que se establecen precios máximos por períodos de dos años para diversos servicios) propiciará la estabilidad o la reducción de precios de las tarifas individuales y sólo estipula la posibilidad de subida de precios para la cuota de abono del año 2002 que podrá crecer 3,5 puntos por encima del Indice de Precios de Consumo (IPC) previsto por el Gobierno.

Según el Ejecutivo, este marco legislativo tiene como objetivo trasladar la mejora de la eficiencia producida por la liberalización de las telecomunicaciones a los consumidores y reducir la intervención del Gobierno en los precios.

El nuevo marco egislativo, que no necesita el refrendo del Consejo de Ministros, establece un sistema de cestas y subcestas para los diferentes grupos de precios de Telefónica, en las que se fijan reducciones o subidas de precios para cada año.

A partir de esos precios máximos, Telefónica fija las tarifas que vaya a aplicar.

En relación con la cesta que afecta a las tarifas metropolitana (locales), provincial, interprovincial e internacional se establece para el 2001 una rebaja global del IPC previsto por el Gobierno para ese año menos nueve puntos, por lo que, si la inflación fuera del dos por ciento, supondría una bajada de 7 puntos en ese año.

Para el año 2002 la rebaja sería del IPC menos 8 puntos, con lo que, si el aumento del índice de precios fuera del 2 por ciento, la rebaja sería de 6 puntos de media.

El marco regulador establece que el servicio metropolitano de Telefónica no podrá subir, y los precios de las llamadas provinciales, interprovinciales e internacionales no podrán reducirse más de un 50 por ciento. Además, los precios de las llamadas desde cabinas no podrán superar el 35 por ciento del precio del mismo tipo de llamadas sobre una línea de abonado.

Esta serie de acuerdos estaban incluidos en el real decreto de medidas para reducir el aumento de la inflación aprobado el pasado mes de octubre que, entre otras medidas, establecía la subida de la cuota de abono de Telefónica en 300 pesetas, en tramos de 100 pesetas que se aplicarán en este mes, y en enero y agosto del 2001.

 

REPRODUCIDO DE  CIBERESTRELLA