Quedate en casa




   Noticias - 31/Agosto/00

LOGO

  
Por las buenas o por las malas

Sony anuncia que emprenderá "medidas agresivas" para acabar con Napster

JOSE LUIS DE VICENTE | MADRID Especial para EL MUNDO

El ruidoso proceso judicial que enfrenta a la industria del entretenimiento y al polémico programa Napster sube cada vez más de temperatura. Un alto directivo de la poderosa multinacional Sony ha realizado unas altisonantes declaraciones que suponen toda una declaración de guerra: si el caso no concluye de manera satisfactoria para los intereses de Hollywood, su compañía implantará toda clase de medidas para asegurar que los usuarios de Internet no puedan acceder a Napster.

Mientras tanto, las activistas de la Red siguen sugiriéndole a Sony que no olvide un hecho esencial: los que emplean este sistema para descargar MP3s son los mismos que compran sus CDs, ven sus películas y se entretienen con sus consolas de videojuegos.

"Sony va a tomar medidas agresivas para parar esto." La frase pertenece a Steven Heckler, vicepresidente de Sony Pictures Entertainment, la división cinematográfica de la multinacional nipona. Según informa Uwire, Heckler pronunció estas palabras ante un numeroso grupo de expertos en nueva tecnologías congregados la semana pasada en California con motivo de la Conferencia Americana sobre Sistemas de Información.

Durante el curso de una charla dedicada al futuro del ocio doméstico, Heckler no pudo evitar referirse al celebérrimo programa que permite a los usuarios de la Red intercambiar archivos MP3 con internautas de todo el mundo. Si bien era de esperar que el ejecutivo condenase las actividades desarrolladas por Napster, nadie estaba preparado para escuchar estas crispadas declaraciones. "La industria tomará las medidas que sean necesarias para protegerse y proteger sus ingresos. Pase lo que pase, no va a perder esas fuentes de ingresos", afirmó Heckler, refiriéndose a la posibilidad de que el resultado del procedimiento legal sea favorable a Napster.

"Desarrollaremos tecnología que esté por encima del usuario individual. Impediremos el acceso a Napster desde la fuente. Lo bloquearemos en vuestra compañía de cable, en vuestra compañía telefónica, en vuestro proveedor de Internet. Lo bloquearemos en vuestro PC.""Estas estrategias se están planificando agresivamente porque, sencillamente, hay demasiado en juego."

Para los expertos en derechos digitales, las declaraciones del representante de Sony auguran cuál puede ser la actitud de la industria del entretenimiento de consumo en caso de que no consiga cerrar Napster: si no pueden con la compañía, irán contra sus usuarios. Sin embargo, el problema al que se enfrentan estudios de cine y casas de discos es que estos usuarios son, en un gran número de casos, sus mejores clientes.

En contra de la extendida opinión que considera a Napster exclusivamente un vehículo para la piratería, estudios realizados parecen indicar que aquellos que emplean el servicio de intercambio de canciones con más asiduidad compran más CDs que los que no lo utilizan. De hecho, la aparición del sistema no ha ejercido hasta ahora un efecto negativo constatable en las cifras de ventas de discos.

Por otra parte, enfrentarse con tal virulencia a un servicio tan popular que ha conseguido veinte millones de usuarios en poco más ocho meses puede acabar saliéndole caro a Sony. Un lector del influyente foro de discusión Slashdot resume en este comentario la indignación que han causado en la Red las declaraciones de Heckler: "No creo que vuelva a comprar nunca más nada fabricado por Sony. ¿Por qué no contratan a asesinos a sueldo? Les saldría más barato."

REPRODUCIDO DE DIARIO EL NAVEGANTE