Noticias - 10/Enero/00

LOGO

  
Las elecciones han comenzado ... en el Ministerio de Fomento

El Ministerio de Fomento ya está de elecciones, y claro con estas prisas anda intercalando la información que debe al ciudadano con la publicidad que de tan dura torna a engañosa, mezclando la comunicación con la propaganda, convirtiendo su gestión en materia de telecomunicaciones en una trampa saducea para la opinión pública.

Sin entrar a valorar la oportunidad, desde lo político y social de esta inmensa campaña de autobombo, sí es necesario señalar en lo que a Internet se refiere, el escaso acierto de su hilo argumental que se basa en informaciones no constatadas en el mejor de los casos e informaciones confusas y engañosas en su mayoría

Dice el Ministerio en artículos y publicidad radiofónica que cito textualmente del diario El Mundo, Economía del 22 de diciembre de 1999. …." una tarifa plana con tecnología ADSL, que se va a ofrecer, en este año, a más de cuatro millones y medio de usuarios, por 4.000 pesetas. Esta tarifa plana se ofrecerá, en toda España, entre el próximo año y el siguiente"….

Aunque el Ministerio ha debido olvidar que en la Orden Ministerial del 26 de marzo de 1999, se decía que la implantación iba a ser en tres años. Ya se ha saltado un año de implantación, pero al Ministerio no le cabe duda alguna que a pesar de empezar con un año de retraso sobre el calendario previsto en su orden ministerial los plazos se cumplirán a partir de ahora con la rigurosidad que se espera. Pero si este dato indica la falta de previsión en este asunto, lo que realmente alarma en la Red, es la obstinación en informar sobre el precio de esa tarifa plana por ADSL de 4.000 ptas., que no es el precio al usuario, que es el precio que Telefónica da al operador o proveedor de servicio y que su vez aumenta antes de llegar al ciudadano ya sea profesional o residencial; el mismo que en este momento está recibiendo ofertas de este servicio desde 8.000 ptas., justo el doble de lo que el Ministerio anuncia como el logro de la accesibilidad a la Red.

También nos explica en sus publicidades electorales el Ministerio que un internauta, suponemos que en España, pagaba por conectarse a Internet todos los días del mes, las 24 horas, 105.000 pesetas en 1996. En el supuesto de que esas cuentas sean correctas, el Ministerio olvida informar a la ciudadanía que el 8 de agosto de 1998 ese costo se duplicaba debido al desmedido y abusivo aumento de la llamada local, que inexplicablemente para los ciudadanos, aun no está liberalizada y sigue gestionada, administrada y explotada por Telefónica en régimen de monopolio.

El Ministerio considera un logro, y nosotros también, que la tarifa reducida en llamadas locales se haya trasladado desde las 22 horas a las 18 horas, gracias a la Orden Ministerial del 26 de octubre de 1999. Pero no menciona que algunos meses antes y sin intervención gubernamental, el mercado ha situado la tarifa reducida de las llamadas liberalizadas , y por ende en régimen de competencia: las provinciales, interprovinciales e internacionales desde las 17 horas.

El Ministerio después de 15 meses de escuchar el concepto Tarifa Plana de boca de los internautas, parece que ha cogido la idea, incluso le ha gustado; pero desgraciadamente para las economías de los ciudadanos de este país, ha oído la música pero no se ha quedado con la letra, porque insiste en difundir que…"Hoy ya existen tarifas planas ofrecidas por los operadores de cable (entre 2.000 y 3.000 pesetas)"…, cuando la realidad es que hoy tan solo una operadora de cable, ONO, por sugerencia de la Asociación de Internautas ofrece tarifa plana por 3.500 ptas/mes acotada a su ámbito geográfico de servicios; el resto de operadoras de cable cada una en su espacio, no bajan de las 5.000 pesetas, y en todos los casos en competencia con el ADSL que el Ministerio ha puesto en manos de Telefónica.

Así que en esas estamos, de Tarifa Plana por la red telefónica básica nada de nada; de Tarifa Plana para la línea que tenemos todos los españoles … - bueno, no todos: 300.000 compatriotas residentes en zonas rurales en el año 2.000 no pueden acceder a la red telefónica conmutada- nada de nada ni a 3.000, ni a 4.000. Los que podríamos acceder a 8.000 ptas. como mínimo con el ADSL, somos ciudadanos que vivimos en Madrid y Barcelona y los demás que arreen. Todos los estudios europeos, americanos incluso españoles que hablan sobre uso y tendencias en Internet sitúan a España como el antepenúltimo país europeo y todos coinciden en señalar que el excesivo coste tarifario es el principal obstáculo para que la deseada integración socio-empresarial española en la Red sea un hecho.

El Gobierno insiste en saltar por encima de este problema que impide que el acceso a Internet desde España sea universal y asequible, en ocultar el fondo del problema y no atajarlo, aunque le pese a Telefónica.

No alcanzamos a entender que en los umbrales del 2.000 con este panorama de retraso gubernamental endémico ante lo nuevo, ya vivido en el pasado 1900, al Señor Ministro le entre tanta risa.

Madrid, 10 de enero de 2.000.

Asociación de Internautas.