Noticias - 11/Enero/01

LOGO

  
El lado oscuro del bucle local

Víctor Domingo

LAMENTABLEMENTE, la liberalización del bucle local no supone que cualquier ciudadano pueda elegir la operadora que desee. A Telefónica, la operadora que gestiona en régimen de monopolio el bucle local, y por ende la llamada local, se le ha obligado a presentar una oferta de acceso al bucle de abonado, antes incluso de que estuviera escrito el Reglamento de liberalización. Telefónica ha estado preparando en este tiempo las centrales para la competencia. Ahora bien ¿el resto de operadoras ha previsto algún plan de despliegue de redes? Creemos que no. Entonces, es evidente que no se va a liberalizar en sí el bucle, sino que las operadoras piensan en el alquiler de las líneas. En ese caso, lo lógico (empresarialmente hablando, claro) será que las operadoras vayan primero (y a lo peor, último) a las centrales con alta concentración de líneas o de alto consumo telefónico y se olvidarán de las demás. Además, la oferta de Telefónica presenta dos únicas alternativas para alquilar: el bucle completo, es decir telefonía y ADSL, y alquilar sólo ADSL. Nadie ha propuesto una tercera opción: alquilar sólo la telefonía. La razón es tan simple como desalentadora. No les interesa.

CON LOS DOS razonamientos anteriores sólo queda pensar que las operadoras van a lanzar, por un lado, ofertas de tarifa plana para voz y datos por telefonía y, por otro lado, una oferta para el ADSL. En ambos aspectos, lo que prima a las operadoras va a ser precisamente Internet, no la voz. Telefónica, ante esta situación, lo tiene muy claro: van a apostar muy fuerte por el ADSL, en detrimento de proyectos como el cable. Su competencia futura está ahí, y lo sabe. Tampoco olvidemos que las operadoras de cable también tienen acceso al bucle de abonado. ¿Han presentado ofertas? que sepamos no lo han hecho. ¿Las van a presentar? la respuesta queda en el aire, pero si hablamos de libre competencia, también tendrá que entrar en juego.

QUEDAN también en el aire las 400.000 personas que disfrutan de Telefonía Rural de Acceso Celular (TRAC). No les afecta la liberalización –acceden por radio–, y las expectativas de inversión en esta materia para ellos son escasas. O el Gobierno toma cartas en el asunto, o tendremos una parte de la población aislada tecnológica y socialmente. Ante este panorama, la Asociación de Internautas reclama al Ministerio de Ciencia y Tecnología un modelo regulador para la liberalización del bucle local, así como una extrema vigilancia para que el servicio universal telefónico no quede dañado en este proceso en el que el debate y la transparencia están brillando por su ausencia.

Víctor Domingo es presidente de la Asociación de Internautas

REPRODUCIDO DE ARIADNA