Noticias - 12/Enero/01

LOGO

  
El acceso gratuito hunde a la mitad de los ISPs

Desde que se empezó a ofrecer el acceso gratuito a Internet, casi la mitad de los proveedores han desaparecido. Los ISPs o proveedores de acceso a Internet están padeciendo las consecuencias del proceso de reordenación en el que está inmerso el negocio de Internet.

Noemí Gómez. Madrid 

En España, hasta junio de 1999, había unos mil ISPs que ofrecían el acceso a la red mediante el pago de una cantidad mensual. A partir de ese momento, Retevisión, a través del portal Alehop y Telefónica, a través de Teleline, empezaron a ofertar el acceso gratuito. A ellos les siguieron los principales ISPs españoles. Esto desencadenó un proceso de transformación en el sector que ha hecho que casi la mitad de los proveedores que basaban únicamente su negocio en el cobro por el acceso a Internet haya desaparecido.

Según Víctor Domingo, presidente de la Asociación de Internautas, “la mayoría de los ISPs que no han desaparecido, o se han agrupado entre ellos, o se han reconvertido para ofrecer otro tipo de servicios más profesionales, como el diseño y el hosting”.

Beneficios En la actualidad, conviven tanto los ISPs gratuitos como los de pago. Aunque es evidente que éstos últimos obtienen un rendimiento por el servicio que ofrecen, también sucede lo mismo con los proveedores de acceso a Internet gratuitos. Según Víctor Domingo, “el negocio para los ISPs gratuitos está en la cuota de interconexión”. “Cada vez que un internauta se conecta a través de cualquier ISP, es el usuario el que paga a la propietaria de las redes, Telefónica, por cada minuto que está conectado y después es Telefónica la que abona al proveedor de acceso 0,006 euros (1,4 pesetas) por cada minuto que el usuario haya navegado”, concluye.

De ahí, que cuantos más usuarios registrados tenga un ISP y más minutos naveguen, más beneficios obtiene el proveedor de acceso. Pero esta situación está cambiando para los ISPs que ofrecen tarifa plana. Así, el margen de beneficio para estos proveedores se reduce ya que, en lugar de cobrar al usuario por minuto de conexión, se le cobra un precio único de seis de la tarde a ocho de la mañana, independientemente del tiempo que esté conectado. Por eso, según José Ramón Nieto, gerente de Accenture, “los portales de Internet que van unidos a un ISP tienen que procurar que sus ingresos por publicidad y por transacciones comerciales, todavía escasos, vayan aumentando para poder así tener un negocio solvente”. “Además, van a tener que competir con nuevos rivales que van a entrar en el negocio de los ISPs, ya que el acceso a Internet también es posible desde otros dispositivos como los móviles o las plataformas digitales”, añade. A pesar de la situación de cambio a la que se enfrentan los ISPs europeos, el negocio del acceso a Internet generará en 2004 22.900 millones de euros (3,8 billones de pesetas).

REPRODUCIDO DE EXPANSION