Quedate en casa




   Noticias - 03/Julio/00

LOGO

  
El fin de la mentalidad de contador - El triunfo de los Internautas

- Ayer, domingo 2, por primera vez en España, miles de internautas disfrutaron de una tarifa plana real por telefonía convencional, 24 horas al día y en todo el territorio nacional, al precio de 9.900 pesetas (57 dólares). Numerosas experiencias de usuarios, reflejadas en el foro de opinión de iBrujula.com, pusieron de manifiesto la alegría y sorpresa del colectivo internauta, que llevaba más dos años tras esta reivindicación. El servicio que ofreció Retevisión (a través del teléfono 015) funcionó sin problemas. Los operarios asignaron números de conexión a Internet, que empezaban con el 1050 seguido del nodo local de acceso asignado, lo que permitió que la llamada evitara las líneas de Telefónica. La compañía de Villalonga sufrió una gran derrota moral. La ofensiva que empezó ONO y continuó BT se tradujo en la consecución de un objetivo que parecía inalcanzable. Es el triunfo del movimiento internauta.

iBrujula.com / Mikel Amigot -

» Ha sido la conquista de un sueño: navegar y utilizar el correo desde casa por un precio invariable al mes, la ansiada tarifa plana. Dijo Víctor Domingo, el presidente del colectivo internauta, que, el miércoles 28, cuando supo, a través de el foro de iBrujula.com, que Retevisión ofrecería desde el sábado 1 de julio una tarifa plana real, las 24 horas del día, por telefonía convencional, le temblaron las piernas. Eso le sucedió hace cuatro días. La experiencia que vivieron ayer, domingo 2, los internautas (entre ellos, quien suscribe) es indescriptible. De las promesas publicitarias se ha pasado, por primera vez en la corta historia de Internet y las telecomunicaciones en España, a los hechos. Sí, resulta increíble que uno pueda utilizar Internet sin pagar por cada minuto de uso, como sucede en los hoteles y los domicilios de los Estados Unidos. Tanto que, aún sabiendo que uno goza por fin de una tarifa plana, todavía es difícil sustraerse al hábito de desconectarse cada vez que uno baja el correo o consulta sus páginas preferidas.

La mentalidad de contador que engendró la Telefónica del denostado Villalonga no se borra en un día. Quienes contratamos el sábado 1 la tarifa plana de Retevisión, a 9.900 pesetas, y comprobamos al día siguiente que era una oferta real en toda España, no pudimos por menos que dejar conectado el PC un par de horas, buscando la insólita sensación de saber que ese tiempo de más no nos costaba nada. Ayer domingo fue el triunfo de la competencia, representada en Retevisión, y la gran derrota de "la Timo", que a la vergüenza de haber engañado a decenas de miles de internautas con el ADSL, suma el descaro de haber exprimido a los usuarios todo lo que ha podido, además, claro, del deshonor de tener un presidente que, según probará tarde o temprano la CNMV, ha utilizado información privilegiada para enriquecerse en Bolsa.

Rebajar los precios de interconexión y una tarifa plana a 3.000, siguientes retos

Pero no es cuestión de hacer mala sangre con la operadora dominante, hoy casi en descomposición; le hemos pagado lo suyo, y ahora es el momento, como se decía en El Debate.Net, de utilizar los servicios de la competencia. La Telefónica de Villalonga (que no la compañía de miles de trabajadores esforzados que han sufrido tanto o más que el resto los desmanes de su lamentable presidente) ha perdido ya la batalla de Internet. Es posible que trate de contrarrestar, con el descaro de su talonario y su desmesurada potencia financiera, las ofertas de Retevisión, BT y ONO, los tres héroes empresariales de esta batalla por Internet. A ONO, BT (en la persona de Luis Álvarez, director multimedia) y Retevisión hay que felicitarles, y por qué no, premiarlos con la clientela.

En el foro de iBrujula.com se medía ayer cuál era el grado de satisfacción de los internautas. Ahora existe una tarifa plana de 9.900 pesetas, un precio todavía elevado pero que marca un punto de partida. Muchos internautas venían gastándose en España más de 40.000 pesetas al mes, haciendo un uso muy limitado de la Red. Ni que decir tiene que para quien sólo se conecta a partir de las 18.00 horas, el precio de 2.600 pesetas (15 dólares), es un auténtico chollo. Si la ofensiva de Retevisión, en paralelo con las medidas de liberalización del sector, ha sido obra de la ex directora de esta compañía y hoy Ministra de Ciencia y Tecnología, Anna Birulés, justo es felicitarla y animarla a seguir recortando precios y favoreciendo la competencia.

El siguiente cometido es rebajar las tarifas de interconexión para que la apuesta audaz de Retevisión no sirva para engordar más las arcas de Telefónica, y otros operadores como Uni2, Aló y Jazztel puedan entrar en la batalla por conquistar usuarios. La tarifa plana de Retevisión abre un escenario totalmente nuevo en la historia de Internet en España y el mundo hispanohablante. Eliminada la idea del taxímetro, la Red ya no volverá a ser igual: florecerán iniciativas e ideas nuevas, y se incorporarán nuevos usuarios. Aunque aún queda mucho por hacer. La reivindicación del acceso asequible y universal tiene ahora más sentido que nunca. El objetivo de un precio máximo de 3.000 pesetas al mes está más cercano, y puede decirse que, por primera vez, los internautas hemos visto verdaderamente la luz.

REPRODUCIDO DE  iBRUJULA