Quedate en casa




   Noticias - 10/Julio/00

LOGO

  
La implantación de UMTS se retrasará hasta finales del 2002 según PricewaterhouseCoopers

La implantación generalizada de la telefonía móvil de tercera generación UMTS se retrasará, al menos, hasta finales del 2002, debido a la coexistencia de dos protocolos distintos y al escaso desarrollo de servicios móviles que requieran banda ancha, según un informe elaborado por PricewaterhouseCoopers. Aunque la Administración española obliga a los consorcios con licencia de UMTS, sistema que permite transmitir voz y datos por internet, a ofrecer esta tecnología antes de agosto del 2001, el informe Technology Forecast 2000 presentado hoy por la consultora mantiene que su implantación general en el mundo tardará en desarrollarse. Uno de los principales motivos, a su juicio, es que los fabricantes deberán decidir entre desarrollar el protocolo por el que se decanta Estados Unidos o por el que más se apuesta en Europa y Japón.

A este factor se suma el escaso desarrollo de aplicaciones móviles que demanden el gran ancho de banda que ofrecen los sistemas de la tercera generación (entre 384 kilobites y 2 megabites por segundo). Por estos motivos, se prolongará la vida de las tecnologías transitorias que también permiten la transmisión de datos a través de móviles aunque con una capacidad menor, como los teléfonos WAP o las agendas electrónicas con acceso a servicios de la red.

De hecho, el informe asegura que en el 2002 todos los teléfonos móviles que se vendan contarán con tecnología WAP y todas las agendas electrónicas incorporarán "microbuscadores" para Internet. Según el informe, el acceso a Internet a través de dispositivos móviles tendrá más desarrollo que por ordenadores personales, por lo que Europa (donde el teléfono móvil supera al PC en índice de penetración) encabezará la navegación por la red sin hilos, por delante de los Estados Unidos.

El desarrollo de plataformas diferentes al PC será uno de los elementos clave del futuro de las telecomunicaciones, según la consultora, quien augura el desarrollo de nuevos dispositivos más pequeños y manejables que suplirán al ordenador personal en funciones semejantes. La consultora asegura en Techonology Forecast 2000 que llegará un momento en que no se distinga si un dispositivo es un teléfono móvil, una agenda electrónica o un ordenador de bolsillo.

El informe también considera de vital importancia el desarrollo en los próximos años del sistema "Bluetooth", un protocolo iniciado por Ericsson (aunque ya ha sido desarrollado por otras marcas) que permite conectar, sin cables, ordenadores con otros dispositivos electrónicos en el hogar, la oficina o el vehículo, lo que simplificará las instalaciones eléctricas de esos lugares.

Así, todos los dispositivos electrónicos que se utilicen en el hogar estarán conectados unos a otros y, además, a una entrada doméstica por la que se dará acceso a Internet, para que, por ejemplo, se puedan imprimir datos de la agenda electrónica sin tener que encender el ordenador

REPRODUCIDO DE  EXPANSION