Quedate en casa




   Noticias - 17/Julio/00

LOGO

  
Aznar anuncia las medidas que asentarán la nueva Sociedad de la Información

MADRID. ABC

El presidente del Gobierno ha anunciado que pese a la rigurosidad en que se van a mover los presupuestos del año 2001, la Ciencia y la Tecnología tendrán «prioridad» en ellos. Los incentivos fiscales predominarán en una estrategia encaminada a fomentar la inversión privada en I+D+i. La ministra Anna Birulés presentará esta semana el programa PROFIT.

Potenciar y extender la «Nueva Economía» a todos los sectores sociales, va a ser una prioridad del Gobierno a partir de ahora. No se trata sólo de incrementar los beneficios ecónomicos, sino de luchar contra las «nuevas modalidades de exclusión social», como indicó la semana pasada el presidente del Gobierno, José María Aznar, en la presentación de «Una política científica y tecnológica para el siglo XXI» en el Museo catalán de la Ciencia.

Facilitar el acceso a las nuevas tecnologías para la sociedad y que la Investigación y Desarrollo (I+D) deje de ser la asignatura pendiente de la política científica española. Con esta idea, Aznar puso en marcha hace cuatro años la Oficina de Ciencia y Tecnología. Ahora, tras las Elecciones del 12 de marzo, la Ciencia y la Tecnología tienen rango de Ministerio, con Anna Birulés como titular.

Sin embargo, la distancia que separa a España de este objetivo es grande, principalmente por la reducida participación de empresas en la financiación y ejecución de actividades en Investigación, Desarrollo e Innovación (I+D+i).

Para asegurar su alcance, Aznar ha anunciado que la política científica y tecnológica tendrá «prioridad» en los próximos Presupuestos Generales del Estado a pesar de la rigurosidad en que se van a ver inmersos, con el fin de alcanzar el déficit cero.

Mientras, los alicientes ya se han puesto en marcha en el seno de la sociedad. El paquete de medidas liberalizadoras aprobadas por el Gobierno contiene incentivos fiscales para promover las inversiones en Investigación y Desarrollo.

Y es que la política que va a adoptar el Gobierno en este sentido responde a la necesidad de afiliar el sector privado a la innovación tecnológica: «Si para el sector público la inversión en I+D es una prioridad, para el sector privado es una necesidad» apuntó Aznar.

AYUDAS ESTABLECIDAS

En este sentido, la ministra de Ciencia y Tecnología explicó que las medidas tomadas por su departamento están encaminadas a ampliar el tamaño, capacidad y calidad del actual sistema español de I+D.

A ello responden la apertura de líneas de financiación a medio plazo, el apoyo a los grupos de investigación consolidados y las ayudas para la adquisición de infraestructura científica de tamaño pequeño y medio que apoye la labor de los grupos de investigación.

Las mejoras también recogen la potenciación de las infraestructuras científicas y de las grandes instalaciones, como una de las líneas de actuación prioritaria. Para las convocatorias, el área tecnológica del Plan Nacional de I+D+i dota al programa PROFIT de 8.800 millones en concepto de ayudas y 58.000 millones más, para aportaciones reembolsables.

El capital humano es una partida fundamental para Birulés, que busca la promoción de la movilidad de los investigadores, tanto internacionalmente como entre los sectores público y privado.

REPRODUCIDO DE ABC