Quedate en casa




   Noticias - 08/Marzo/00

LOGO

  
Guerra de precios en la conexión a Internet en el Reino Unido

Tony Blair se fija el objetivo de universalizar la Red en cinco años

LOURDES GÓMEZ, Londres

El principal operador de cable en el Reino Unido, el grupo NTL, acentuó ayer la guerra de precios en el concurrido mercado británico de Internet con una oferta de uso gratuito de la Red a partir del próximo mes. La oferta se extiende tanto a sus abonados como a los del competidor, British Telecom, y coincide con la estrategia del primer ministro, Tony Blair, de universalizar el acceso a la Red en cinco años.

La estrategia de NTL mejora la propuesta de Altavista, un servicio de Internet que el día anterior había anunciado la supresión de los gastos de conexión iniciales, en torno a las 10.000 pesetas, y una tarifa que deja la suscripción por uso de Internet en una suma equivalente a 5.000 pesetas anuales.

A partir del 17 de abril, una conexión a la Red a través del servidor de NTL sólo conllevará la obligación de gastar un mínimo de 2.700 pesetas mensuales en llamadas de teléfono. Por este precio, además de llamadas convencionales, se podrá navegar ilimitadamente por Internet. La red de cable de este operador estadounidense de telefonía y televisión alcanza en la actualidad a un tercio de los hogares del Reino Unido, con planes para cubrir la mitad del territorio en pocos años.

Altavista esperar financiar su oferta con un incremento de la publicidad y el comercio electrónico a través de su portal de Internet. NTL, por su parte, confía en ampliar su clientela de telefonía y televisión con los nuevos suscriptores a su servicio de uso gratuito de Internet. Ambas grupos inician con su estrategia una guerra de precios que obligará a servidores como Freeserver, America Online o BT a revisar sus estrategias.

Freeserver revolucionó el sector con la abolición, hace menos de dos años, de la suscripción anual a los servicios de Internet. Otros servidores tomaron la misma ruta en poco tiempo. al fijar las tarifas telefónicas en torno a las 270 pesetas por minuto.

Altavista y NTL retan directamente el monopolio que ejerce BT sobre el último tramo de las líneas telefónicas, el llamado bucle local, que conecta la red con los hogares y las oficinas. Ese monopolio expira en julio del año 2001, aunque el Gobierno ha indicado que quiere adelantar la fecha para potenciar la competencia y, con ello, la expansión de Internet. Los sondeos de opinión apuntan al coste teléfonico entre las principales barreras al uso extendido de Internet entre los británicos. Además, la mayoría de los 18 millones de usuarios actuales de la red en Reino Unido indican que estarían más horas conectados si las llamadas fueran gratuitas.

La estrategia de abaratar los precios para el acceso a la red y su uso coincide con la del primer ministro, Tony Blair, quien calificó ayer de "ofertas muy importantes" las últimas propuestas efectuadas por Altavista y NTL. El Gobierno británico ya se había comprometido a garantizar la conexión a Internet de todas las bibliotecas y centros de enseñanza del país de aquí al año 2002; pero, en su intervención de ayer ante los asistentes a una conferencia sobre tecnologías de la información, Blair aseguró que cada británico debe disponer de un acceso a Internet de aquí al año 2005, para evitar una "fractura digital" entre una élite y el resto de la población. Tal objetivo es realizable, según el primer ministro, impulsando la baja de los precios de acceso a la red. De hecho, Blair está satisfecho de la guerra de precios iniciada por Altavista y NTL, y espera que los demás operadores, comprendido BT, vayan " aún más lejos".

¿Todo va a cambiar?

"El mercado de Internet cambiará totalmente después de este anuncio", aseguró ayer el director de NTL para operaciones en la Red, Jerry Roest.

Deutsche Telekom, en Alemania; France Telecom, en Francia, o Telefónica, en España, controlan el acceso a Internet en sus respectivos mercados nacionales y la mayoría ofrecen ya una conexión ilimitada a la Red, pero a cambio de una tarifa mensual por uso del acceso. British Telecom es uno de los pocos grandes operadores nacionales que se enfrenta en su país a una fuerte competencia

 

REPRODUCIDO DE EL PAIS