Noticias - 12/Octubre/00

LOGO

  
Los teléfonos rurales celulares impiden el acceso a Internet a 83.000 familias gallegas

La Asociación de Internautas denuncia que el Gobierno planea dejar a estos abonados fuera de la liberalización de las llamadas locales

Galicia fue pionera en universalizar el servicio telefónico y llevarlo a todos los núcleos de población. Esto fue posible con la instalación de 107.000 Teléfonos Rurales de Acceso Celular, que no necesitaban de un sistema de cableado al funcionar por radio. Esta tecnología se ha quedado anticuada demasiado pronto. Los 83.000 teléfonos de este tipo que quedan _un tercio de los que hay en toda España_ no permiten el acceso a Internet debido al escaso ancho de banda que se les ha reservado. Además, el Gobierno descarta incluir a estos abonados en la liberalización de las llamadas metropolitanas prevista para el 1 de noviembre.

TOMÁS GARCÍA - A CORUÑA

La Asociación de Internautas ha presentado ante el Ministerio una propuesta en la que solicita la inclusión de las líneas TRAC en el Servicio Universal de Telecomunicaciones, lo que garantizaría el acceso a Internet de estos abonados en igualdad de condiciones con el resto de ciudadanos. Según Pilar Gías, coordinadora de la asociación para esta campaña, Fax y llamadas de voz Los mínimos de calidad determinados por el Plan Nacional de Extensión del Servicio Telefónico en el Medio Rural garantizaban el acceso a llamadas de voz y transmisión de datos por fax, pero, como se ha demostrado, son insuficientes para operaciones como la conexión a la Red o el pago con tarjeta de crédito en establecimientos públicos. A esta limitación técnica, la Asociación de Internautas añade el hecho de que, según la reunión mantenida esta semana con el director general para la Sociedad de la Información, Borja Adsuara, en la próxima liberalización del bucle de abonado -que tendrá lugar el próximo 1 de enero- no se tendrá en cuenta a estos abonados, que seguirán dependiendo de Telefónica. Esto se debe, según denuncian los internautas, a que la actual legislación española no considera a la Red de redes como servicio público, y por tanto no es obligatorio el establecimiento de un acceso universal.

La solución ideal para la red TRAC, según los internautas, sería la sustitución de su actual acceso por una línea telefónica fija, lo cual se podría llevar a cabo a través del Fondo Nacional de Financiación del Servicio Universal.


Telefónica no tiene obligación de subir el ancho de banda


A finales de 1994, cuando finalizó en Galicia la instalación de más de 107.000 telefónos TRAC, Internet sólo era un campo de pruebas por el que navegaban un puñado de locos. La velocidad de transmisión de datos garantizada entonces, 2.400 bps, parecía suficiente. Seis años después, la realidad demuestra que la navegación desde un TRAC es imposible. El incremento de internautas y las cada vez más pesadas páginas web han dejado obsoleta esta tecnología. En el espacio radioeléctrico, los TRAC tienen asignada una capacidad mínima. En la actualidad, hay modelos que permitirían llegar a los 9.600 bps utilizando la red Movistar, pero, por no ser un servicio universal, Telefónica no tiene la obligación de dar un ancho de banda superior.

REPRODUCIDO DE LA VOZ DE GALICIA