Mesa redonda: Privacidad y gestion de los datos en el mundo digitalt



   Noticias - 24/Octubre/99

LOGO

  

Los madrileños son los que más compran por Internet

R. ARAGONÉS

Madrid.- Los madrileños son los más innovadores a la hora de realizar la cesta de la compra. Según el último estudio de la Asociación Española de Comercio Electrónico, los consumidores de esta región son los que más utilizan hoy por hoy la red de Internet para cubrir sus necesidades de aprovisionamiento.

En concreto, según esta encuesta, el 26,8 por ciento de los compradores madrileños utiliza ya este nuevo sistema. Este porcentaje disminuye, paradójicamente cuando se analiza el número de internautas que compran a través de la red. Así, ahora mismo, en la Comunidad de Madrid vive el 24 por ciento de los internautas de toda España que habitualmente compran a través de Internet. También en este apartado, Madrid encabeza el ranking nacional.

Tras Madrid, los habitantes que más recurren al comercio electrónico son los catalanes. Expresado en cifras, los compradores catalanes representan el 26 por ciento del total de consumidores españoles que utilizan la compra virtual. Asimismo, en estos momentos, el 22,9 por ciento de los internautas españoles que compran en la red están radicados en la región catalana.

Ello significa que, actualmente, más de la mitad de las personas que compran a través de Internet son madrileños o catalanes. De ahí que ahora mismo, después del castellano, el idioma más utilizado por las empresas españolas que venden en la red es el catalán.

Junto a estas dos comunidades, las que más utilizan Internet son Andalucía (donde reside el 9,6 por ciento de los “cibercompradores” españoles) y Valencia (donde habita el 6,3 por ciento de los que acuden a la red para comprar).

Si se extrapola a Madrid el volumen de compras obtenido en todo el territorio nacional por el comercio electrónico, el resultado es que los madrileños gastan unos 3.200 millones de pesetas anuales en comprar por la red. El gasto medio realizado por cada comprador es de unas 7.000 pesetas al año. Su perfil es el de un hombre urbano, de clase media o alta y que habitualmente cuenta en su hogar o en su trabajo con una conexión a Internet.

 

REPRODUCIDO DE LA VANGUARDIA