Mesa redonda: Privacidad y gestion de los datos en el mundo digitalt



   Noticias - 29/Octubre/99

LOGO

  

El PSOE pide explicaciones al Gobierno por el "pelotazo" de los directivos de Telefónica

Los socialistas quieren que Rato y Villalonga comparezcan en el Congreso para informar

Más de 40.000 millones entre un centenar de directivos de Telefónica es dinero suficiente para que el PSOE haya decidido llevar este caso al Congreso y haya pedido la comparecencia de Rato para que explique el cobro de estas plusvalías que beneficiarán a los altos ejecutivos de la compañía privatizada

MADRID. (Redacción.) - La posibilidad de que un centenar de directivos de Telefónica, entre ellos el presidente, el vicepresidente y algunos subdirectores, vaya a embolsarse entre 30.000 y 45.000 millones en plusvalías de la compañía merece, a juicio del PSOE, que el Gobierno dé una explicación en el Congreso sobre cómo puede suceder esto con una empresa que ha sido pública hasta hace poco.

El PSOE considera que el hecho de que un grupo de directivos de una empresa de estas características dé "ese pelotazo" obliga al Gobierno a dar su opinión sobre si "es moral y éticamente correcto", máxime cuando el mecanismo por el que ahora podrán cobrar estas plusvalías los directivos de la compañía se aprobó siendo Telefónica una empresa pública.

Ese sistema, conocido como opciones sobre acciones (stock options), consiste en conceder a los directivos el derecho a adquirir en un determinado plazo, tres años en este caso, paquetes de acciones a un precio inferior al del mercado.

El presidente de Telefónica, Juan Villalonga, acordó en febrero de 1997, con motivo de la privatización de la compañía, entregar a los directivos de la empresa una serie de acciones para evitar que los máximos ejecutivos de la compañía sean fichados por otras empresas.

Al conocerse ahora esta posibilidad, el PSOE ha puesto el grito en el cielo, y lo primero que ha hecho ha sido solicitar que comparezcan de forma urgente en el Congreso el vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía, Rodrigo Rato, para que explique si el Gobierno conocía este acuerdo.

Pero además, los socialistas quieren que acuda también al Congreso el presidente de la Comisión Nacional del Mercado de las Telecomunicaciones, José Valázquez, y del propio presidente de <Telefónica, Juan Villalonga, para que informen del plan de "opciones sobre acciones" que aprobó la empresa para remunerar a sus altos cargos.

Ante la posibilidad de que la Mesa del Congreso rechace la comparecencia de Villalonga por ser presidente de una empresa privada, el portavoz de Infraestructuras del PSOE, Jesús Caldera, subraya en su escrito que cuando se diseñó el plan la compañía era pública.

Caldera considera "escandaloso" que una empresa que todavía ejerce el monopolio en segmentos como las llamadas locales reparta entre sus directivos cantidades millonarias. Subrayó que los planes de fidelización son habituales en otros países cuando las empresas están en crisis o sus directivos arriesgan su patrimonio para salvar la compañía.

Pérez Rubalcaba aseguró ayer que con este anuncio se ha sabido "el dinero que se embolsan los amigos del señor Aznar por las privatizaciones" que el Gobierno llevó a cabo para favorecer a unos pocos.

 

REPRODUCIDO DE LA VANGUARDIA