Noticias - 07/Septiembre/99

LOGO

  

Sólo un 15 por ciento de las empresas españolas emplean el comercio electrónico

Madrid (EFE).- España aún está rezagada en la implantación del comercio electrónico respecto a otros países de Europa occidental, ya que sólo un 15 por ciento de las empresas hacen transacciones comerciales a través de la red, según un informe de Andersen Consulting presentado hoy en Madrid.

Esta aplicación del comercio electrónico supone un porcentaje de ventas que no supera el 5 por ciento de la facturación de las empresas, aunque va aumentando poco a poco.

Antonio Mena, socio director de comercio electrónico de Andersen Consulting, consideró que este atraso se debe principalmente a la falta de concienciación sobre el impacto de las nuevas tecnologías en el comercio, la poca confianza en la seguridad de las transacciones hechas por Internet, y la necesidad de efectuar inversiones a corto plazo en nuevas tecnologías.

Mena añadió que para mejorar esta situación, se requiere un papel determinante de las administraciones públicas, que aporten ayudas a las empresas para adaptarse a las nuevas tecnologías, y una labor importante de concienciación, que debe partir también de las consultoras y asesorías.

Para Mena, las empresas españolas pueden clasificarse en cuatro grupos, según su actitud hacia el comercio electrónico: Las más favorables, que Mena califica como «visionarias», suponen el 10 por ciento de las empresas consultadas, y lideran el cambio hacia el comercio electrónico, con proyectos relevantes e inversiones significativas en el medio.

El 21 por ciento de las empresas, las «pragmáticas», tienen claro el impacto de las nuevas tecnologías y, aunque invierten menos del uno por ciento de su facturación en adaptarse a este nuevo canal, podrán ir tomando posiciones en el mercado electrónico.

No obstante, el 69 por ciento de las empresas consultadas no tienen una estrategia clara respecto al comercio electrónico; de ellas las «indecisas» prefieren esperar y ver cómo evoluciona el sector, con el riesgo de que no puedan reaccionar a tiempo frente a empresas extranjeras que se introduzcan en España Sin embargo, el 35 por ciento de las empresas españolas se manifiestan claramente «reticentes» a la adopción plena del comercio electrónico.

El estudio muestra que el 74 por ciento de las empresas mantienen algún tipo de actividad relacionada con el comercio electrónico, porcentaje dividido entre un 52 por ciento que ya lo están aplicando, y un 22 por ciento que tendrá soluciones operativas a corto plazo.

 

REPRODUCIDO DE LA VANGUARDIA