Noticias - 24/Septiembre/99

LOGO

  
La Asociación y Telefónica otra vez en los juzgados

Ayer se celebró en el Juzgado de Primera Instancia nº 46 de Madrid, en segunda citación, la prueba de confesión judicial de T.S.C.R., aquella que teníamos pendiente, referida a la impugnación por abusivo del contrato de acceso a los servicios TELELINE.

Entre otras cosas menos dignas de mención, de la prueba practicada se pueden sacar las siguientes conclusiones:

1.- T.S.C.R. reconoce que usa un contrato de adhesión para la prestación de sus servicios pero que no lo aplica de forma taxativa. Quiere esto decir que, por medio de una graciosa concesión de T.S.C.R., los sufridos usuarios debemos estar contentos de que el contrato no se aplique en todo su rigor, aunque, ¡cuidado! podría hacerse.

2.- Añade T.S.C.R. que no hay problema alguno en que el "kit" se reciba por medio de mensajero al que se le paga el precio, porque siempre tienes la posibilidad de examinar el contenido del envío.

Es curioso que a los que hemos usado este servicio para acceder a Internet se nos diga esto. Se imaginan Uds. diciéndole a un mensajero que espere 15 minutos antes de pagarle las 20.000 ptas. porque debes examinar el contenido de un paquete que viene cerrado a cal y canto, no sólo eso sino que además debe esperar para comprobar que efectivamente funciona, instalación incluida y demás (una mañanita). ¡Ahora comprendo la consolidada amistad que los usuarios de Teleline hemos desarrollado con los servicios de mensajería a lo largo del tiempo!.

Eso no es todo: Se imaginan que alguien consiguiera, no me digan como, información detallada acerca de las personas que han solicitado el servicio Teleline telefónicamente y se dedicara a enviar mensajeros a cobrar las 20.000 ptas., dándoles a cambio una bonita caja vacía.

3.- T.S.C.R. igualmente confiesa que los clientes desconocen el contenido del contrato a pesar de haber pagado ya el precio, pero no hay problema, porque Ud., querido usuario, siempre puede resolver el contrato si no le interesa el servicio y, además, aunque el contrato no lo contempla, es más, expresamente lo excluye, según T.S.C.R. le devuelven el precio.

4.- Por otra parte, T.S.C.R. acepta que, en aras a un mejor servicio, el cambio a Infovía Plus supuso "algunos problemillas" a finales del año pasado y principios del presente. La cosa tiene gracia, más que nada porque todos recordamos el caos que nos tocó sufrir en aquellos momentos, sin respuestas ni soluciones, lo cual culminó con la presentación de una demanda por incumplimiento de contrato, cuyo resultado fue la devolución del precio pagado.

5.- Por último, T.S.C.R. nos recuerda que a pesar de ser una empresa participada al 100% por Telefónica Interactiva S.A., a su vez propiedad de Telefónica, en ningún caso goza de una posición privilegiada para ofrecer el acceso a Internet a sus clientes. ¡Ja!.

(continuará...)