Archivado en Noticias, Privacidad, Mundo Internauta

Padres, Youtube y menores de edad: algunas cuestiones legales


Desde hace unos años Youtube se ha convertido en una alternativa muy seria a la TV para muchos niños. Una alternativa que los propios padres han adoptado con fuerza dada la sencillez de la aplicación, la posibilidad de acceder a contenido casi inacabable, su gratuidad y que Youtube sirve muchas veces de ?canguro digital? de los niños.




A ello hay que sumar que los canales más populares de Youtube son normalmente para niños, lo que aumenta su interés en el servicio y les lleva a crear sus propios canales con vídeos, comentarios y contenido propio.

Por tanto, nos encontramos ante un escenario en el que millones de niños ven a diario Youtube, que muchos padres lo ven útil y razonable como servicio para menores de edad y que eso está aumentando el número de canales que los niños crean en la plataforma.

Ahora bien, el uso de Youtube por parte de menores de edad tiene particularidades a nivel de privacidad, publicidad y su seguimiento, creación de contenido, comentarios o incluso ciberacoso que, dada la novedad de la plataforma para muchos padres, puedan pasar desapercibidos.

Por esa razón, y como capítulo especial a la Guía Legal para Youtubers, hemos pensado que estaría bien hablar de Youtube, menores de edad que usan el servicio y sus padres. Mayormente desde una perspectiva legal, pero también dando a conocer herramientas relacionadas, recursos disponibles, funciones útiles y algunas particularidades que puedan afectar al menor.

Vamos primero con el vídeo de nuestros legalers:

A continuación puede consultarse mucha de la información comentada en el vídeo, además de algunos detalles extras.

1.- YouTube para menores de 14 años

Primero de todo, ¿qué edad debe tener tu hijo para darse de alta? Es decir, tener una cuenta en Youtube para poder colgar vídeos, hacer comentarios o votar los vídeos que ve, por ejemplo.

En España 14 años, según los Requisitos de edad en las cuentas de Google. Si bien a partir del año que viene, con la aplicación del Reglamento General de Protección de Datos y la nueva LOPD desde el 25 de mayo de 2018, se rebajará a 13 años. Pero hoy por hoy, 14 años.

Por tanto, ¿un menor de 14 años podría tener su propia cuenta de Youtube (sin necesidad de mentir sobre su edad)? Sí, a través del servicio Family Link de Google. El problema es que por ahora solo funciona en EEUU dicho servicio.

De todos modos, el menor podría usar la cuenta de un adulto, bajo su supervisión y autorización. Y teniendo en cuenta que el adulto asume el contenido de las condiciones del servicio en nombre del menor.

En todo caso, hay varios matices a hacer en cuanto al tema de la edad en función del contenido del vídeo y si se pretende monetizar o no. Pero volveremos más adelante sobre ello.

Por tanto, y como idea central, para darse de alta sin necesidad de los padres un niño debe tener 14 años como mínimo. Aun así, en algunos casos se podría necesitar la participación de un adulto para ver determinado contenido o realizar una acción concreta.

De hecho, justo pensando en los pequeños de la casa que utilizan Youtube, se lanzó la plataforma Youtube Kids.

1.1.- ¿Qué es YouTube Kids?

Youtube Kids es una versión de la plataforma pensada para sus usuarios más jóvenes, mayormente niños.

En esta versión de la plataforma se da prioridad a vídeos infantiles populares, se filtra el contenido destinado a adultos y se incluyen funciones para controlar el uso de la aplicación. Por ejemplo, se puede configurar un temporizador para limitar el tiempo que se utiliza la aplicación, bloquear vídeos o canales concretos o desactivar determinadas funciones como la búsqueda.

Además, puede marcarse cualquier vídeo que se considere inadecuado y que haya superado el filtro de YouTube.

En todo caso, en esta versión de la plataforma se sigue mostrando publicidad, si bien limitada a anuncios para todos los públicos.

Desde aquí puede accederse a la Guía para Padres de Youtube, en la que se detallan algunas de esas cuestiones.

1.2.- ¿Qué es el modo restringido?

El Modo Restringido es un sistema que en Youtube Kids permite controlar el contenido potencialmente censurable que puedan encontrarse los menores de edad. Se encuentra activado por defecto en YouTube Kids y es automatizado, de modo que únicamente hay intervención humana en caso de aviso por contenido inadecuado.

Y es que el sistema no siempre funciona todo lo bien que sería deseable y en ocasiones muestra vídeos que definitivamente no están pensados para menores de edad. Por ejemplo, en septiembre de 2016 se detectó que un vídeo con personajes de Disney mostrado por Youtube Kids acababa con los mismos disparándose en la cabeza. Por tanto el sistema no es perfecto, ni mucho menos.

En todo caso, cuando el modo restringido está activo la gran mayoría de contenido para adultos se ocultará. Además, no se pueden ver los comentarios en los vídeos reproducidos si el Modo Restringido está activo.

Por tanto, a priori limita mucho el tipo de contenido que podrá verse mediante la aplicación.

2.- Youtube para mayores de 14 años

Como se ha comentado anteriormente, si el menor de edad tiene ya 14 años o más, puede por sí mismo crear una cuenta de Youtube. Es decir, tiene capacidad para consentir un tratamiento de datos personales. En todo caso, recordar que a partir del año que viene se rebajará a 13 años ese consentimiento.

Como comentábamos anteriormente, hay varias particularidades en cuanto al tema de la edad en Youtube más allá de lo indicado. Concretamente dos:

a) Si un vídeo de YouTube tiene una restricción de edad, solo podrán verlo los usuarios con cuenta que sean mayores de 18 años. No hay otra forma de verlo e intentar reproducirlo sin cuenta tampoco dará resultado. Por ejemplo, cuando el vídeo contiene lenguaje o imágenes inapropiadas el propio usuario podría limitar su alcance a los mayores de 18 años, o también el sistema automáticamente tras los avisos de los usuarios.

b) Si un mayor de 14 años (pero obviamente menor de edad todavía) tiene su propio canal de Youtube y quiere monetizar un vídeo (es decir, dejar que se coloque publicidad en el vídeo para ganar dinero con ello), es necesario cumplir los requerimientos exigidos por YouTube, por ejemplo darse de alta en Google Adsense. La cuestión es que ese servicio requiere tener 18 años al menos. Por tanto, para que un menor pueda gestionar un canal que monetiza sus vídeos, el mismo deberá estar supervisado y autorizado por un adulto.

2.1.- Contenido generado

A partir de esta edad es más probable que el menor cree sus propios vídeos, haga comentarios o valore los vídeos de otros usuarios, lo que ya implicará que debe tener en consideración las diferentes obligaciones legales aplicables y las condiciones del propio servicio.

Eso es algo que analizamos en detalle a lo largo de la Guía Legal para Youtubers, pero que muy resumidamente se concretan en: 1) que el contenido generado no vulnere derechos de terceros en propiedad intelectual, datos personales o intimidad 2) que si se promocionan productos de terceros se haga adecuadamente 3) que si se quiere comenzar a obtener un beneficio económico por el contenido generado se haga de acuerdo a la ley y en este caso con la autorización y supervisión de un adulto que sea representante legal del menor.

En este sentido insistir en que el contenido que se quiera monetizar requiere crear una cuenta de Google Adsense y la misma obliga a que el usuario tenga 18 años. Por tanto un menor de edad, aunque sea mayor de 14 años, necesitará de la completa autorización y supervisión de un adulto para completar este proceso.

2.2.- Privacidad y ciberacoso

En menores de edad que ya tienen 14 o más años es más probable que puedan darse casos en los que su privacidad se vea afectada o incluso en el que sean víctimas de ciber acoso. Por ello vamos a comentar algo más en detalle esta cuestión.

2.2.1.- En caso de vulnerarse la privacidad

Si se considera que la privacidad de un menor de edad se ha vulnerado en algún sentido, por ejemplo por haberse compartido información personal sobre él en un vídeo o la sección de comentarios, existen dos vías para defenderse frente a ello:

A) La legal: en función del tipo de datos vulnerados y la concreta infracción producida, puede acudirse a 1) la Agencia Española de Protección de Datos, en su canal específico para menores de edad o 2) denunciar la situación ante las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado.

B) La plataforma: previa a la vía legal, o según el caso de forma simultánea, puede plantearse el proceso de reclamación de privacidad que YouTube ha establecido. Siempre y cuando el contacto directo con el infractor no haya surgido efecto o no tenga sentido, dicho proceso permite reclamar cuando la imagen, el nombre legal completo u otro dato personal del usuario (por ejemplo un correo electrónico), haya sido compartido en la plataforma sin consentimiento de su titular.

Desde aquí puede accederse al proceso de reclamación de privacidad de YouTube.

En ocasiones tendrá sentido utilizar únicamente los mecanismos proporcionados por Youtube, en ocasiones únicamente la vía legal y en otros casos ambas opciones.

Pero dependerá siempre del caso concreto.

2.2.2.- En caso de ciberacoso

Aquí el caso es incluso más delicado que en una vulneración de privacidad, y de hecho es normal que una situación de ciberacoso implique a su vez una vulneración de privacidad.

Nuevamente se plantea la posibilidad de actuar mediante dos vías, aunque seguramente la vía legal sea la primordial:

A) La legal: en esta ocasión la vía más probable será la denuncia del caso ante los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado, ya sea por una situación de amenazas, coacciones, calumnias o injurias.

B) La plataforma: en este caso principalmente a efectos de conseguir el bloqueo o retirada del contenido infractor, YouTube establece varios mecanismos para ello. Por ejemplo, su herramienta de informes para comunicar la existencia de contenido malintencionado o acosador.

Todo ello sin olvidar la guía de YouTube sobre el acoso y el ciberacoso, que también ofrece recursos valiosos.

En resumen, millones de menores de edad usan Youtube hoy en día, desde los muy pequeños vía Youtube Kids o los más mayores cuando lo usan en el colegio o porque quieren imitar a sus youtubers favoritos. De hecho, para muchos es ya su nueva TV.

En cada uno de esos momentos hay una vertiente legal a tener en cuenta, en ocasiones simplemente desde la plataforma, en otras de acuerdo a la ley aplicable. Mientras más se implique uno en la plataforma y sobretodo en la creación de contenido, más elementos legales pueden entrar en juego.

En muchas de esas fases los adultos deben estar presentes, mínimo supervisando el contenido que se visualiza o en otras ocasiones participando activamente (la monetización de un canal o la aceptación de las condiciones del servicio, por ejemplo).

Esperamos que este vídeo y nuestra Guía puedan ayudar a hacer de la experiencia youtuber para los más pequeños de la casa algo divertido y seguro.

¡Hasta la próxima!

Artículo de Jorge Morell Ramos.Reproducido del blog Términos y Condiciones


pdfprintpmail