error al insertar registro: Field 'timeunix' doesn't have a default value

Asociación de Internautas

Logo 1

Rayos láser en la azotea La nueva tecnología inalámbrica se erige como alternati


Una tecnología que permite la transmisión de Internet, telefonía y vídeo a través de emisores de rayos láser puede convertirse en otra nueva alternativa al costoso despliegue de las redes de cable. Varias compañías, una de ellas española, ya comercializan estas redes ópticas inalámbricas, que permiten velocidades de transmisión de, en teoría, un Gigabit por segundo, un nivel similar a la fibra óptica, pero sin la necesidad de abrir zanjas en las ciudades.


Básicamente el sistema consiste en un emisor que toma la información desde una red de fibra óptica u otro tipo de red física. A partir de ahí reenvía los datos a toda una serie de repetidores a través de láser, con una velocidad que puede superar el gigabit por segundo, aunque las ofertas comerciales se limitan por ahora a algo más de 600 megabits por segundo, unas 600 veces el ancho de banda que hoy permiten a nivel comercial las conexiones a Internet a través de ADSL, tecnología que utiliza las líneas de teléfono convencional.

En principio, estas redes están pensadas especialmente para las zonas urbanas donde el tendido de cable no está a punto. Y sus clientes son empresas con gran demanda de ancho de banda (velocidad de transmisión de información) o colectivos de usuarios. Actualmente sus mayores clientes son las grandes operadoras de telecomunicaciones en puntos donde no cuentan con red de cable.

La gran ventaja de estos sistemas es la facilidad de la instalación, ya que, al margen de la conexión al cableado para las terminales del edificio, los receptores ópticos pueden montarse en relativamente poco tiempo y sin causar molestias a los ciudadanos por la apertura de zanjas. El alcance máximo de los repetidores es de algo más de 3,5 kilómetros, según la empresa norteamericana Optical Access (www.opticalaccess.com), que tiene alrededor de 4.000 de estos equipos en funcionamiento en todo el mundo.

Otra empresa norteamericana, Terabeam (www.terabeam.com), está realizando pruebas para superar uno de los grandes problemas para esta tecnología: este tipo de transmisión por láser no funciona con niebla. Esta empresa está efectuando pruebas en Seattle, una ciudad donde este fenómeno metereológico es frecuente.

http://www.vanguardia.es/cgi-bin/noticia.pl?dia=07_05&link=vb0739laser&sec=soc