error al insertar registro: Field 'timeunix' doesn't have a default value
SGAE todopoderosa

Asociación de Internautas

Logo 1

SGAE todopoderosa


Presionó al rector de la UPV para prohibir una conferencia y que el profesor dimitiera. "Internet es una amenaza o una liberación, depende de como lo uses. SGAE es tu referencia y la mano amiga que te acercará a lo mejor de las redes y te ayudará a evitar los riesgos de la globalización"(Eduardo Bautista, presidente del Consejo de Dirección de la SGAE). Y tanto. Para evitar que los alumnos de la Universidad Politécnica de Valencia corrieran estos riesgos, la SGAE "sugirió"al rector que prohibiera a un profesor la celebración de una conferencia sobre la legalidad de las redes P2P, programa por el que los internautas pueden intercambiar música y películas. El rector, no sólo la prohibió, sino que forzó su dimisión.

El ex profesor de la UPV Jorge Cortell.

Por Elena de Regoyos Periodista Digital .-Jorge Cortell daba clases de postgrado en la UPV desde 1999. Este año, los alumnos le invitaron a dar una conferencia sobre las redes P2P, a la que ellos mismo habían puesto el título: "Copiar y descargar música es legal y bueno", título que, según dice, le gustó porque le "servía para demostrar que eso es así".

En esos días, el director de relaciones Institucionales de la SGAE, Pedro Farré, andaba predicando en Telecinco y El País la ilegalidad de estas redes "Peer to Peer" (P2P).

"Si es ilegal, que me detengan", pensó Cortell. Y tras anunciar la conferencia en su blog personal, envió un burofax a la SGAE, la Unidad de Investigaciones Tecnológicas de la Policía Nacional y la Fiscalía General de Valencia. Les advertía de que iba a descargar música durante una conferencia en la Universidad y que si, como decía Farré, esto era ilegal, vinieran y le detuvieran.

Finalmente la charla se dio donde se dan, probablemente, las charlas preferidas de los alumnos, en la cafetería Dicho y hecho, Cortell descargó música y nadie le detuvo. Pero fue claramente invitado a la dimisión. Eso tras una auténtica odisea para poder celebrar la conferencia que la Universidad había prohibido. Eso sí, sin decírselo a él, que se las vio y se las deseó buscando un aula. Todas se las denegaban tras habérsela concedido. Finalmente la charla se dio donde se dan, probablemente, las charlas preferidas de los alumnos, en la cafetería.

"Dos horas después, -cuenta Cortell- el director del máster donde yo daba clase me dijo que al rectorado no le interesaba que yo siguiera dando clase y que debía quitar todos los enlaces a la Universidad de mi blog". Dimitió, y más tarde vio cómo el vicerrector de comunicación le negaba como San Pedro: "Jorge Cortell no es ni ha sido nunca profesor de esta Universidad", dijo. "¡Pero si hasta he salido en la revista de la Universidad dando clase!", añade él.

Puestos en contacto con Pedro Farré, de la SGAE, confirmó a Periodista Digital que tanto ellos como la Motion Picture Association (MPA) y Promusicae contactaron con el rector adviertiéndole que "esa conferencia era reprochable desde el punto de vista moral, y podría ser hasta ilegal, como apología del delito". Cortell está convencido de que lo que hicieron en esa llamada fue amenazar al rector con una inspección a la Universidad para ver si trabaja con algún software sin licencia.