Asociaci贸n de Internautas

Logo 1

El uso de Sitel debe ser regulado por ley org谩nica

El uso de Sitel debe ser regulado por ley org谩nica


LA SALA de lo Penal del Tribunal Supremo rechaz贸 anteayer un recurso de un narcotraficante que ped铆a la nulidad de las actuaciones alegando un uso abusivo del sistema Sitel. El fallo, sin embargo, reconoc铆a que la regulaci贸n de las escuchas del art铆culo 579 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal es 芦raqu铆tica e insuficiente禄.

Hay ya cinco sentencias del Supremo que avalan la utilizaci贸n de Sitel en casos concretos en los que el Alto Tribunal constata que se han grabado las conversaciones mediante orden judicial motivada y que la Polic铆a no se ha extralimitado al conseguir las pruebas. Pero el Supremo no ha entrado en la necesidad de regular su uso mediante una ley org谩nica
.
Quien s铆 ha manifestado en reiteradas sentencias que el uso de Sitel debe ser regulado es el Tribunal de Estrasburgo, que ha recordado que s贸lo puede emplearse en la investigaci贸n de graves delitos y siempre con motivaci贸n y supervisi贸n del juez. Estrasburgo ha recomendado tambi茅n que el Parlamento espa帽ol concrete la lista de delitos en los que puede ser empleado.

Por mucho que el ministro del Interior se canse de decir que Sitel se utiliza siempre con control judicial, parece evidente que al tratarse de un sistema que afecta a derechos fundamentales como la intimidad y la privacidad de las comunicaciones tiene que ser regulado mediante ley org谩nica, como ha pedido el PP.

As铆 lo establece expresamente el art铆culo 81 de la Constituci贸n, que se帽ala que las leyes relativas al desarrollo de 芦derechos fundamentales y libertades p煤blicas禄 deben ser org谩nicas, es decir, aprobadas por mayor铆a absoluta en el Congreso. 脡sta fue la voluntad del poder constituyente, que consider贸 que hab铆a que reforzar la protecci贸n de los derechos b谩sicos.

Nadie niega que Sitel es un instrumento formidable para luchar contra el terrorismo, el crimen organizado y el narcotr谩fico, pero sus inmensas posibilidades hacen tambi茅n posibles graves abusos, sea por fallos en el control judicial o porque la Polic铆a se extralimita. De ah铆 la necesidad de una ley que regule el uso de un sistema que no es ya de interceptaci贸n telef贸nica sino de vigilancia electr贸nica, con posibilidad de acceder a mensajes por m贸vil, correo electr贸nico, cuentas bancarias, ubicaci贸n del emisor y del receptor y muchos otros datos que van m谩s all谩 de las tradicionales escuchas.

Uno de los problemas que plantea Sitel es lo que los juristas llaman 芦dominio del acto禄. El juez pod铆a hasta hace poco tiempo controlar con relativa facilidad las escuchas telef贸nicas convencionales pero la complejidad de la grabaci贸n, almacenamiento y selecci贸n mediante Sitel requiere una cuidadosa regulaci贸n que evite los abusos. 驴Qu茅 se hace, por ejemplo, con la informaci贸n que se graba y no se destruye? 驴Qui茅n la custodia y d贸nde? 驴C贸mo se puede autentificar un documento original al tratarse de un procedimiento electr贸nico? 驴Existen garant铆as de que el material no se puede manipular?

En resumen, los enormes avances tecnol贸gicos y las posibilidades que hoy tiene el poder de controlar la vida privada de los ciudadanos aconsejan una ley org谩nica que no s贸lo regule Sitel sino tambi茅n los l铆mites que el Estado no puede traspasar en materia de comunicaciones. Esta cuesti贸n va mucho m谩s all谩 de los intereses partidistas y entra de lleno en la calidad de una democracia, por lo que PSOE y PP deber铆an hacer un esfuerzo para ponerse de acuerdo en la defensa de esos derechos fundamentales.

Reproducido de El Mundo

-----------------------------------------------

Ampl铆ar informaci贸n sobre la interceptaci贸n de las telecomunicaciones

El Tribunal Supremo reconoce que la norma que regulaba la interceptaci贸n de las comunicaciones era insuficiente.

Saber m谩s sobre la Interceptaci贸n de las Comunicaciones en Espa帽a