Asociación de Internautas

Logo 1

Conceptos. Abusos de las compa√Ī√≠as en el uso de datos personales y c√≥mo intentar evitarlos

Conceptos. Abusos de las compa√Ī√≠as en el uso de datos personales y c√≥mo intentar evitarlos


Existen ciertas estrategias empresariales entre ciertas compa√Ī√≠as telef√≥nicas (en general entre todas, pero unas m√°s que otras) a desde√Īar la aplicaci√≥n de la normativa sobre protecci√≥n de datos existente en Espa√Īa, y a abusar de los derechos de los consumidores en materia de protecci√≥n de datos.

Uno de los mayores abusos, es el de que los consumidores confiamos en la buena fe de las compa√Ī√≠as, las cuales no act√ļan de tan buena fe.
 
            Es muy habitual que, en sus p√°ginas web, las compa√Ī√≠as muestren un bot√≥n para que el usuario pueda comprobar la cobertura de fibra (por poner un ejemplo de un servicio muy demandado) e, incluso, un bot√≥n para que los teleoperadores de la empresa te llaman de forma gratuita para informarte (l√©ase venderte) de los productos y ofertas que la compa√Ī√≠a tiene para el usuario.
 
            Dicha pr√°ctica ser√≠a perfectamente leg√≠tima si las compa√Ī√≠as no usaran t√©cnicas m√°s que dudosas para obtener los datos, ni se excedieran en los que solicitan.
 
            Si un usuario pretende conocer la cobertura de fibra con una compa√Ī√≠a cuyo nombre recuerda a un ?g√©nero musical nacido a finales del siglo XIX en Estados Unidos, que se expandi√≥ de forma global a lo largo de todo el siglo XX?, se encontrar√° con que para saber si podr√≠a disfrutar de ese tipo de acceso a internet de alta velocidad, el futuro cliente debe introducir en el formulario los siguientes datos:
 
            - Direcci√≥n completa, con calle, n√ļmero, planta y letra
            - N√ļmero de tel√©fono de contacto
            - DNI
 
            Es comprensible que se deba dar la direcci√≥n con nombre y n√ļmero de calle, incluso ser√≠a comprensible que se pidiera la planta y la letra del domicilio (a√ļn cuando si existe cobertura para el 1¬ļ A, lo l√≥gico es que haya cobertura para el 1 B, el 1¬ļ C, e incluso el 1¬ļ D), pero lo que no es normal es que sea imprescindible dar un tel√©fono de contacto, pues para saber si hay cobertura en un domicilio no es necesario dicho dato.
 
            Y mucho menos ser√≠a necesario dar, tras validar tu direcci√≥n y tel√©fono de contacto, el documento nacional de identidad (DNI) del usuario, que no es necesario en absoluto.
 
            Por otra parte, antes de realizar la consulta de la cobertura, y antes de pedirle el DNI al usuario, la compa√Ī√≠a citada pide que dicho usuario acepte ?las condiciones de privacidad? pulsando en una casilla desmarcada con un enlace a dichas condiciones y con el texto ?Acepto las condiciones de privacidad?, pero sin forzar a leer dichas condiciones, donde se especifica que el usuario da su consentimiento para que sus datos sean usados por la compa√Ī√≠a para gestionar la petici√≥n de informaci√≥n y, adem√°s, para realizarle ofertas comerciales..
 
            Ante la imposibilidad de continuar con la consulta si no se marca dicha casilla, los usuarios suelen marcarla sin leerse las condiciones de privacidad, que dispone, entre otras cosas, que el usuario acepta que sus datos sean usados para fines publicitarios y comerciales.
 
            Por otra parte, cuando un usuario desea informaci√≥n sobre alg√ļn producto, pero le resulta m√°s sencillo y barato que le llame la compa√Ī√≠a a un n√ļmero telef√≥nico, puede pulsar sobre el bot√≥n ?Te llamamos gratis? y la compa√Ī√≠a le llama, pero sin haberle avisado de que existe una casilla junto al enlace a la pol√≠tica de privacidad de la compa√Ī√≠a que ya est√° marcada como si el usuario las hubiese aceptado, pasando el tel√©fono de contacto a una base de datos con fines publicitarios y, por tanto, pasando a recibir el usuario una enorme cantidad de llamadas para venderle productos de la compa√Ī√≠a.
 
            Pues bien, tanto la petici√≥n excesiva de datos del formulario citado como la obtenci√≥n de los datos sin informar al usuario (o informando de forma defectuosa) son constitutivos de infracciones en materia de protecci√≥n de datos personales y, por tanto, sancionables por la agencia de protecci√≥n de datos a la compa√Ī√≠a.
 
            Seg√ļn el art√≠culo 4.1 de la ley org√°nica 15/1999 y el art√≠culo 8.4 del real decreto 1720/2007, los datos personales de un usuario s√≥lo pueden ser tratados cuando sean adecuados, pertinentes y no excesivos para el fin expl√≠cito y leg√≠timo para los que son recogidos.
 
            Y de dichos art√≠culos se puede deducir que un DNI y un tel√©fono de contacto son datos excesivos para la obtenci√≥n de una sencilla informaci√≥n como es el saber si una persona tiene cobertura de fibra en un lugar determinado.
 
            Por otra parte, la marcaci√≥n previa de una casilla de aceptaci√≥n de unas condiciones de privacidad, sin el consentimiento del usuario, ser√≠a una obtenci√≥n de forma il√≠cita o, por lo menos, desleal, tal y como recoge el art√≠culo 4.7 de la ley org√°nica 15/1999 y el art√≠culo 8.1del real decreto 1720/2007.pues en ning√ļn caso se informa de forma expl√≠cita, clara y sin lugar a dudas del destino dado a la informaci√≥n recogida, pues no se obliga nunca al usuario a leerse la informaci√≥n y realizar una acci√≥n que deje constancia de que ley√≥ las ?condiciones de privacidad? de la compa√Ī√≠a.
 
            Seg√ļn dispone el art√≠culo 5 de la ley org√°nica 15/1999, las compa√Ī√≠as deber√°n informar al usuario de forma expresa, inequ√≠voca y preciso de la informaci√≥n relativa al usuario que recojan, la finalidad a la que va destinada, as√≠ como el responsable de dicha informaci√≥n.
 
            Y, evidentemente, el no forzar al usuario a la lectura de las ?condiciones de privacidad?, incumple la obligaci√≥n dispuesta en el art√≠culo 5 citado en el p√°rrafo anterior.
 
            Dado que, en mayor o menor medida, todas las compa√Ī√≠as tratan los datos personales de una manera parecida, se puede deducir que abusan de los datos personales de sus futuros clientes, pudiendo ser sancionados por dicha actitud, al constituir infracciones a la ley org√°nica 15/199 sobre protecci√≥n de datos de car√°cter personal y a su normativa de desarrollo.
 
            Pero ante tanto abuso, los usuarios deber√≠an usar la fuerza que les da la ley para oponerse al uso de sus datos con fines comerciales, apunt√°ndose a las listas de exclusi√≥n publicitaria como la lista Robinson (http://www.listarobinson.es), usando la facilidad de impedir el uso de su n√ļmero telef√≥nico con fines publicitarios (ver este enlace al mensaje sobre c√≥mo quitar los datos de las gu√≠as telef√≥nicas) y adem√°s, si se es cliente de la compa√Ī√≠a en cuesti√≥n, oponerse al uso con fines comerciales de los datos del usuario, para lo cual ser√≠a √ļtil leer este mensaje
 
            Para saber c√≥mo contactar con las compa√Ī√≠as, para ejercer los derechos del usuario sobre sus datos personales, conviene leerse este otro enlace

Reproducido del blog Reclamaciones de Telecomunicaciones......sin morir en el intento