Archivado en Noticias, SPAM

No al SPAM


La Asociacion de Internautas pide a la ministra Birulés más firmeza en la regulación contra el 'spam'




MADRID.- La Asociación de Internautas (AI) ha propuesto al Ministerio de Ciencia y Tecnología una regulación más dura del correo electrónico comercial, lo que supondría la modificación de varios artículos del anteproyecto de Ley de Comercio Electrónico .

Entre los cambios propuestos destaca que los usuarios no reciban mensajes publicitarios por e-mail sin su consentimiento previo. La última versión del anteproyecto, en su artículo 22, permite el envío de mensajes comerciales de correo electrónico no solicitados, con la única condición de que en el apartado reservado al asunto aparezca la palabra 'publicidad' o 'publi'. La AI afirma que el consentimiento del receptor de la publicidad por correo electrónico podría ser obtenido por el prestador de servicios por cualquier medio que permitiera dejar constancia de ello y "especialmente" por comunicación mediante correo electrónico.

El último borrador del Ministerio promueve las 'listas Robinson', o de exclusión voluntaria, que permiten a los internautas introducir su dirección de correo electrónico para que las empresas no envíen publicidad. Sin embargo, la AI propone eliminar toda referencia a estas listas y obligar a que toda comunicación comercial contenga los medios para que el receptor pueda revocar el consentimiento previo.

Crear un registro

Además, solicita la creación de un registro de todos los prestadores de servicios de Sociedad de la Información que pretendan enviar mensajes de correo electrónico publicitarios en los que figure una dirección de correo a la que el usuario pueda enviar el revocamiento de su consentimiento.

Por último, la versión de la AI supondría incluir dentro de las infracciones calificadas como muy graves el envío de comunicaciones comerciales sin contar con el consentimiento "previo y expreso" del destinatario. En el actual borrador, las infracciones de los artículos relativos a los e-mails comerciales son calificadas como leves.

Reproducido de El Mundo (Diario del Navegante)

pdfprintpmail