Archivado en Noticias, Sin Canon

La SGAE y el Club de la Comedia


Pido disculpas de antemano por insistir en algunas cuestiones. Pero es que me considero débil y propenso a caer en la tentación en cuanto me ponen un caramelo delante. Y la SGAE es una gran piruleta. Pasan los años y la cosa no cambia. O sí, porque la asociación –más bien sus representantes- van a peor. La SGAE tiene la capacidad de provocar el sentimiento contrario al que persigue: si intenta generar lástima, causa tirria. Si se pone seria, incita a la risa. Las declaraciones de sus responsables podrían servir de guión para un monólogo del Club de la Comedia.



pdf
print
pmail
No entiendo cómo puede existir una asociación que tergiversa tanto y tan mal. Porque siendo grave que manipule, lo peor es que se nota. Mucho. Cada vez más. Esta semana la SGAE no ha variado un ápice su discurso al presentar la memoria anual. Tocaba hacer balance, pues. Algunos de sus datos pretenden ser concluyentes: ‘manteros’ vendieron 17 millones de discos el año pasado, e Internet propició la descarga “ilegal” (¿?) de 200 millones de archivos (la SGAE debería matizar qué define como archivo: ¿una canción?, ¿un fichero con la discografía completa de U2?, ¿otro con la todos los discos de los Rolling Stones y de los Beatles?). En realidad, para la SGAE esto es lo de menos. Lo preocupante es que los autores dejaron de ingresar 10 millones de euros en concepto de derechos, y la industria discográfica redujo su facturación 150 millones de euros. En España, incide la SGAE, deberían venderse 150 millones de discos al año. Porque esa es la media europea a la que debemos aspirar. Así que ya lo saben: lo importante no es escuchar, sino comprar mucha música.

¿Cómo llega la SGAE a los datos relativos a la piratería? ¿Acaso parte de su plantilla se coloca al lado de los ‘manteros’ y, libreta en mano, hace inventario de las unidades vendidas por día?, ¿rastrean las redes P2P sin conocimiento de los internautas? Obviamente no. Las cifras son el resultado, extraído muy a la ligera, de los discos que la industria deja de vender. Es una gran teoría: el negocio musical sólo puede facturar y vender lo mismo o más que el año anterior. Si se reducen las ventas es por culpa de la piratería. Si se aumentan es porque la policía desarticula mafias de CDs piratas. Para bien o para mal, la piratería siempre es responsable. La calidad de la música, las erráticas campañas de marketing, el abusivo precio de los discos o la monotonía melódica no influyen.

Opinión de Guillermo Rodríguez en Libertad Digital

NOTA DE LA ASOCIACIÓN.-

Nosotros vemos $$$$ donde pone SGAE, porque utilizamos IGNORER

PARTICIPA EN LA CAMPAÑA CONTRA EL CANON DE LOS CDs y DVDs



...Es como un cuento perverso en el que los poetas atracan a su pueblo, los cantantes llaman piratas o pendejos electrónicos a los ciudadanos honestos, los músicos cambian sus instrumentos por calculadoras y a los autores les inspira la letra de las leyes y de los reglamentos para aplicar tasas. Una verdadera pesadilla, para salir de la cual basta con abrir los ojos y no dejarse engañar.