Archivado en Noticias, Seguridad

¿Han secuestrado su navegador?


Tras los virus, el correo basura y los programas espía, llegan los secuestradores de navegadores. Son programas que llevan su explorer por donde quieren



pdf
print
pmail
MIGUEL ÁNGEL CRIADO/ Ariadna-El Mundo .-- Si al conectarse a Internet ve que su página de inicio no es la de siempre, es probable que su navegador haya sido secuestrado. Si además el explorador tiene una nueva barra de herramientas o no dejan de abrirse molestas ventanas emergentes, entonces no es probable, es seguro. Tras los virus, el correo basura y los programas espía, llegan los secuestradores de navegadores para convertir la travesía por la Red en un suplicio. El problema ha alcanzado tales dimensiones que Microsoft y Google han decidido presentar batalla.

Los secuestradores de navegadores son programas maliciosos empeñados en cambiar la configuración del navegador. Lo mínimo que hacen es sustituir su página de inicio por otra. También añaden a su carpeta de favoritos enlaces a páginas de escasa reputación. Otra de sus manías es añadir barras de herramientas y nuevos iconos en la ventana del Explorer. Además, alteran el registro del sistema de tal manera que, aunque corrija manualmente la dirección de inicio o borre los enlaces añadidos, cada vez que reinicie el navegador, volverán a aparecer.

UNA PESADILLA. “Algunos van más allá. Engañan a Google devolviendo resultados que nada tienen que ver con lo que buscábamos”, dice Manuel Arrevola, de ISS, empresa especializada en programas de seguridad para la empresa. Es el caso de CoolWebSearch. Su código está diseñado para que, al buscar información en Google o Yahoo, aparezcan enlaces a sitios comerciales. Además, espía los web que se visitan para ir refinando sus resultados. La criatura sabe defenderse y cierra el navegador cuando se intenta visitar alguna página de seguridad informática.

Otros secuestradores prefieren jugar al mousetraping haciendo que el ratón no funcione correctamente. Además, cambian la configuración del teclado para provocar errores al escribir una dirección. También desactiva el ratón impidiendo cerrar la ventana. O bien, secuestra la IP haciendo que, busque la web que busque, siempre acabará en el mismo sitio.

Muchos de los secuestradores se esconden bajo utilidades que prometen mejorar la experiencia de navegar como IGetNet, MagicControl o SmartBrowser. Otros aprovechan directamente fallos de seguridad del Explorer de Microsoft. De hecho, la revisión del Windows XP anunciada para este verano, se centra en combatir este tipo de programas.

Google, el otro gran perjudicado en su reputación, anunció una serie de medidas el miércoles para combatir a los secuestradores y el software espía. Entre ellas destaca que ningún programa podrá instalarse por sí mismo y en secreto. También, los gratuitos que se financian con publicidad deberán advertir claramente al usuario. Otra recomendación es que sean fáciles de desinstalar.

Por último, las aplicaciones que recogen datos personales deberán pedir el permiso expreso del usuario.

Aunque no dejan de ser una serie de buenos consejos a los programadores, Google hace una advertencia final. “Lucharemos por distribuir nuestro software sólo entre aquellos que cumplan estas líneas de actuación”.

EL PORNO, FAVORITO

Imagine que su página de inicio es ‘Ariadna’ y que de buenas a primeras cambia por otra que le ofrece direcciones porno. O bien su navegador abre siempre una página ‘dudosa’ por detrás de la correcta. Si además cuando reinicia tras reemplaza en ‘Propiedades’ la dirección ‘ocupa’ por la correcta su navegador se resiste al cambio, no lo dude: le han ‘secuestrado’ su navegador.

CÓMO LIBERAR NUESTRO NAVEGADOR

Si han ‘secuestrado’ su explorador, escanee el PC con un programa antiespías. La versión doméstica del Ad-aware de Lavasoft (www.lava softusa.com) o el SpyBot-S&D son las mejores opciones. Ambas son gratuitas y, del segundo, colaboradores de la Asociación de Internautas (www.internautas.org) han hecho una versión en castellano. Estos programas localizan la mayoría de los secuestradores y le permiten eliminarlos. Tenga también todos los parches de seguridad que Microsoft publica para su sistema operativo y para el navegador Explorer. O bien use otros como Mozilla. Al ser minoritario, los secuestradores aún no la han tomado con él.

Spybot Search & Destroy

Descarga y manual de uso de Spybot Search & Destroy