Archivado en Noticias, Cable

La empresa ONO prepara su expansión en otras localidades de la Isla


Víctor Martínez tiene ante sí la difícil labor de introducir las nuevas tecnologías en los hogares mallorquines a través del cable óptico. Como responsable de ONO en las Islas, tiene claro que el producto que ofrece es el futuro de las comunicaciones.



pdf
print
pmail

—¿Cúal es la situación de la compañía en estos momentos en Mallorca?
—En noviembre de 1997 el Ministerio de Fomento nos concedió la licencia para ofertar en Palma de Mallorca la televisión, el teléfono e Internet por cable y posteriormente, en junio de 1998, se amplió la concesión a toda la Isla. Ahora, tres años después, hemos conseguido instalar la infraestructura en toda la capital. Apenas nos quedan por cubrir algunos barrios del extrarradio como es Vivero y es Rafal, y confiamos que toda Palma, incluidos los polígonos que ya tienen la instalación hecha, esté acabada a final de año.

—¿Cuando comenzará la implantación en el resto de localidades de la Isla?
—Ya ha comenzado. Hay que tener en cuenta que la instalación del cable exige la solicitud de permisos, ponerse en contacto con las comunidades que quieran el servicio y planificar los trabajos. Espero que, a principio de 2002, podamos empezar a trabajar en Inca ya que tenemos los permisos y, posteriormente, de forma paulatina, en el resto de poblaciones de la Isla.

—¿Han obtenido la respuesta de los ciudadanos que esperaban?
—Tenemos en Palma uno de los niveles de penetración más altas de todo el Estado. Estamos presente en el 33 por ciento de las viviendas de los barrios donde hemos llegado, lo cual es muy importante. La solución multimedia de banda ancha que ofrecemos es bastante completa y, además, contamos con nuestra propia infraestructura de cable por lo que no dependemos de otras compañías y podemos garantizar un mejor servicio al cliente.

http://www.ultimahora.es/segunda.dba?-1+7+135291