Archivado en Gobierno y Leyes

NO A LA LEY SINDE

Primer paso para proponer una Iniciativa Legislativa Popular contra la Ley Sinde


La plataforma No a la ley Sinde pretende reunir una 500.000 firmas para promover una Iniciativa Legislativa Popular inspirada en los principios del Manifiesto en defensa de Internet y que tendrá como principal objetivo derogar la Ley Sinde.




DAVID BALLOTA - Nacionred - El texto articulado de la proposición de Ley, precedido de una exposición de motivos, que se deberá presentar en la Mesa del Congreso para ser validado y poder iniciarse la campaña de recogida de firmas no se ha hecho público, se está elaborando, pero la Comisión Promotora exhibe unos formularios (pdf) que se pueden descargar desde su página web, de modo que después los remitan por correo a la promotora. Si bien los pliegos necesarios para recoger firmas deben incluir el texto íntegro de la proposición de Ley y llevar el sello de la Junta Electoral Central.

Aquí es muy importante tener en cuenta el articulado de la Ley reguladora de la Iniciativa Legislativa Popular que dice en sus artículos 9 y 10:

Artículo 9. Autenticación de las firmas.

1. Junto a la firma del elector se indicará su nombre y apellidos, número del documento nacional de identidad y municipio en cuyas listas electorales se halle inscrito.

2. La firma deberá ser autenticada por un Notario, por un Secretario Judicial o por el Secretario municipal correspondiente al municipio en cuyo censo electoral se halle inscrito el firmante.

La autenticación deberá indicar la fecha y podrá ser colectiva, pliego por pliego. En este caso, junto a la fecha deberá consignarse el número de firmas contenidas en el pliego.

Artículo 10. Fedatarios especiales.

1. Sin perjuicio de lo indicado en el artículo anterior, las firmas podrán también ser autenticadas por fedatarios especiales designados por la Comisión Promotora.

2. Podrán adquirir la condición de fedatarios especiales los ciudadanos españoles que, en plena posesión de sus derechos civiles y políticos y careciendo de antecedentes penales, juren o prometan ante las Juntas Electorales provinciales dar fe de la autenticidad de las firmas de los signatarios de la proposición de Ley.

3. Los fedatarios especiales incurrirán, en caso de falsedad, en las responsabilidades penales previstas en la Ley.

El número de federatarios, que se convierten en la práctica en un coordinador de campaña, es la clave del potencial éxito de la inciaitiva, según activistas que han participado en la promoción de algún tipo de ILP en España.

Un joven, Javier Medina, inició la recogida de firmas por su cuenta cuando se envidenció que la derrota de la "ley" en el Congreso no implicaba que no se reactivase días después en el Senado, como así fue y será "gracias" apoyo que Mariano Rajoy a la denominada Ley Sinde.

Medina ha reconocido que la imposibilidad normativa de recoger firmas a través de Internet si no es con DNI electrónico es una traba para su objetivo. Por eso esperan que los internautas se conviertan en activistas de calle (sobre todo en fedatarios) y envíen las hojas de firmas para desde la plataforma o Comisión Promotora llevar la contabilidad y control de las mismas de cara a "medir los tiempos" y las numerosas iniciativas que se irán promoviendo.

Con Javier Medina, promotor y portavoz de noalaleysinde.com estuvieron en la presentación de la iniciativa representantes de otros colectivos que ya han dado su apoyo a la plataforma, como Isacar Marín, de Free Wkileaks, Jose Luis Montesinos, del Partido de la Libertad Individual (P-Lib), y Laura Martínez, del Partido Pirata. Los cuatro insistieron en la necesidad de sumar a todos y no excluir a nadie.

La Iniciativa Legislativa Popular es un derecho recogido en la Constitución y regulado por una ley de 1984 que permite a los ciudadanos presentar un proyecto de ley si cuenta con el respaldo de, al menos, 500.000 firmas.

Los promotores de una Iniciativa Legislativa Popular tienes hasta nueve meses para recabar las firmas necesarias. Una vez presentada la iniciativa, el Pleno del Congreso tendrá un plazo de seis meses para decidir si la toma en consideración. A pesar de su tortuoso camino, trabas en la raíz del sistema que recela de la democracia directa, sigue siendo el mejor mecanismo de la sociedad civil para "hacer política" en sede parlamentaria, demostrar su fuerza y confiar en una rectificación de los partidos políticos.

El esfuerzo requiere de tres principios esenciales: organización, organización y organización. :-) Por su puesto de ilusión, coraje y determinación. Es la hora de aglutinar esfuerzos, moderar egos, ser tenaces y demostrar que es la hora de todos los que quieren defender Internet: el único y auténtico protagonista. No es una mala vía, aunque los políticos sólo atienden cuando caen en picado sus expectativas de voto (o ya puestos, pocas papeletas en la urna).

Más Información | No a la Ley Sinde

pdfprintpmail