Archivado en Software Libre

La AI se adhiere a la candidatura de la Comunidad del Software Libre para el premio Príncipe de Asturias


En la mañana de hoy se ha remitido al CENATIC, organismo promotor de la candidatura, la adhesión de la AI a la misma, después de que el pasado viernes la Junta directiva acordara la integración de nuestra entidad en la iniciativa.


El software libre consiste en ofrecer los programas bajo una licencia que otorga cuatro libertades esenciales e irrenunciables: libertad para usar el programa con cualquier propósito; libertad para estudiar el funcionamiento del programa y adaptarlo a la propia conveniencia; libertad para distribuir copias del mismo; y libertad para mejorar el programa y hacer públicas las mejoras a los demás. La segunda y cuarta libertades conllevan implícitamente el derecho de acceso al código fuente.

Impulsado inicialmente por Richard Stallman, fundador de la Free Software Fundation, desde la que creó el concepto de copyleft y desarrolló la conocida GPL (General Public License, Licencia Pública General de GNU), reunió en torno a la idea a una importante comunidad de desarrolladores. El espaldarazo definitivo para el proyecto GNU llegó con el núcleo (kernel) que desarrolló Linus Torvalds en 1991, generando el sistema operativo que hoy conocemos como GNU/Linux, acogido a la GPL, que continúa siendo actualizado y mejorado por una numerosísima comunidad coordinada por Torvalds y su equipo -que mantienen el control sobre el kernel- desde la Linux Foundation, una entidad en la que participan y apoyan las principales firmas del sector informático.

Lo que empezó siendo un proyecto para muchos utópico, se convirtió en una brillante realidad y el software libre es, hoy día, no sólo el sistema operativo de muchísimos ordenadores, no sólo el sistema operativo de más de las dos terceras partes de los servidores de Internet, sino también, y quizá sobre todo, una muy competitiva opción empresarial y un factor de eficiencia añadida en las administraciones públicas de muchos países, regiones y ciudades del mundo. El software libre constituye, además, la única posibilidad de desarrollo tecnológico al alcance de muchos países en vías de desarrollo que puede, así, no sólo aprovecharse de una constelación de programas a muy bajo coste, sino desarrollar sus propias iniciativas tecnológicas sin depender de licencias de terceros e, incluso, concurrir en el mercado del software con productos propios.

La comunidad del software libre ha demostrado cómo la solidaridad, el espíritu de colaboración, el esfuerzo común y el altruismo pueden llegar a conformar un producto de alta calidad totalmente competitivo -y frecuentemente con ventaja- en el mercado comercial.

La Asociación de Internautas se enorgullece de haber sido un modesto partícipe más de esta comunidad y espera fervientemente que el Premio Príncipe de Asturias galardone finalmente, como se merece, este esfuerzo y este éxito de una comunidad que denominaríamos internacional pero que, en realidad, no tiene fronteras, sino puentes tendidos y manos estrechadas.

Javier Cuchí
Coordinador del Grupo de Usuarios de Software Libre de la Asociación de Internautas.
Linux GUAI


pdfprintpmail