Archivado en Noticias, operadoras

Reclamaciones de Telecomunicaciones......sin morir en el intento

Técnico. ¿Porqué me llega tan poca velocidad por wifi?


En muchas ocasiones, el usuario de telecomunicaciones se queja de la poca velocidad que recibe en la conexión wifi de sus dispositivos inalámbricos (terminales móviles, tablets... ), a pesar de poder tener, incluso, una buena velocidad de conexión contratada.




Para entender exactamente lo que es una señal wifi, debe saberse que una conexión wifi es una conexión inalámbrica entre varios equipos transceptores de radio (transmisores y receptores a la vez) que se comunican entre sí mediante señales de radio que transportan datos y que son usados habitualmente para transmitir la señal de Internet desde y hacia la red de la compañía de telecomunicaciones con las que el usuario tenga contratados sus servicios de Internet.
 
            Este mensaje tratará, basicamente, sobre las causas y motivos que pueden influir en la velocidad de conexión de los dispositivos enlazados mediante una conexión wifi y que hacen que dichas redes ofrezcan unas velocidades bastante más bajas de las contratadas y de las conseguidas mediante una conexión directa del ordenador al router de conexión con la red de la compañía.
 
            Antes de nada, debe recordarse que la red wifi se considera, a efectos legales y normativos, una prestación correspondiente a la red interior del domicilio del usuario y, por tanto, es responsabilidad (a efectos legales) del cliente, y no de la compañía.
 
            A tal fin, para comprender el porqué de la responsabilidad del cliente, y en el caso de no haberlo leído con anterioridad, conviene leerse el mensaje de este mismo blog que trata sobre el tema de las responsabilidades de los usuarios de las telecomunicaciones, titulado "Conceptos. Las responsabilidades del usuario de las telecomunicaciones, esas grandes desconocidas"
 
            Por otra parte, para conocer realmente la velocidad que ofrece en el router la compañía, y que será el máximo (el 100 %) de velocidad que el cliente podría alcanzar mediante conexión directa por cable a un ordenador, y que nunca podrá alcanzar con una conexión wifi, debería leerse el mensaje sobre mediciones correctas y fiables de velocidad de una conexión a internet, titulado "Técnico. Cómo medir correctamente la velocidad de internet, si quieres reclamar", para así saber las condiciones óptimas para hacer una medición de la velocidad de conexión a internet de la red del cliente, de cara a poder reclamar con una total seguridad ante velocidades inadecuadas.
 
            Una vez establecidos los puntos anteriores, dando por supuesto que el equipamiento, que habitualmente es alquilado al cliente por la compañía para la prestación de los servicios de telecomunicaciones, está en perfecto estado (pues en caso contrario la medida de la velocidad nos daría incorrecta al medirla en las condiciones señaladas en el párrafo anterior, por los propios defectos de los aparatos), y determinada la velocidad real entregada por la compañía en el router, se discutirán en los siguientes párrafos de este mensaje las causas más comunes de bajada de velocidad en una conexión inalámbrica (wifi)
 
            Se debe hacer notar que en el párrafo anterior se señala que los aparatos instalados para recibir los servicios están en perfecto estado, pues en caso contrario la velocidad de partida nos saldría inusualmente baja, pues se han dado casos en varias compañías en los que dichas compañías han comprado los aparatos a empresas del lejano oriente que no se caracterizan por entregar productos de calidad (y ahí lo dejo), dándose casos como que el cable ethernet traía 4 cables, en lugar de 8, siendo un equipo destinado a velocidades de 300 Mb / 30 Mb, con lo que la velocidad de subida correcta, pero la de bajada de 30 Mb, lo que da una idea de que algo no va bien, o fallos parecidos que hacen que una simple medida por cable nos avise de problemas en el equipamiento sin más comprobación.
 
            Y dejado dicho lo anterior, teniendo en cuenta que los aparatos están correctos y que nos llega una velocidad adecuada al router (y que el equipo tiene una potencia dada y que no cambia), las causas más habituales de pérdida de velocidad en una conexión inalámbrica (wifi), son las que se enumeran a continuación:
 
            1.- Seguridad de la señal (encriptación).
 
            En el router, la compañía entrega con total garantía de seguridad, una señal con una velocidad de datos determinada, pero al ser las redes wifi unas redes inalámbricas basadas en ondas de radio que cualquier aparato dotado de un receptor para dicho tipo de ondas, la radiación de tales ondas debe ir acompañada de una serie de parámetros de seguridad que hacen que se pierda velocidad de transmisión de datos.
 
            Aparte de los protocolos de comprobación de que la información que se envía desde el router es la que llega al receptor, para evitar que circunstancias ajenas a ambos hagan que dicha información se desvirtúe (y que son casi idénticos a los usados por las compañías en la transmisión desde la central hasta el router), también debe tenerse en cuenta que al tratarse de señales de radio, se les debe dotar de una medida adicional, como es la encriptación, para evitar, en la medida de lo posible, que personas ajenas a la red puedan descubrir su contenido.
 
            Los procesos de seguridad descritos pueden gastar hasta un 10 % del total de la velocidad obtenida en el router, que en lso casos de conexiones por fibra y por cable coaxial no tiene importancia, pues las compañías siempre entregan un pequeño ?extra? en el router, que hace que pueda no tener importancia ese 10 % consumido, pero que en conexiones ADSL sí es importante, pues ya de por sí la velocidad recibida es entre un 10 y un 20 % más baja de la velocidad permitida, por causas imputables a la red de la compañía.
 
            2.- Distancia entre el router y el equipo conectado.
 
            Para la potencia de los router wifi domésticos, que debe recordarse que son aparatos de radio, en el entorno de un domicilio pequeño, la distancia puede no ser importante, al ser las distancias pequeñas, pero en domicilios grandes o con varias plantas, la distancia puede ser considerable y, para una potencia dada, influir en la velocidad, pues la potencia de la señal disminuye según aumenta la distancia entre el router y el dispositivo receptor, no siendo perceptible para una distancia corta, pero aumentando drásticamente para distancias mayores, tales como en pisos muy grandes, o casas unifamiliares con varias plantas.

            3.- Interferencias de canales adyacentes y saturación del elegido
 
            Dado que las redes inalámbricas no son otra cosa que 2 emisoras de radio "hablando" entre sí, se puede dar el caso de que el canal por el que "hablan" esté saturado de otras redes que también "hablan" a la vez, lo cual haría que, al igual que si en una habitación hubiera muchas personas a la vez, los equipos que se comunican deban hacerlo a una velocidad más lenta de lo normal e intentando "vocalizar" mejor, para poder entenderse correctamente debiendo, incluso, repetir ciertas tramas de datos, para que no se pierda nada de la información transmitida, repercutiendo, obviamente, en la velocidad de transmisión de la información.
 
            4.- Fuentes de ruido electrónico (motores de frigoríficos, aires acondicionados o microondas)
 
            Hoy en día prácticamente todos los aparatos presentes en un domicilio o en una oficina usan energía eléctrica y, en muchos casos usan motores (compresores en los frigoríficos, ventiladores en hornos de convección y en los aires acondicionados..).
 
            Por la propia configuración de los motores, en su funcionamiento estos motores producen pequeñas chispas internas que generan ondas de radio, propagándose las mismas sobre la red eléctrica del domicilio, que hace de "antena amplificadora" de dichas ondas y hace que la señal de wifi se vea afectada en su calidad y, por tanto, en la velocidad de transmisión.
 
            El efecto es muy parecido al que se puede observar en la televisión digital terrestre recibida por una antena, cuando existe una tormenta, aunque el efecto no sea tan grande.
 
            Teniendo en cuenta que, en el ejemplo de la TV, si la conexión fueran interactiva, nosotros tendríamos que pedir a la emisora que nos reenviara las imágenes que nos perdiéramos mientras vemos nuestro programa favorito, está claro que tardaríamos más tiempo en verlo, por el tiempo invertido en las repeticiones. En la red wifi eso se traduce en una menor velocidad de transferencia de información.
 
            Por otra parte, también existen interferencias por ruido electrónico proveniente de aparatos tales como cadenas musicales, aparatos de TV y, sobre todo, hornos microondas, pues dichos hornos, al estar en funcionamiento emiten "ruido blanco" en la banda de 2,4 Ghz, que es la que usan las redes domésticas de wifi.
 
            Dicho "ruido blanco" consiste en la emisión de ondas de radio de la banda de frecuencia usada por el wifi, pero en todos los canales, convirtiéndose un horno microondas, al funcionar, en un inhibidor de frecuencias que hará inservible (mientras se encuentre cerca del microondas) la red para cualquier equipo conectado a una red wifi.
 
            El efecto citado es debido a que al tener el microondas una potencia bastante mayor que cualquier aparato que use redes wifi, el ruido blanco que genera el microondas siempre enmascarará la señal de los equipos de la red, haciendo que sea imposible la conexión.
            5.- Número de dispositivos conectados
 
            Evidentemente, al igual que si en el router se conectaran por cable varios ordenadores, el número de dispositivos conectados de forma simultánea a un router mediante wifi también influye en la velocidad obtenida en un dispositivo en concreto, pues la velocidad total deberá dividirse entre los conectados.
 
            6.- Obstáculos con composición metálica (espejos, altavoces, TV, radio, azulejos?.)
 
            Una de las causas con una gran influencia en la pérdida de potencia de la señal de radio, y por tanto de una bajada sustancial de la velocidad de transmisión es la interposición entre los equipos de una red wifi de obstáculos con presencia en su composición de metales (especialmente los buenos conductores como el cobre) por el fuerte apantallamiento de la señal de radio de la red, haciendo que la potencia de la señal disminuya y, por tanto, baje la velocidad.
 
            En general, cualquier sustancia que no sea el aire, se opone al paso de las ondas de radio, pero las que más se oponen al paso de dichas ondas son los metales, pues la interacción de las ondas de radio genera una serie de fenómenos  en las sustancias que tengan en su composición  algún metal que hacen que la señal de radio baje en su intensidad, con lo que la velocidad se ve afectado.
 
            Dicho efecto en la señal se denomina apantallamiento, dependiendo de una fórmula que viene dada por la potencia del router (que es fijo para cada modelo) e inversamente proporcional a la raíz cuadrada del producto de la frecuencia por la permeabilidad y por la conductividad, siendo la permeabilidad la propiedad de una sustancia a dejarse atravesar por las ondas de radio y la conductividad la propiedad de una sustancia a conducir la electricidad.
 
            La conductividad y la permeabilidad son un número fijo para cada sustancia, pero varían de una sustancia a otra.
 
            Plasmando lo dicho en una fórmula, quedaría tal que así, siendo P la potencia del router, S la potencia recibida, "a" el producto de la conductividad por la permeabilidad y "w" la frecuencia de la onda de radio.
           
                                 S = P / raizcuadrada (a*w)                                                                  

                Dado que los metales tienen alta conductividad y alta permeabilidad, serán los materiales que tengan en su composición este tipo de sustancias lo que más frenen la señal, apantallando más la señal cuanto más alta sea la frecuencia (en los router que operen en la banda de 5 Ghz, se notará más el efecto de apantallamiento que en los de la banda de 2,4 Ghz), resultando un fuerte apantallamiento en una baja señal de radio y, por tanto, una menor velocidad de la señal transmitida
            Para tener una idea aproximada de la atenuación (o apantallamiento) de las diversas sustancias que se encuentran en un domicilio o local, se puede tomar a modo de ejemplo la lista siguiente, debiendo evitar que entre los equipos que deban comunicarse existan elementos con sustancias de nivel alto o muy alto de apantallamiento
 
            Nivel de atenuación              Material
 
            Nulo                                       Aire
 
            Bajo                                        Madera, plástico vidrio
 
            Medio                                     Personas, agua, ladrillo, yeso
 
            Alto                                        Papel (lleva cloro), cerámica (metales), hormigón (acero)
 
            Muy alto                                 Metales (espejos (plomo), cuberterías (acero), altavoces (cobre))
 
            7.- Situación del router
           
            Otra de las causas con mayor impacto a la hora de recibir una mayor o menor velocidad en una conexión wifi es la situación del router, que es el transceptor (transmisor y receptor a la vez) que sirve de unión con la línea de la compañía y es la pieza clave de la red.
 
            Para obtener la mejor velocidad en la comunicación, es clave la situación del router, a ser posible, en un lugar que haga que la comunicación con los equipos de la red sea lo mejor posible, siendo ésta, por lo general, una posición elevada, pues habitualmente las cuberterías (metal), vajillas (cerámica), equipos de audio y video (cobre y electrónica), el cableado de los domicilios (cobre) y los espejos y elementos decorativos (espejos) suelen estar en posiciones bajas y medias con respecto al suelo.
 
            La situación ideal sería la denominada "de murciélago", es decir fijado al techo con las antenas orientadas hacia el suelo, pues mejoran muchísimo la potencia radiada hacia el resto del domicilio, pero resulta difícil de lograr, generalmente, por el fuerte impacto estético que se genera.
 
            En todo caso, siempre es conveniente poner el router wifi en el lugar más alto posible, para evitar que sea apantallado por los elementos anteriormente citados y que se suelen poner en la parte más baja de los muebles en los domicilios (porque son muy pesados).
 
            Una vez vistas hasta aquí las causas que hacen que una conexión wifi pierda velocidad, la forma de corregir dichas causas y sus efectos sería, en la medida de lo posible, y mediante el método de prueba y error, el elegir una situación lo más elevada y adecuada posible del router (lo perfecto sería convertir nuestro router en un "murciélago", colgándolo del techo con las antenas hacia abajo), que existan la menor cantidad posible de obstáculos metálicos entre el router y el equipo receptor, la menor cantidad de fuentes de ruido en los alrededores del router y del equipo receptor, buscar un canal poco saturado,  intentar conectar el menor número de equipos a la vez y buscar la configuración de seguridad que gaste la menor cantidad de recursos, consiguiendo un nivel adecuado de seguridad de la red, por supuesto.
 
Evidentemente, cada usuario deberá encontrar esa combinación perfecta que le haga conseguir, para su domicilio, la mayor velocidad posible, teniendo en cuenta que nunca conseguirá por wifi el 100 % de la que la compañía le entrega por cable en el router, y que dependerá en gran parte el éxito que pueda tener del empeño y de las pruebas que haga y de cómo las sepa interpretar.

Reproducido del blog Reclamaciones de Telecomunicaciones......sin morir en el intento


pdfprintpmail