Archivado en Noticias, Sin Canon

#SaveYourInternet #SaveTheLink #FixCopyright #CensorshipMachines #DeleteArt13

Nuevos documentos sobre la negociación del copyright: más palabras, no más soluciones


Julia Reda. Con cada entrada o actualización del blog que escribo, intento ilustrar por qué hoy es un día decisivo en las negociaciones de la reforma del copyright. El proceso legislativo puede parecer inacabable y repetitivo -de hecho, las mismas críticas sobre los artículos 11 y 13 se mantienen a día de hoy, como lo hacían hace un año - pero el hecho es que nos acercamos al final. Cada reunión es más decisiva que la anterior.





 

Esta noche los negociadores del Parlamento Europeo y el Consejo comenzaron la opaca y a puerta cerrada reunión trilateral. En el borrador de la agenda de hoy se pueden encontrar algunos de los artículos más controvertidos, incluídos el artículo 11 sobre el impuesto al enlace y el artículo 13 sobre los filtros de subida. Hace pocas semanas expusimos dónde se encuentran los gobiernos de los Estados Miembros sobre estos asuntos. Como están representados en las negociaciones por la Presidencia Austriaca del Consejo, esta noche veremos si han reblandecido o endurecido sus posturas.

Por ahora, se pueden encontrar las propuestas de compromiso de la Comisión Europea aquí. Un buen indicador de hasta dónde han llegado las conversaciones son los documentos en cuatro columnas, en los cuales se ponen frente a frente la propuesta original de la Comisión, la del Parlamento Europeo y las sugerencias del Consejo. La cuarta columna se rellena una vez que se ha logrado una solución de compromiso. Como puede verse, la columna del compromiso se encuentra vacía en su mayoría tanto para los recitales como para los artículos. El tiempo se acaba, si el archivo debe completarse en este período legislativo, las negociaciones deben acabar.

Al tiempo que los legisladores pelean para llegar a unas conclusiones, los esfuerzos de los lobbies han repuntado incluso más. Ya sea en forma de conciertos gratis o de cenas divertidas, el gran contenido ha seguido a los negociadores hasta Estrasburgo y de vuelta, y se han metido de hurtadillas en sus publicaciones favoritas. Por ejemplo, tanto la presidenta de YouTube Susan Wojcicki como los representantes de la industria musical han escrito editoriales para competir en el Financial Times, pero ninguno de ellos tienen al interés público como su prioridad.

Hoy (por ayer), explico en el Financial Times por qué ambos se equivocan y cómo podemos proteger a Internet de los filtros automáticos de subida. Se supone que el Artículo 13 conllevará beneficios adicionales para los autores, pero ninguno de los que lo apoyan puede reclamar convincentemente cómo se supone que ocurrirá esto. Mientras tanto, la amenaza a los derechos fundamentales es obvia. Yo argumento que las disposiciones de las que los creadores se beneficiarían en realidad, tales como las claúsulas contractuales injustas, no están recibiendo la atención que merecen y están en peligro de ser eliminadas en las trilaterales. El tira y afloja corporativo distrae de tales soluciones viables.

En la parte positiva, el peligro de que las existentes excepciones educativas puedan haber sido limitadas a consecuencia de la reforma del copyright parece haber sido evitado: El Artículo 17a ya contiene un redactado que dejaría claro que todo aquello que se permite con propósitos educativos a fecha de hoy seguiría siendo legal.


También existe la oportunidad de que los negociadores finalmente acuerden esta noche que las excepciones al copyright para la minería de textos y datos no deberían beneficiar sólo a las universidades, sino también a los periodistas, start-ups y otros actores comerciales. Hacer obligatoria esta excepción comercial de minería de textos y datos (Artículo 3a) para todos los países de la UE es un punto destacado en la agenda de las conversaciones trilaterales de esta noche. Algunos gobiernos nacionales aún se oponen a este cambio, pero es posible que se estén dando cuenta de que podrían estar saboteando sus ambiciones para apoyar el desarrollo de la I.A. en Europa si las compañías sólo pudieran usar tales tecnologías con el permiso expreso de miles de propietarios de derechos.

Asi que como el final de las negociaciones está cerca, contactad con vuestros representantes nacionales, haced presión  a vuestros gobiernos y al Consejo y exigid que eliminen el lenguaje que amenaza nuestras libertades online, en favor de disposiciones que en realidad beneficiarían a los creadores -que es el objetivo en el que todas las partes que están negociando pueden coincidir.

Julia Reda

Traducido del artículo original por Asociación de Internautas

 


pdfprintpmail