Archivado en Noticias, Mundo Internauta, Gobierno y Leyes, Sin Canon

#StopCensuraCopyright #SaveYourInternet #SaveTheLink #FixCopyright #CensorshipMachines #internautas #DeleteArt13

El Artí­culo 13 ha vuelto - y es peor, no mejor


Recordemos: El 18 de enero las negociaciones sobre la nueva ley europea del copyright se detuvieron abruptamente después de que los gobiernos de los Estados Miembros fracasaran en alcanzar una posición común sobre el Artí­culo 13, lo cual forzará a las plataformas de Internet a censurar los posts de sus usuarios mediante filtros de subida. Sin tal acuerdo, las reuniones finales a tres bandas, en las que la ley se suponí­a que se finalizarí­a junto a representantes del Parlamento Europeo, tenían que ser canceladas - y el tiempo se acababa, con las elecciones a la U.E, que barajarán todas las cartas, vislumbrándose en mayo. En contra de algunas informaciones, sin embargo, el Artí­culo 13 no fue archivado porque una mayorí­a de gobiernos de la U.E. hubieran llegado a entender que los filtros son costosos, proclives a error y que amenazan los derechos fundamentales





Sin lugar a dudas, una oposición pública sin precedentes contribuyó a que los gobiernos de 11 Estados Miembros votaran contra el procedimiento, desde los sólo 6 que había el año anterior. Sin embargo, aún quedaba una mayoría a favor del Artículo 13 en general - sólo disentían en los detalles. Esto ahora se ha resuelto, y el proceso de aprobar la ley vuelve a estar en marcha - sigue leyendo más abajo. El acuerdo requería un compromiso entre Francia y Alemania, quienes en razón a su tamaño pueden crear o destruir una mayoría. Ambos apoyan los filtros de subida - sólo eran incapaces de ponerse de acuerdo en quiénes deberían estar obligados a instalarlos:

La posición de Francia

El Artículo 13 es maravilloso y debe aplicarse a todas las plataformas, independientemente de su tamaño. Deben demostrar que han hecho todo lo que podían hacer para evitar subidas de material protegido por copyright. En el caso de pequeñas empresas, eso podría o no significar usar filtros de subida, finalmente un tribunal tomaría esa decisión. (Ésta era anteriormente la posición mayoritaria entre los gobiernos de la U.E, antes de que el nuevo gobierno electo de Italia se retractara en su conjunto de su apoyo al Artículo 13)

La posición de Alemania:

El Artículo 13 es maravilloso, pero no debería aplicarse a todos. Las compañías con facturaciones inferiores a 20 millones de euros anuales deberían ser excluídas por completo, para no dañar a las PYMES y start-ups de Internet europeas. (Esto estaba más cerca de la actual postura del Parlamento Europeo, que pide la exclusión de las compañías con facturaciones inferiores a 10 millones de euros y de menos de 50 empleados) Lo que les unió: hacer el Artículo 13 incluso peor En el acuerdo franco-alemán (PDF), que se filtró hoy, el Artículo 13 se aplica a todas las plataformas comerciales, los filtros de subidas deben ser instalados por todos aquellos excepto por los servicios que encajan en los tres siguientes criterios, extremadamente restrictivos:

1. Disponibles al público menos de 3 años.

2. Facturaciones anuales menores de 10 millones de euros.

3. Menos de 5 millones de visitantes únicos al mes. Incontables apps y sitios que no reúnen todos estos criterios necesitarían instalar filtros de subida, agobiando a sus usuarios y operadores, incluso si las infracciones del copyright no son actualmente un problema para ellos.

Algunos ejemplos:

Filtros de subida requeridos Foros de discusión de sitios comerciales, tales como los foros de Ars Technica o Heise.de (más de tres años) Patreon, una plataforma con el único propósito de ayudar a que se pague a los autores (no reúne ninguno de los tres criterios) Redes sociales nicho como GetReeled, una plataforma para pescadores (muy por debajo de los 5 millones de usuarios, pero más antigua de 3 años) Pequeños competidores europeos de firmas estadounidenses mayores como Wykop, una plataforma de compartición de noticias polaca similar a Reddit ( muy por debajo de los 10 millones de euros de facturación, pero puede alcanzar los 5 millones de visitantes y tiene más de tres años) Y por encima de eso, incluso las plataformas más pequeñas y recientes, que reúnen los tres criterios, deben también demostrar que han llevado a cabo "los mejores esfuerzos" para obtener licencias de los propietarios de los derechos, tales como los sellos discográficos, editores de libros y bases de datos fotográficas para cualquier cosa que sus usuarios pudieran posiblemente subir o publicar - una tarea imposible.

En la práctica, todos los sitios y apps donde los usuarios puedan compartir contenido serán seguramente forzados a aceptar cualquier licencia que le oferte un propietario de derechos, sin importar lo malas que puedan ser las condiciones, y sin importar si en realidad quieren que el contenido protegido con copyright de los propietarios de los derechos esté disponible o no en su plataforma, para evitar el riesgo legal masivo de entrar en conflicto con el Artículo 13.

En resumen:

El compromiso entre Francia y Alemania sobre el Artículo 13 sigue exigiendo que prácticamente todo lo que publiquemos o compartamos online necesite el permiso previo de las "máquinas de censura", algoritmos que son fundamentalmente incapaces de distinguir entre infracción del copyright y obras legales como parodias y criticas. Cambiaría la red de un sitio donde podemos expresarnos nosotros mismos (con alguna moderación aplicada a posteriori en las plataformas) a uno en donde las grandes corporaciones de propietarios de derechos son los guardianes de lo que puede o no puede publicarse de antemano. Eso permitiría a los propietarios de derechos la intimidación a cualquier sitio o app comercial que incluya una función de publicación.

La innovación europea en la web se vería desincentivada por los nuevos costes y riesgos legales para las start-ups -incluso si sólo se aplican cuando las plataformas alcancen los 3 años de antigüedad, o logren cierto éxito. Los sitios y apps extranjeros que no puedan permitirse legiones de abogados serían incentivados a geobloquearían directamente a todos los usuarios establecidos en la U.E. para estar seguros.

AHORA TODO DEPENDE DEL PARLAMENTO EUROPEO

Con esta barricada ya fuera del camino, las negociaciones trilaterales para concluir la nueva ley del copyright han vuelto. Sin tiempo que perder, habrá una presión masiva para alcanzar un acuerdo global durante los próximos pocos días y aprobar la ley en marzo o abril. Más probablemente, el compromiso entre Alemania y Francia se sellará por el Consejo el viernes, 8 de febrero, y entonces tendrá lugar una negociación trilateral final con el Parlamento el lunes 11 de febrero. Los Eurodiputados, la mayoría de los cuales luchan por ser reelegidos, tendrán la última palabra.

El pasado septiembre, una estrecha mayoría a favor del Artículo 13 sólo pudo lograrse tras una excepción para pequeñas empresas que se incluyó y que fue mucho mayor que el sucio trato que ahora proponen Francia y Alemania - pero desafortunadamente no hay razón para creer que el negociador del Parlamento Axel Voss se mantenga firme e insista en este punto en los trílogos. En lugar de esto, pasará al voto final del plenario de marzo o abril, donde todos los Eurodiputados tendrán algo que decir.

Que los Eurodiputados rechacen esta versión dañina del Artículo 13 (como hicieron inicialmente el pasado julio) o que cedan a la presión dependerá de que todos nosotros les dejemos claro que: SI ROMPÉIS INTERNET Y APROBÁIS EL ARTÍCULO 13, NO OS REELEGIREMOS Tuitéalo

Puedes enviar un e-mail a tu Eurodiputado de una forma fácil con esta utilidad de SaveYourInternet.eu

Traducido por Asociación de Internautas del post original de Julia Reda



pdfprintpmail