Archivado en Noticias, Opinion, Asociacion

Funeral Laico por Victor Domingo

EL INTERNAUTA


"Por fin ya existimos; los internautas, digo. Después de muchos años, el término internauta ya obra en la consulta en línea del Diccionario de la Real Academia Española"

informa con ironía a sus colegas Víctor Domingo, el presidente de la Asociación de Internautas, tras constatar que la última versión digital del diccionario, que se presentó ayer, incluye la definición de internauta como "persona que navega por internet" (La Vanguardia. 22.10.2015)

 





El pasado día 11 de junio Víctor, EL INTERNAUTA, nuestro Presidente, se alojó en el cloud para siempre y nos dejó a todos un poco offline, pero hay algo que es innegable, él sigue online, porque no habrá batalla web que no le recuerde. Nadie del gremio puede leer ya la palabra "internautas" en un periódico sin pensar en él.

Su legado vital, especialmente digital, es historia de este país, y por eso el próximo jueves día 27 de junio, se celebrará a las 20:00 en el salón de actos del Centro Deportivo Cultural Delicias (Paseo de las Delicias, 61) de Madrid, un funeral laico en su memoria. Recordaremos cómo vivió su vida y compartiremos los intereses que le movieron como activista, ideólogo, comunicador, creador y provocador. Compartiremos anécdotas de su vida pública y familiar, siempre regada con buen humor y una risa contagiosa.  Y os esperamos allí, amigos, compañeros de la Asociación de Internautas, de la radio, de la prensa y empresas con las que trabajó, bailarines de swin y vecinos.

Queremos homenajearle por todo lo bueno que nos ha dejado aquí, y como Asociación de Internautas estaremos allí, junto a su familia, para darle las gracias y demostrar con nuestra presencia y apoyo a la familia que EL INTERNAUTA será infinito.

Hace 20 años, cuando Lourdes, su esposa, le dijo que sonaba mejor "internauta" que "cibernauta", Víctor ya veía que se iba a usar más esa palabra que los mismísimos "gracias" o "por favor". Así se lo hizo saber a la R.A.E. en incontables ocasiones, hasta que consiguió que fuera incluido en la 23ª edición del Diccionario, y que en 2015 se incluyera en la versión digital.

Esta es una de tantas batallas que ha ganado, y me refiero a lo que tan bien se le daba, remover (que no revolver) conciencias en la sociedad civil.

  • Puede que las tarifas y servicios de las teleoperadoras sigan intentando imponer condiciones abusivas, pero ahora la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y Sociedad de la Información tiene un servicio específico de atención al internauta, y en INCIBE hace tiempo que funciona la Oficina de Seguridad del Internauta.
  • Puede que la palabra bulo en Internet apenas se lea ya, pero hace diez años que se lanzaron nuestros estudios sobre lo que hoy llaman Fake News.
  • Puede que se perdiera el caso "putasgae", pero la responsabilidad de los ISPs interpretada entonces por el TS se sigue estudiando (por mala) y se menciona en todos los manuales de Derecho Digital en relación con la LSSI.
  • Puede que se perdiera el caso SITEL, pero la norma impugnada se modificó como decíamos (y hasta un acuerdo del Pleno del TS nos daba la razón).
  • Puede que el 902 siguiera activo legalmente, pero las operadoras que lo usaban empezaron a perder clientes.
  • Puede que el Reglamento Sinde no fuese anulado, pero su aplicación práctica ha sido un fracaso absoluto.
  • Puede que el canon digital siga vivo, pero defenderlo (y cobrarlo) es algo que avergüenza.
  • Puede que la SGAE & Cía. nos dejasen a cero las cuentas, pero tu nombre será su trauma.

Estos son solo algunos de los ejemplos que han seguido a su primera gran batalla, conseguir la tarifa plana de Internet.

Yo tan "sólo" he estado trabajando mano a mano con Víctor durante 13 años, que desde el primer momento me demostró su respeto por mí y por mi trabajo. Me demostró cómo había que defender con seguridad y sin miedos aquello en lo que creía, que el dinero no da el prestigio, y me enseñó que había que decirle al emperador que iba desnudo si con ello se conseguía despertar conciencias y mejorar el mundo. Eso él lo hacía como nadie, y se lo agradeceré eternamente. Gracias Víctor, gracias por tratarme siempre como un internauta más del equipo, por confiar en mí, por abrirme tantas puertas, por dejarme ser yo misma, discutir y defender mi criterio con la pasión que me caracteriza (hasta dejarme por imposible!), por entender que no todos éramos todo terreno 24/7 como tú, y por ponerte al frente de cada reto trabajando como el que más. Especialmente, gracias por tirar de nuestra nave por el ciberespacio (-RAE-) para hacer Internet más libre, más accesible, más útil, más funcional, más neutra, más justa y más humana.

Nos dejas mucho INTERNAUTA, eres muy grande. Keep online.

Ofelia Tejerina.
Secretaria de la Asociación de Internautas.


pdfprintpmail