Archivado en Noticias, Gobierno y Leyes

Aznar retrasará el cese del ministro Piqué hasta que Pujol convoque elecciones


El cese de Josep Piqué como ministro de Ciencia y Tecnología se retrasa hasta después del verano como consecuencia colateral de la crisis madrileña. Los sucesos políticos en la Comunidad de Madrid parece que desembocarán en la repetición de elecciones para octubre, si antes no se produjera la improbable renuncia a sus escaños de los diputados Tamayo y Sáez.





Dichos acontecimientos han motivado que el presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, para evitar la coincidencia, retrase la disolución de la Legislatura en Cataluña hasta mediados de septiembre con fecha de convocatoria electoral a mediados de noviembre, el domingo 16 con toda probabilidad.

A la vista de este previsible calendario, el ministro Piqué, futuro candidato del PP a la presidencia de la Generalitat, mantuvo hace unos días un segundo encuentro personal con el presidente Aznar en el Palacio de la Moncloa. Si en el primero (el viernes 30 de mayo) Aznar accedió a dar a Piqué el tiempo que éste le había pedido para cerrar los principales temas abiertos en su Ministerio, lo que le hubiera llevado a abandonar el Gobierno tras el Consejo de Ministros del próximo viernes 11 de julio, en este segundo encuentro ambos han estado de acuerdo en que el cese no se produzca hasta cinco minutos antes de que Pujol publique en el Boletín Oficial de la Generalitat el decreto de disolución y convocatoria de elecciones autonómicas en Cataluña.

Aznar y Piqué valoraron en esta segunda reunión a solas la necesidad de que el segundo, como candidato del PP en Cataluña, aproveche al máximo y durante el mayor tiempo posible las ventajas mediáticas de su condición ministerial, aunque su sucesor o sucesora en el Ministerio disponga de menos tiempo para estudiarse los presupuestos del Departamento, que han de presentarse en el Parlamento antes del 1 de octubre. En consecuencia, si Pujol mantiene su calendario, al menos un mes después de las elecciones repetidas en la Comunidad de Madrid, Josep Piqué cesaría como ministro en el Consejo de Ministros del 29 de agosto o, como muy tarde, en el del viernes 5 de septiembre.

Por otra parte, en medios del PP se interpretan estos contactos personales de Aznar con Piqué, en relación al cese de éste, como una señal inequívoca de que el presidente no está pensando en llevar a cabo una remodelación más amplia, pues, en ese caso, no barajaría unilateralmente la fecha del cese de Piqué, sino que la pondría en función de sus intenciones remodeladoras.

El Confidencial


pdfprintpmail