Archivado en Noticias, Gobierno y Leyes

"La competencia es la que es" y (II)


Telefónica va a echar a la calle a 15.000 empleados de telefonía fija, -uno de cada tres, recientemente Auna también fue protagonista de una regulación de empleo que afecto a un millar de trabajadores lo que va a incidir negativamente en la meritoria posición de España, que hasta ahora, ocupaba un meritorio 2º puesto de líneas telefónicas por empleado, sobre 82 países, según datos del Foro Económico Mundial.





Aunque para el ministro Piqué estos procesos son usuales y para quitar leña al fuego mantenga que estas medidas responden a lo que es la propia evolución de las tecnologías, que genera menos necesidad de mano de obra en las actividades tradicionales, pero que también genera una gran demanda de mano de obra en nuevas aplicaciones y servicios. Se equivoca de nuevo el ministro, desde que se han liberalizado las telecomunicaciones en España de cada tres despidos tan solo se han recuperado dos.

El Secretario de Estado, autor del titular utilizado para esta columna, niega rotundamente que esta situación de despidos masivos tenga algo que ver con el modelo de liberalización que impone el Ministerio y la CMT y asegura que esta claro que el recorte de personal tiene más que ver con las necesidades estructurales de las compañías. Evidentemente su opinión es respetable pero pierde credibilidad por ser parte interesada en este proceso.

O acaso olvidan ministro y secretario que el modelo liberalizador está fundamentado sobre bases poco sólidas, de corto plazo y objetivos restrictivos: como son promover la presencia del mayor número de operadores. La salvaguarda del interés general no se encuentra entre los objetivos perseguidos, más bien al contrario, resulta lesionado por las propias decisiones del Regulador y la Administración. En este contexto los grandes perjudicados del modelo son la inversión, los puestos de trabajo, la financiación del servicio universal, los derechos de los usuarios, la calidad, la innovación y el desarrollo de la Sociedad de la Información.

El caso es echar balones fuera.

Víctor Domingo en La Clave


pdfprintpmail