Archivado en Noticias, Gobierno y Leyes

Piqué deja Ciencia y Tecnología consciente de que "queda mucho por hacer"


El próximo candidato del PP a la presidencia de la Generalitat se despide del ministerio de Ciencia y Tecnología tras aprobar el plan España.es





A poco más de un mes de ser proclamado candidato del PP a la presidencia de la Generalitat de Cataluña, y con el plan España.es como despedida del Ministerio de Ciencia y Tecnología, Josep Piqué ha respondido hoy a las preguntas de los lectores de ELPAIS.es, 5dias.com y cadenaser.com.

El ministro ha abordado entre otros temas la situación actual de España en cuanto a desarrollo de la sociedad de la información y la última apuesta del Gobierno para su impulso tras el fracaso del Info XXI: el plan España.es.

En este sentido ha reconocido que “aún queda mucho por hacer y que “no estamos donde deberíamos” aunque ha asegurado que los resultados de su trabajo serán “cada vez más perceptibles”. De esta forma salía al paso de las incesantes preguntas de los internautas sobre la actual posición de España respecto a otros países de la UE en inversión en I+D.

De hecho, y según los últimos datos publicados, sólo Grecia supera a España como país comunitario con los peores indicadores de desarrollo de la sociedad de la información. La inversión en este sector apenas alcanza el 1% del PIB, lo cual hace peligrar el objetivo fijado por los gobiernos europeos de convertir a Europa en 2010 en la sociedad del conocimiento más avanzada del mundo y rozar el 3% del PIB en inversión en I+D. A este respecto Piqué opina que esta situación actual es “un problema de mentalidad” y un gran reto “no sólo en los poderes públicos sino sobre todo en nuestro tejido empresarial”.

Piqué ha disentido sobre la percepción de algunos internautas de que la centralización en Madrid y Barcelona de la gran mayoría de las empresas de telecomunicaciones amplifica la desigualdad entre Comunidades Autónomas, además de forzar a la emigración de la mano de obra cualificada. En este sentido, ha señalado que “afortunadamente la extensión del sector a toda la geografía española es cada vez más una realidad”.

Preguntado, sobre el alto precio del ADSL en España respecto al resto de Europa, el ministro ha apuntado que “a todos nos gustaría que todo fuera más barato”. Sin embargo, opina que el ritmo de introducción de esta tecnología “no es bajo” dado que España ocupa el segundo lugar después de Alemania. Por otro lado, y en referencia al lanzamiento del UMTS en España una vez superados los retos técnicos, Piqué ha señalado que “estamos cerrando acuerdos con los licenciatarios de UMTS, flexibilizando sus compromisos financieros a cambio de compromisos de inversión y de implantación comercial”. El ministro espera comenzar a ver los primeros resultados en 2004. “Creo que va a ir más rápido de lo que pensamos hoy, después de la frustración de estos últimos años en todo el mundo”, ha concluido.

El País.es


pdfprintpmail