Archivado en Noticias, P2P

Las descargas de P2P son perseguibles sólo si el usuario pretende enriquecerse


Así se ha expresado la Brigada de Investigación Tecnológica de la Policía, BIT en la crónica que a continuación reproducimos completa de Fátima Martín en El Confidencial.





POLÉMICA EN LA RED: 38 EMPRESAS DE `SOFTWARE´ DENUNCIAN A 95.000 USUARIOS DE REDES DE INTERCAMBIO DE ARCHIVOS

La Red anda revuelta a cuenta de la encarnizada lucha de las empresas de software contra los usuarios de redes de intercambio de ficheros Peer to Peer (P2P). Este sistema, controvertido ya desde tiempos de la difunta Napster, significa `de igual a igual´ y se basa en el canje mutuo y gratuito de material digital (canciones, películas, videojuegos, programas de ordenador, fotografías...) de PC a PC. En el mundo real, el P2P sería equiparable a fotocopiar un libro, pero esta práctica, trasladada al mundo virtual, reduce exponencialmente las ventas y pone de manifiesto la colisión de dos derechos: el de la propiedad intelectual frente al de la privacidad de las comunicaciones. La polémica está servida.

Todo empezó el pasado jueves, cuando el despacho de abogados Landwell-PriceWaterhouseCoopers (PwC), anunció una denuncia común de 32 compañías del sector, cuyo nombre se mantiene en secreto, contra “quienes reproduzcan y distribuyan ilegalmente software profesional”.

La Asociación de Internautas (AI) respondió `colgando´ en su página web un artículo titulado España es un Estado de Derecho y las actividades tipo Gestapo no caben, donde informan de que el sistema de comunicaciones P2P es completamente legal; ponen a disposición de los usuarios sus servicios jurídicos para defenderles, llegado el caso; y llaman la atención sobre el posible espionaje de que pudieran ser objeto recordando que “el secreto de las comunicaciones sigue siendo un derecho fundamental”.

La AI ponía el grito en el cielo al descubrir que la demanda -ya presentada ante la Brigada de Investigación Tecnológica (BIT) del Cuerpo Nacional de Policía, pero que llegará a los jueces en septiembre- tenía por objeto 95.000 usuarios de P2P, de los cuales se elegirían los 4.000 que se han descargado más archivos, y les acusaba de espionaje masivo. Landwell-PwC se defendió explicando que se limitaron a introducirse como usuarios anónimos en las redes de pares para ver qué productos descargan los internautas y conocer así sus nicknames (apodos).

Paralelamente, la Asociación que preside Víctor Domingo puso a disposición de sus lectores de forma gratuita un programa denominado PeerGuardian que “impide el espionaje” al bloquear las direcciones IP solicitadas.

Al calor de la polémica, el socio de Landwell-PwC, Javier Ribas, anunció que si en un principio eran 32, a fecha del miércoles 23 de julio, ya eran 38 las empresas unidas a la causa, y no descartaba que su número aumentara. En ningún momento el nombre de las empresas ha sido hecho público, según Ribas, por miedo a represalias: "Estamos recibiendo amenazas directas e incluso nos están lanzando ataques y bloqueos a nuestro sitio web".

A raíz de la alarma generada en torno al tema, la AI ha publicado que desde que estalló la noticia, más de 200.000 internautas han visitado, en busca de información, las páginas de la IV Campaña de Seguridad en la Red, iniciativa patrocinada por el Ministerio de Ciencia y Tecnología junto con Telefónica, Camerfirma, Microsoft, Jazztel y Symantec.

Según Landwell-PwC, los 95.000 usuarios denunciados han realizado cerca de 25 millones de descargas durante la primera mitad del año, lo que ha supuesto un perjuicio económico para las compañías denunciantes de 85 millones de euros.

La AI explica a sus asociados que “los supuestos denunciantes no han obtenido pronunciamiento alguno en los Tribunales de Justicia españoles sobre la ilicitud o ilegalidad” del intercambio Peer to Peer si no hay ánimo de lucro, y los recriminan perseguir “notoriedad pública” y/o “fines crematísticos”.

La Brigada de Investigación Tecnológica de la Policía, por su parte, ha manifestado a este diario que "las descargas de P2P son perseguibles sólo si el usuario pretende enriquecerse con ellas".

El Confidencial

Noticias relacionadas:

La AI y COMFIA-CCOO rechazan la denuncia contra los usuarios de p2p

Debate entre Xavier Ribas y Victor Domingo en La Ventana (Cadena Ser)

Confesiones de un Pirata

Protege la privacidad y el secreto de tus comunicaciones peer-to-peer

España es un Estado de Derecho y las actividades tipo Gestapo no caben


pdfprintpmail