Archivado en Noticias, Gobierno y Leyes

Tarifas con truco


La congelación de las tarifas telefónicas en 2004, anunciada por Rodrigo Rato la semana pasada, tiene una segunda lectura. El ministro de Ciencia y Tecnología, Josep Piqué, la explicó ayer en Santander. En efecto, conforme al calendario previsto, las tarifas telefónicas no subirán en 2004, último año antes de la liberalización total. Pero sí lo hará la cuota de abono, que ahora es de 12,61 euros al mes.





Es decir, sube el coste fijo del teléfono -se estima que lo hará entre un 4% y un 5%-, del que nadie se libra. Resulta obvio que, para que la cesta de servicios tenga una variación anual de cero en 2004, Telefónica deberá bajar algunas tarifas de llamadas, pero aun así el Gobierno acaba de darle una magnífica noticia a la compañía. Tan buena como mala para su competencia. La mayoría de los competidores no llega con su red a los hogares, por lo que no ingresa cuota de abono, pero todos dependen del precio de las llamadas. Y una rebaja de Telefónica les obligará a hacer lo mismo.

Lo de menos es que Piqué lleve a uno de los principales foros de telecomunicaciones planes de futuro para el sector cuando está a pocas horas de dejar el departamento. Lo que parece poco presentable es que el Gobierno hable de congelar tarifas cuando todos los usuarios deberán de pagar más por tener teléfono, lo usen más o lo usen menos.

Reproducido de 5 Días


pdfprintpmail