Archivado en Noticias, Sin Canon

Discos polémicos


El incremento de los precios de los discos compactos y DVD vírgenes genera cada día más problemas





Este mes de septiembre será recordado durante mucho tiempo por los cibernautas del país. La razón no es otra que el polémico canon impuesto a los discos compactos y DVDs vírgenes, que ha levantado ampollas entre los compradores de este tipo de productos. Un canon que ha generado todo tipo de respuestas, desde el ferviente apoyo demostrado por numerosos artistas del mundo de la música, hasta todo tipo de protestas por parte asociaciones que ven en este gravamen un problema para los usuarios domésticos, más que una solución a la piratería.

Aún así, el acuerdo firmado por AIE (Artistas Intérpretes o Ejecutantes), AISGE (Artistas Intérpretes, Sociedad de Gestión), EGEDA (Entidad de Gestión de Derechos de Propiedad Intelectual), SGAE (Sociedad General de Autores y Editores), DAMA (Derechos de Autor de los Medios Audiovisuales) y CEDRO (Centro Español de Derechos Reprográficos), además de la propia ASIMELEC, supondrá sin lugar a dudas un gran beneficio para los firmantes, según se desprende de una estimación realizada por la Asociación de Internautas, agrupación que calcula que el canon impuesto reportará casi cinco millones de euros el próximo año, eso sí, una vez descontadas las perdidas que generadas por la piratería.

Mientras los internautas continúan realizando movilizaciones y protestas en el país, fuera de las fronteras españolas se adoptan otro tipo de posturas para erradicar el problema de la piratería. Una de las medidas más llamativas se puede encontrar en Malasia, donde el gobierno obligará a rebajar precio de discos originales de música y películas fabricados localmente para combatir la piratería. Una medida que supone una interesante apuesta para intentar acabar con el top manta , aunque desde Washington se considera que esta postura puede dañar a los artistas y a sus beneficios, mientras que los sellos discográficos internacionales también han mostrado sus reservas acerca de medidas de control de precios.

Otra de las actitudes que ha generado más de una queja es la presencia de compactos con sistemas anticopias en las tiendas de discos. Compactos que en opinión del director general del fabricante Bocsa, Antonio Fernández «con la ley en la mano atentan contra el derecho a la copia privada, porque no está destinado a luchar contra la piratería, sino contra las copias particulares». Puede que los nuevos modelos de cedé diseñados por la Universal no vulneren la ley, ya que en el caso de los compactos anticopia de esta compañía la tecnología usada impide que los usuarios « ripeen » canciones en MP3 no protegidos.

Al mismo tiempo, el disco contiene versiones de las canciones que pueden ser reproducidas en ordenadores que utilicen como sistema operativo Windows y Mac OS. Pero las canciones contenidas en estos cedés tienen derechos digitales predefinidos. Los usuarios pueden transferirlas hasta tres veces a otros discos compactos y además pueden ser compartidos con otros usuarios, que pueden bajar copias de las canciones y escucharlas durante 10 días.

Opciones para todos los gustos, que sin lugar a dudas aún generarán más de un quebradero de cabeza, tanto a las discográficas como a los compradores.

El Correo


pdfprintpmail