Stop censura


Archivado en Noticias, Acceso

El reto de la mujer rural


Las mujeres rurales de todo el mundo son hoy protagonistas, fecha en que conmemoramos el Día Mundial de la Mujer Rural. Una celebración que sigue siendo necesaria en pleno siglo XXI, pues las mujeres rurales -que en España suponen el 30% de la población femenina- siguen sin disfrutar de la igualdad, en terrenos esenciales como el empleo, las infraestructuras, la formación o el acceso a las nuevas tecnologías de la comunicación.





La proclamación del 15 de octubre como el Día Mundial de la Mujer Rural, fue fruto de la IV Conferencia Mundial sobre la Mujer organizada por Naciones Unidas, en Pekín, en septiembre de 1995.

La Federación de Mujeres y Familias del Ámbito Rural (AMFAR) fue pionera en la celebración de este Día Mundial en nuestro país en el año 1997. Hoy, esta iniciativa es un motivo que nos llena de satisfacción, ya que no sólo nos hemos ganado la confianza de miles de mujeres rurales españolas, sino que, seis años después, son numerosas las instituciones, públicas y privadas, ONG's, asociaciones de mujeres y entidades de todo tipo, que nos acompañan en la reivindicación de este día. Para AMFAR, es una muestra más del amplio grado de sensibilización que hemos logrado instaurar en el conjunto de la sociedad sobre la realidad de la mujer rural.

Este año, AMFAR apuesta por el acceso de la mujer rural a las nuevas tecnologías. Un reto importante, pues el imparable avance de las comunicaciones ha convertido nuestra era en la Sociedad de la Información, aunque no lo parece para las mujeres, pues sólo el 25% de las mujeres del mundo utilizan las Tic's (tecnologías de la información y la comunicación), y lo hacen de forma ocasional; la cifra se reduce hasta desaparecer cuando nos referimos a las zonas rurales deprimidas del planeta, donde la cuota de acceso a las nuevas tecnologías es del 0%.

En España, sólo el 20% del territorio nacional cuenta con cobertura de ADSL o banda ancha. La tecnología más avanzada para conectarse a internet, que reporta importantes beneficios prácticos y económicos. Mientras que el 70% de los municipios son discriminados por la obligación de conectarse a la red a través de una línea de teléfono analógica, mucho más lenta y bastante más cara. La cifra sorprende más aún cuando el mundo rural en general, y las mujeres en particular, definen internet como una ventana abierta a la diversificación económica, a la iniciativa empresarial, un escaparate mundial para la comercialización de sus recursos naturales y agrarios.

La incorporación del mundo rural a la Sociedad de la Información supone el nexo de unión entre las zonas rurales y urbanas; y se ha convertido en el elemento fundamental de cohesión social y de supresión de diferencias.

Las políticas destinadas a promover la igualdad de oportunidades se hacen lentas y pierden eficacia mientras siga vetado el acceso a las nuevas tecnologías en la mayoría de los municipios. Según datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística, Ceuta y Melilla, son las provincias españolas con mayores posibilidades de acceso a internet, ya que la línea ADSL alcanza todos los puntos de su geografía. Dos casos excepcionales y poco significativos, ya que el número de ciudadanos que viven en Ceuta y Melilla supone un escaso porcentaje de la población española total.

En términos generales, España cuenta con 6.415 pueblos sin acceso a ADSL, lo que supone hablar de más de 5.100.000 personas que no tienen la oportunidad de participar de las grandes ventajas que proporciona la nueva sociedad de la Información.

Es representativo el caso de Ávila, donde el 96% de sus habitantes carece de acceso a internet. Muy parecida es la situación de Zamora, donde más de la mitad de su población, el 53% carece de banda ancha. Esta es la situación más habitual de Castilla y León, pero lo mismo ocurre en otras Comunidades Autónomas, como Castilla la Mancha; en concreto, el 44% de la población de la provincia de Cuenca y el 98% de los municipios de Guadalajara carecen de ADSL.

En el lado opuesto de la tabla se encuentran provincias como Alicante o Madrid, donde sólo se limita el uso de internet al 5 y al 1% de sus ciudadanos, respectivamente.

Por todo ello, quiero aprovechar la celebración del Día Mundial de la Mujer Rural, para solicitar a las administraciones central, autonómica y local, que lleven a cabo las actuaciones necesarias para acercar a todos los hogares rurales de España, las nuevas tecnologías de la comunicación información, y apuesten por invertir en infraestructuras para que los hombres y mujeres del campo, jóvenes, empresarios y sociedad civil en general, puedan gozar de la igualdad de oportunidades que proporciona la Sociedad de la Información: cohesión social, desarrollo económico, potenciación empresarial, modernización y diversificación económica, correo electrónico, conexión a internet en las escuelas, cobertura de telefonía móvil, teletrabajo

Lola Merino Chacón es la presidenta de la Federación de Mujeres y Familias del Ámbito Rural La Verdad Digital


pdfprintpmail