Archivado en Noticias, Mundo Internauta

Bill Gates codicia el poder de Google


La debilidad financiera del buscador de Internet más utilizado del mundo y el apetito voraz de Microsoft colocan a Bill Gates en disposición de dar un golpe sobre la mesa y relanzar a la compañía afincada en Seattle.





El imperio Microsoft ataca de nuevo, esta vez en el sector de los buscadores de Internet, la segunda actividad más importante en la red después del correo electrónico. Ahora, en muy poco tiempo, se está desarrollando un intrincado tapiz de intereses y de movimientos estratégicos, y la empresa de Bill Gates puede dar un golpe maestro si, finalmente, consigue hacerse con Google, la página web más visitada del mundo.

Los cálculos de la consultora IDC hablan de que el mercado de búsqueda y recuperación de información mundial se duplicará en cuatro años, desde un negocio de 722,4 millones de euros en 2003 a 1.615 en 2007. Aunque más de la mitad del negocio seguirá en Norteamérica, Europa occidental crecerá en ese periodo del 24 al 33%. Este crecimiento justifica sobradamente los movimientos en el sector. De consumarse la absorción de Google, Microsoft sólo seguiría los pasos de otros suministradores de portales web que han llegado al segmento de la búsqueda, como Yahoo, que en marzo de 2003 pasó de ser el principal cliente de Google a su mayor competidor, tras cerrar la compra de Inktomi, la gran especialista en desarrollo de software de búsqueda en la red, por 235 millones de dólares, y reafirmó esta tendencia al adquirir el 14 de julio por 1.630 millones de dólares a Overture, propietaria de los buscadores Altavista y Fast/Alltheweb. Ahora Yahoo, que sigue utilizando la tecnología de Google, desarrolla con sus dos nuevas compañías su propio buscador, con el que quiere recuperar la cuota de mercado que le quitó Google.

Pero la compra de Inktomi también afectó a Microsoft. La empresa ha sido la desarrolladora del motor de búsqueda del portal MSN de Microsoft, y a partir de su compra comenzaron a surgir rumores sobre el interés del gigante de Seattle por la californiana Google, que vale unos 2.000 millones de dólares. Ésta se apresuró a negarlo, pero últimamente las dos empresas ni afirman ni desmienten la posible compra. Ya en abril las declaraciones de Bob Visse, director de Marketing en la División de Servicios de Internet MSN, señalaban el cambio de actitud de Microsoft hacia Google: "Cada vez la vemos más como un rival. Creemos que podemos dar a los usuarios un servicio mejor y aprovechar más sus propias experiencias. Es en lo que trabajamos con más ahínco". Pero en el sector muchos no ven tan clara la absorción de Google, como Nick Hymes, presidente y director general de Overture Europa, que cree que Microsoft ha sufrido mucho para aplacar los ánimos antimonopolio del Departamento de Justicia de EE UU y de la UE como para meterse de nuevo en problemas.

Google no permanece inactiva ante los cambios del mercado y maniobra para reposicionarse. A principios de este mes ha lanzado la versión definitiva en español de su servicio de búsqueda de noticias Google News, que incluye enlaces a artículos y fotos de más de 700 fuentes online españolas, mexicanas, puertorriqueñas, peruanas y argentinas. La nueva versión incluye noticias de las publicaciones en español en las secciones de Internacional, España, Economía, Tecnología, Deportes, Espectáculos y Salud. Ya tiene en Europa las versiones holandesa, inglesa, alemana, italiana y francesa, y la de España, con sede en Madrid —donde tiene cuatro millones de usuarios— es la décima en el mundo.

También Google ha anunciado la compra de Kaltix para otra estrategia, personalizar las búsquedas y contenidos en la red, la especialidad de esta empresa. La corta carrera de Kialtix comenzó en junio en Palo Alto (California), creada por tres investigadores de la Universidad de Standford para generar tecnologías que faciliten y aceleren la búsqueda de información en la red. Así Google podrá ajustar la búsqueda a las necesidades de cada persona. El buscador está en 30 países y atiende 200 millones de consultas al día. En España canaliza el 80% del tráfico de búsquedas.

3.000 millones de webs

La gran ventaja de Google es la sencillez de su web, frente a las de Yahoo y MSN, que se cargaron de herramientas que complican su uso. El buscador, con el 40% de las búsquedas mundiales, halla en fracciones de segundo la información contenida en más de 3.000 millones de páginas web. Es gratuito y no admite las molestas ventanas publicitarias. La mayor parte de los ingresos de Google proceden de los enlaces patrocinados, para lo que cuenta con 150.000 anunciantes en todo el mundo. La publicidad de las empresas llega al usuario por sus búsquedas, intercalada como una noticia más. Google da a los publicistas la herramienta Adword para interrelacionar las palabras claves, elegidas por ellos, con la búsqueda de cada internauta. Esto es mejor para el anunciante, que sabe que los que leen su mensaje tienen interés por su tipo de producto. El cobro es por número de clics en su site. En 2002 Google ingresó 110 millones de euros, pero su éxito financiero es un secreto, que sólo podría revelarse con la ya varias veces aplazada salida a Bolsa. Según Miguel Reina, responsable de Google España, la publicidad Adword TM es cinco veces más eficaz que el banner. Como todas las grandes empresas, tiene sus detractores, en este caso centrados en google.watch.org, que vigila todos sus movimientos y la acusa de no sacar a muchas empresas, para obligarlas a contratar su publicidad.

Para el director general de Overture Europa el momento de Google ha pasado, "inventó la búsqueda algorítmica y tiene el mejor motor del mercado, pero sólo con esto no obtiene beneficios para las empresas, lo que nosotros sí conseguimos con el marketing, por el patrocinio de los resultados de búsqueda". Las empresas pagan a Overture por estar entre los diez primeros lugares de los búsqueda. La consultora Jupiter calcula que este mercado mueve 2.000 millones de dólares —más de la mitad por Overture— y que serán 8.000 millones en 2006. Google usa un sistema automático para que las noticias más importantes aparezcan en primer lugar. Larry Page y Sergey Brin, que crearon la empresa en 1998 dicen que su objetivo, desde el principio, es tener el mejor buscador de la red y no convertirse en un portal generalista.

Yahoo espera recuperar con su nuevo motor de búsqueda los clientes que había perdido en su alianza con Google. Ahora con ayuda de Overture puede vender publicidad a unas 88.000 empresas y obtener frutos de la operación en 2004. La que no lleva tan bien la venta de Overture es T-Online, filial de Deutsche Telekom, que ha roto su alianza con su proveedor, y se ha pasado a Google. Así, Microsoft se enfrenta a dos rivales, Google y Yahoo (con Inktomi y Overture). El sector esta 'en tablas', pero todo puede cambiar si la ambición de Microsoft le lleva a abordar Google.

Articulo de José Luis Centurión en la revista La Clave -17-24- de octubre


pdfprintpmail