Archivado en Noticias, Sin Canon

En la red: Todos contra uno


El negocio del cine tiene un problema, tal y como está montado hoy día. Como otras veces antes, la industria filmográfica se queja de que los avances de la tecnología van a arruinar su negocio; la última vez fue el vídeo doméstico, que hoy supone el 60% de sus ingresos. En cualquier caso, y siempre generosa, la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) ha salido al quite, presentando en el Festival de Cine Iberoamericano de Huelva su novísimo videoclub digital





José Cervera. 20 Minutos Madrid .-- En cualquier caso, y siempre generosa, la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) ha salido al quite, presentando en el Festival de Cine Iberoamericano de Huelva su novísimo videoclub digital Accine.com , una novedosa plataforma de vídeo on demand. Que no va a funcionar, por una cuestión de números.

Cómo funciona | En Accine.com hay películas (de momento, pocas) en forma de grandes ficheros de imagen. Estos ficheros pueden ser descargados en un ordenador vía ADSL o cable (con un módem tardarían meses) o bien distribuidos vía CD repartidos con revistas o en las tapas de Cola Cao. ¿Cómo?, se preguntará algún avisado, ¿pero es que la SGAE regala el cine? No; aunque esta labor de promoción cinematográfica sí que sería eficaz, Accine.com se basa en que usted no puede ver esa película pese a que el fichero esté en su máquina. Para ello debe acceder al web de Accine.com, abonar una cantidad más o menos módica y recibir una clave. Este numerito (la clave), único y generado sobre la marcha, le permitirá disfrutar a sus anchas de la película... durante 48 horas. Después se inactivará, y el enorme fichero quedará una vez más yerto e imposible de usar..., hasta que abone de nuevo.

Dejemos aparte el hecho de que un esquema similar de limitación temporal, pero con DVD autodestructibles, ha sido puesto a prueba (y ha fracasado) en los EE UU. Olvidemos, incluso, el insignificante detalle de que usted desea la película en su televisor, y no en su PC..., de modo que hasta dentro de algún que otro año tendrá poca demanda.

Por qué no puede funcionar | Es un problema numérico. No cabe duda de que la SDAE, la Sociedad Digital de Autores y Editores, filial tecnológica de SGAE, habrá hecho un buen trabajo en el desarrollo del sistema. Es cierto que los algoritmos criptológicos empleados, el corazón del método de claves que 'protege' las películas, no son públicos; uno de los pecados capitales de cualquier criptografía, según el experto Bruce Schneier. Aunque fuera el sistema más conocido y seguro del planeta, estaría condenado al fracaso.

Por cada experto contratado por la SDAE, hay al menos diez en Internet esperando a que el sistema se ponga en marcha para descerrajarlo. Ni tan siquiera están pensando en las películas; es una cuestión de honor, y de curiosidad. Si la SGAE saca su candado digital, en meses (a lo sumo) estará roto y habrá en la calle un generador de claves o un ejecutable que abra la película sin ella.

Entonces la SGAE pondrá el grito en el cielo y pedirá reformas de la legislación penal y la inmediata acción policial. Pero eso es otra historia y, además, inútil. No se puede luchar contra una tormenta de arena. Es una cuestión de números.

Su videoclub...

Y mucho más | La tienda de la SGAE no es su único proyecto. Además, está CREA.net, un mercado audiovisual on line, y Lacentraldigital.com, una plataforma de servicios para la gestión integral del mercado del ocio. Los dos proyectos nacen de PortalLatino, el mercado de música de la SGAE, y forman un sistema que le permitiría controlar todos los aspectos de la creación digital (o digitalizable). Facilitando cada paso... y cobrando por ello. Piénselo: un sistema orwelliano de producción cultural centralizada y de pago. Por ahora no es un problema..., claro que una buena reforma legal podría hacerlo obligatorio. Y entonces, ¿qué?

CREA.net

http://www.creafilms.net

La Central Digital

http://www.lacentraldigital.com

Portal Latino

http://www.portallatino.com


pdfprintpmail