Quedate en casa



Archivado en P2P

Monólogo de autistas


Teddy Bautista ha inaugurado el año con sus lloros. En un acto organizado por la SGAE y ante un selecto auditorio ha sacado la calculadora y ha cifrado en una suma escandalosa las pérdidas que ocasiona “la piratería en cualquiera de sus variantes”. La cifra es de esas con un montón de ceros a la derecha y que erizan la piel, pero más importante que la cifra es la forma de calcularla. Bautista parte de una base que los que vivimos en este planeta sabemos que es falsa. Estos cálculos parten de que todo lo que se baja de Internet se habría comprado.





Según esa sociedad "es obvio que cada vez que se hace una copia de un disco para uso privado, se deja de vender un ejemplar del mismo". Para la SGAE "es obvio" que si 5 millones de personas se bajan de Internet la canción de “No es lo Mismo” eso quiere decir que se han dejado de vender 5.000.000 de discos. Lo cierto es que si le dijeras a un usuario de redes P2P que él se compraría lo que se baja de Internet le daría un ataque de risa. Aparte de que un gran porcentaje de lo que se baja se hace para probar si gusta y en muchas ocasiones acaba en la papelera de reciclaje, las descargas se suelen hacer de forma masiva y se llegan a dar casos en los que las ganas de coleccionar música lleva a la gente a bajarse discografías completas de las que después no escuchará ni una sola canción. ¿Creen que mi primo de 17 años habría arriesgado 20 preciados euros que le ha llevado semanas reunirlos en probar si le gusta ese tal Bob Dylan y del que hasta ayer ni había oído hablar? Claro que no. La industria discográfica no ha perdido la venta de un disco con esa descarga, pero Bob Dylan si que ha ganado un admirador más.

Todos lo sabemos. Los números cantan lo que la realidad niega y hay gente que en lugar de intentar interpretar el mundo a través de las matemáticas debería acostumbrarse a hacerlo asomándose un poco más a la ventana. Desde el punto de vista de la economía si tu vecino cobra un millón de pesetas al mes y tú no cobras nada eso significa que los dos cobráis medio millón pero a pesar de los ánimos que da la calculadora de los economistas tu dieta sigue siendo igual de escasa.

No habló Teddy de cuáles son los efectos beneficiosos que trae el compartir en los P2P. Las redes de pares no crean piratas sino melómanos y no estaría de más que se diera el dato de que estos nuevos seguidores han hecho que aumente considerablemente la asistencia a los conciertos. Según ARTE (Asociación de Representantes Técnicos del Espectáculo) que es “una sociedad que agrupa a la gran mayoría de managers y agentes artísticos que, a su vez, representan a la práctica totalidad de los artistas españoles” la asistencia a los conciertos ha aumentado en un 26%.

Por otra parte, los beneficios que no sean convertibles en euros son ignorados y sorprende que sea precisamente el sector cultural el que más desprecio siente hacia la difusión de la cultura. ¿A algunos de los que fueron a escuchar las palabras de Teddy les importa algo que ahora existan millones de personas que tienen un acceso a la cultura que ayer solo podían soñar? Tengo un viejo amigo que lleva usando las redes de pares algo más de tres años y créanme que se parece poco al admirador de Bud Spencer que conocí en mi infancia. Ahora está loco por Woody Allen y le plagia todas sus frases ingeniosas, tararea los punteos de Jimi Hendrix en el Voodoo Chile y lee a autores cuyos apellidos ni siquiera sé deletrear. Hacía tiempo que no iba al cine (más o menos, y no por casualidad, desde que Sylvester Stallone lo dejó) y ahora se pasa tanto tiempo allí que lo confunden con el acomodador. Si multiplican a mi buen amigo por el número total de personas que usamos este tipo de programas tendrán la cifra de beneficios que originan. Es también una cifra astronómica con muchos ceros a la derecha, lo que ocurre es que es una cifra que enumera personas y no euros. ¿Es por eso que no merece ni siquiera ser comentada? Los intereses de los poderes económicos son los más importantes del planeta y todos los demás cuando no se ignoran se supeditan. Bautista ya lo dijo claro ayer. Según él el derecho de propiedad intelectual, debería ser "más preservado que otro tipo de bienes".

Los sectores cercanos a la cultura son precisamente los que más la insultan y no dudan en negar su propia existencia según convenga. Bautista aprovechó el acto para mostrar su agrado con la propuesta del PSOE de bajar el IVA del 16 al 4% que es el que corresponde a la cultura pero los discos dejan de ser cultura para convertirse en “productos de entretenimiento” cuando lo que se pretende es justificar su precio. Para el presidente de la SGAE el disco es el "producto de entretenimiento más barato que existe" y "tiene un precio medio de 9’2 euros". Ya dijimos al principio que cuando la economía grita eufórica, el bolsillo del ciudadano medio se echa a temblar. No necesito que Bautista me diga cual es el precio de los discos. El precio exacto me lo da la cajera del Carrefour que suele multiplicar por dos esa cantidad.

No solo es altísimo el precio de la música (que es cultura a pesar de que exista Britney Spears) sino que en EEUU 30 tribunales demandaron a las discográficas en el año 2000 por fijar ilegalmente, inflándolos, los precios de los CDs, una práctica que, aseguran, “ha costado más de 480 millones de dólares/euros a los consumidores”. ¿Para cuando un canon que nos devuelva esa cantidad?

Las redes P2P no solo deben preservarse sino que deben expandirse a todos aquellos que todavía no tienen recursos económicos para acceder a ellas. Cuándo tendremos el placer de escuchar a alguien de esa asociación que diga: "entendemos que las nuevas tecnologías acercan la cultura como nunca se había hecho antes y eso es algo que hay que mantener, aunque habrá que buscar el modo de compatibilizar este avance tan beneficioso para la sociedad con los derechos de autor". ¿No es mejor plantear alternativas para proteger los dos intereses en lugar de intentar ningunear los opuestos? Pero para conseguir esto la SGAE debe acostumbrarse a enseñar menos y escuchar más. Es difícil equilibrar posturas cuando una de las partes cree que su función es la de educar a la otra. Los intereses opuestos son mezquinos, ilegales e inmorales y necesitan de un criterio rector que los guíe. El responsable de la oficina para la defensa de la propiedad intelectual de la SGAE dice que hay que concienciar a la sociedad para que haga un "uso ético de internet". Reinhold Niebuhr, consejero presidencial de asuntos exteriores de EEUU en la época de Kennedy dijo lo mismo pero con menos eufemismos: "La racionalidad pertenece a los observadores tranquilos, mientras que la gente corriente, no sigue mas razón que la fe, estos observadores tranquilos, deben reconocer la estupidez del hombre medio y deben facilitar la fantasía necesaria y las supersimplificaciones emocionalmente potentes, que mantendrán a los ingenuos inocentes en el buen camino”.

Unilateralidad, manipulación mediática, desprecio por los intereses ajenos, exaltación de los valores propios como universales y únicos dignos de protección... la actitud de la SGAE en este asunto es absolutamente beligerante y sigue paso a paso todos los mandamientos del guerrillero ejemplar. Lo anterior sumado a la demonización que se hace de los usuarios de P2P no busca ganar una lucha dialéctica sino que por lo general el colocar rabos y cuernos a tus enemigos busca legitimar su posterior destrucción con la menor oposición posible y si se puede arrancar algún que otro aplauso, mejor. No parece que esta siguiente fase vaya a tardar y la SGAE ya advierte que 'La piratería digital se está imponiendo a la del top-manta' lo que quiere decir que el punto de mira deja las calles para centrarse en las redes.

En los tiempos cercanos a la guerra de ocupación de Irak yo también salí a la calle como muchos miembros de la SGAE para decir que hay otra forma de resolver los conflictos distinta a la de aplastar al contrario. La diferencia es que yo me creía lo que decía.

David Bravo Bueno http://filmica.com/david_bravo/


pdfprintpmail