Archivado en Noticias, Sin Canon

La Sociedad de Autores llevará el canon de copia a los discos duros


La medida, vigente en CD y DVD, afectará a los ordenadores y a otros aparatos con este soporte. La SGAE confirma que está trabajando para aplicar la tasa próximamente, aunque no antes del verano





MÒNICA TUDELA / El Periódico

El polémico canon por copia privada que el pasado mes de septiembre se incorporó a los CD y a los DVD se extiende. Los próximos afectados serán los discos duros, que en un futuro también pagarán esta tasa. "Estamos trabajando en ello para implantarlo, pero no será en los próximos meses, no antes del verano", confirmó a este diario María Jesús Raudona, responsable de Recaudación de copia privada de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE).

Esta decisión implica que, en el futuro aunque aún sin fecha, cuando un usuario compre un ordenador, pagará el disco duro un poco más caro porque estará abonando, además, una tasa para compensar a los autores por las copias de obras sujetas a derechos que el usuario pueda hacer en el disco de su PC. Y no sólo los discos duros (tanto internos como externos) de ordenador se verán afectados. El canon se aplicará, en general, "a aparatos con disco duro", según Raudona. Los dispositivos de grabación que usan el disco duro como soporte son cada vez más abundantes en el mercado: grabadores de imagen (en algunos casos combinados con DVD), reproductores de música con disco duro e incluso descodificadores de televisión digital con capacidad de grabación. Todos ellos pasarían a abonar el canon. Actualmente ya lo pagan todos los equipos que permiten grabar audio y vídeo, los reproductores de MP3 y los soportes de grabación como las casetes, las cintas de vídeo y las tarjetas de memoria.

FIJAR LA TARIFA

"La ley de la propiedad intelectual, en concreto el artículo 25, dice que el canon puede aplicarse en todo soporte que permita la grabación de datos e información sujeta a derechos, y el disco duro lo permite. Por eso, la ley deja la puerta abierta a aplicar el canon", explica Raudona. El auge del intercambio y la descarga de archivos por internet ha aumentado el número de contenidos que se graban en el disco duro. De nuevo la polémica está servida porque, igual que con los CD, no todos los usuarios usan los discos duros para grabar música o películas. También se graban datos no sujetos a derechos de autor y se usan los discos para hacer copias de seguridad de datos personales. "Yo compro CD para grabar textos míos y a veces para usarlos como posavasos. ¿Qué pinta ahí un canon?", se quejaba el viernes Marc Gasulla en la cola de la tienda de informática PC Green.

La SGAE explica que ya ha tenido en cuenta a ese porcentaje de usuarios a la hora de fijar la tasa. En el caso de los CD y los DVD, la entidad estimó que un 74% de los CD-R que se compraban se usaban para grabar música (fuentes de la industria sitúan ese porcentaje entre el 15% y el 20%) y, a partir de ahí, decidió el canon. Ahora el sistema será igual. La tarifa de los discos duros no está fijada. "Se hará en función de la capacidad y de los Gigabytes (Gb) del dispositivo. A partir de ahí se traducirán esos megas en horas de grabación posibles", explica Raudona. "Evidentemente se estudiará para qué fue pensado el soporte y en qué porcentaje el usuario usa el disco duro para grabar música", añade.

SIN SORPRESAS

La noticia de que la SGAE trabaja para extender esta tasa no pilla del todo por sorpresa a los grupos que más activamente se han opuesto al canon de los CD. "Ya se había insinuado varias veces. Pero cuando finalmente pase, no nos quedará más remedio que movernos y recrudecer esta guerra", explica Víctor Domingo, presidente de la Asociación de Internautas. "Las herramientas: el boca a boca, que funciona muy bien, y la red, porque sus usuarios son muy sensibles a esto".

En Francia, uno de los países europeos donde el pago de cánones por copia privada está más avanzado, los decodificadores de tele digital pagan entre 10 y 15 euros de canon según su capacidad, y los grabadores de imagen con disco duro, unos 20 euros.

LISTOS PARA LA ADOPCIÓN

• Una campaña en contra del canon de la SGAE anima a los usuarios a grabar discos compactos y dejarlos en lugares públicos para que otros los recojan y los disfruten

M. T. BARCELONA

Ana reconoce haber visto, poco antes de Navidad, un CD con la inscripción "No al canon" abandonado en una cafetería cerca de la Facultad de Humanidades de la UPF de Barcelona, donde estudia. "No sé qué hacía allí. No me atreví a cogerlo, pero al cabo de un rato no estaba", explica. Xavier Cuchí no conoce a Ana, pero sí sabe qué hacía ese CD en ese lugar, porque él es de los que se dedica a grabarlos y liberarlos en espacios públicos. Xavier, casado y con dos hijas, participa activamente en la iniciativa CD crossing (algo así como Cruce de CD), que se puso en marcha en octubre para protestar por la implantación del canon de copia privada en los compactos. La idea consiste en grabar un CD con cualquier contenido, pegarle una etiqueta reivindicativa contra el canon (www.internautas.org contiene modelos) y dejarlo en un lugar público para que otro lo recoja, disfrute de él y luego lo vuelva a dejar. La iniciativa emula al Book crossing, que hace lo mismo con libros.

"Cuando estoy de humor y veo algo que me gusta, lo grabo y lo distribuyo. Lo hago con canciones de Edith Piaff, música sinfónica y temas de Albéniz, que me gustan mucho", comenta Cuchí. La idea del cruce de CD surgió del colectivo Putasgae y a ella se han apuntado entidades como la Asociación de Internautas (AI) y otras relacionadas con el software libre. "Los contenidos pueden estar sujetos a derechos de autor o no. Lo que se debate en el fondo es la libertad de transmitir el conocimiento", explica Cuchí.

Éxito en la universidad

"Quizá es más difícil encontrar estos CD abandonados en grandes ciudades, pero la protesta ha tenido mucho éxito en universidades y en lugares pequeños", explica Víctor Domingo, de la AI. Domingo estima que desde el inicio de la campaña, "deben correr por España unos 100.000 compactos, muchos de ellos con programas no propietarios, pero también con música". Se da el caso de una mujer que dejó 50 compactos de canto gregoriano en la parroquia de su pueblo, en León, por ejemplo.

Ésta es una de las iniciativas que sirven a los usuarios indignados para consolarse y protestar. "A veces, a mí se me olvida el canon. Pero es que cada vez que voy a la tienda a por más compactos me pongo frenético porque me vuelvo a acordar" , explica Oliver Millán que el viernes hacía cola en la tienda PC Green. "Los CD son más caros, pero hay que seguir pagando porque seguimos usándolos", decía Carles Climent, en PC City de Barcelona. El CD crossing da ideas para emplear los CD, si a alguien le sobra alguno.

Nueva provocación de la Sgae:

BandaAncha desveló ayer que La SGAE inicia su particular "caza de brujas"

Comunidad Anti-Canon:

Plataforma de coordinación de movilizaciones contra la SGAE

CAMPAÑA CONTRA EL CANON DE LOS CDs y DVDs

Devolvamos El Ataque, DEA

Movimiento Sin Canon

Adhesiones: Di lo que piensas sobre el canon

PARTICIPA EN LA CAMPAÑA CONTRA EL CANON DE LOS CDs y DVDs


pdfprintpmail