Retecal renuncia a extender el cable a los municipios de menos de 15.000 habitan


La empresa estudia otras alternativas, como los enlaces por radio, para llevar sus servicios a las zonas rurales





Retecal ha renunciado a llevar el cable hasta los municipios de menos de 15.000 habitantes, aunque estudia otras soluciones alternativas para acercar sus servicios de telefonía fija, televisión e Internet a las zonas rurales, según confirma su consejero delegado, Miguel Manovel. La compañía de telecomunicaciones de Castilla y León podría recurrir a los enlaces por radio, un sistema que ya utiliza Telefónica para dar cobertura de telefonía a las zonas más aisladas.

Tras confirmar que Retecal se está cuestionando extender el cable en poblaciones de menos de 10.000 vecinos para no poner en peligro la rentabilidad de las inversiones millonarias, Miguel Manovel recuerda que no existe ningún operador de telecomunicaciones que esté desarrollando la red de fibra óptica en localidades que no alcancen los 50.000 habitantes. Pero asegura que se están buscando soluciones alternativas que permitirían ofrecer a los clientes servicios no similares pero sí parecidos.

Diecisiete ciudades

El consejero delegado de Retecal añade que el compromiso de la empresa que representa fue ir acometiendo las inversiones progresivamente e, incluso, se está haciendo el esfuerzo de llegar a municipios de 15.000 habitantes. La compañía de telecomunicaciones da servicio en 17 ciudades de Castilla y León.

En estos momentos, Retecal posee en la capital vallisoletana más de 7.800 clientes con contratos de telefonía fija, 5.350 enganchados a Internet y 11.250 con el servicio de televisión. Los clientes en toda la región se elevaban a 98.000.

La acometida del cable en la ciudad, que prácticamente está finalizada, se realiza en estos momentos en la Pilarica, el barrio España y la zona del Campus Miguel Delibes. Además, «se trabaja a buen ritmo junto otras operadoras en todo el polígono de Argales y en zonas puntuales del de San Cristóbal», explica Manovel. Los trabajos se intensificarán durante los meses de junio, julio y agosto, se suspenderán temporalmente en Ferias para no perjudicar a los ciudadanos y culminarán antes de que finalice el año. Posteriormente, la empresa de telecomunicaciones acometerá la extensión del cable a determinados edificios, nuevas urbanizaciones del alfoz de la capital y puntos aislados de Valladolid.

Miguel Manovel destaca que en la siguiente fase, una vez finalizadas las obras en la capital vallisoletana, Retecal continuará llevando la red del cable hasta las localidades de más de 15.000 habitantes. Sin embargo, considera inviable llegar a los municipios más pequeños con la tecnología que se utiliza en la actualidad, ya que el número potencial de clientes no compensaría el coste de las inversiones. Tras reconocer que «no existe un plan definido para poder dar servicio a las zonas rurales», afirma que sí se analizará para elegir la tecnología adecuada. No obstante, el consejero insiste en que Retecal no descarta la posibilidad de dotar con sus servicios a zonas rurales sin necesidad de desplegar la red de cable, por ejemplo a través de enlaces de radio que poseen suficiente capacidad, aunque requiere licencias especiales del Ministerio de Ciencia y Tecnología.

Provincia

En la provincia vallisoletana, la compañía de telecomunicaciones trabaja ya en Medina del Campo, municipio en el que tiene ya unos 500 clientes, y considera fácil llegar hasta Boecillo por su proximidad al Parque Tecnológico, desde donde parte toda la red de fibra óptica de la región, y, además, se encuentra en conversaciones con los responsables municipales de Laguna de Duero. Pero no cree posible implantarse en poblaciones como Peñafiel. Manovel subraya que, para la operadora de telecomunicaciones de Castilla y León, la prioridad en estos momentos es atender a las numerosas peticiones de servicio que se registran en las 17 ciudades con cable.

http://www.nortecastilla.es/pg010507/suscr/cylf05.htm


pdfprintpmail