Archivado en Noticias, Cable

La Red pide banda ancha


El 45% de las empresas españolas tiene previsto contratar servicios de banda ancha, el 25% de ellas, de forma inmediata. Las conexiones a través de cable, DSL, satélite o redes inalámbricas ofrecen a los internautas un mundo multimedia rápido y eficaz.





Las empresas demandan servicios de comunicación y nuevas tecnologías más rápidos y eficaces. El 45% de las empresas españolas tiene previsto contratar servicios de banda ancha, el 25% de ellas de forma inmediata.

El 91% de las conexiones a Internet se realiza a través de línea normal y módem.

Las empresas españolas demandan, cada día más, servicios de comunicación y nuevas tecnologías rápidas y eficaces y conexiones a Internet de alta velocidad. Estas son las conclusiones de un estudio realizado por Broadnet en el que se asegura que el 45% de las empresas españolas tiene previsto contratar servicios de banda ancha. Una cuarta parte de ellas declara que lo hará de forma inmediata.

Entre sus principales demandas, las empresas exigen velocidades superiores a los 64 Kbps actuales para mejorar la eficacia del comercio electrónico, ver imágenes de alta resolución en tiempo real y subir y bajar ficheros de varios megabytes en unos segundos. Solicitan servicios de albergue de servidores y de alquiler de aplicaciones estándar.

Según esta encuesta, los empresarios españoles están dispuestos a incrementar el presupuesto mensual hasta un 40% para mejorar sus servicios en Internet y la velocidad en sus conexiones. Hasta ahora, Internet ha dado muestras de sus enormes posibilidades en campos tan dispares como la comunicación, el comercio electrónico, la información, la educación o el trabajo a distancia. Sin embargo, según los expertos, estas posibilidades no serán una realidad plena hasta el momento en el que exista una base suficiente de usuarios con acceso a alta velocidad.

Así, se calcula que en EEUU y Canadá son ya ocho millones de empresas y hogares que disfrutan de esta Internet de primera clase en la que la información viaja mucho más rápido que a través de la simple conexión telefónica. Ya sea a través del cable, de las líneas DSL (Digital Subscriber Lines ), del satélite o redes inalámbricas, los internautas tienen acceso a un mundo multimedia rápido y eficaz.

Por ejemplo, el ADSL permite que la línea telefónica convencional transporte datos a alta velocidad, 2 megabytes de bajada y 300 Kbps de subida, sin ocuparla. Es una red de banda ancha que puede soportar sonidos, imagen y datos simultáneamente. El único requisito que se necesita es la instalación de un splitter que separa la señal y un módem inicial que se realiza en la propia línea telefónica habitual en cuestión de unos minutos.

Un estudio de Interactive Week afirma que la demanda de banda ancha se multiplicará por 200 antes del año 2005 y que el ritmo de crecimiento en el número de conectados se mantendrá en torno al 25%. Hasta ahora, según la consultora IDC, durante el pasado año las conexiones DSL crecieron en todo el mundo un 447%, hasta alcanzar los 4,5 millones. Sólo en España, en los tres primeros meses de este año se han instalado el mismo número de líneas ADSL, 43.000, que en todo el año 2000.

Por ello ya hay voces, como la del analista de telecomunicaciones RHK Nortel Networks, que aseguran que la banda ancha disponible en la actualidad parece pequeña para atender la que se necesitará en los próximos uno o dos años. Además, los usuarios de alta velocidad pasan un 61% más de tiempo on-line que hace un año debido a que las experiencias de alta velocidad son mucho más satisfactorias. Sin embargo, a pesar de las buenas perspectivas, actualmente el 91% de las conexiones se realiza a través de la línea normal y el módem, y a velocidades que no superan las 56 Kb por segundo.

http://www.elperiodico.com/EDARAGON/ED010701/CAS/CARP01/tex108.asp


pdfprintpmail