Archivado en Noticias, Acceso

Atentos, la telefonía gratuita va muy en serio


La feria de tecnología más grande del mundo, la CEBIT de Hannover, ha abierto por fin sus puertas a la voz sobre ip. Skype y su inventor han sido en buena medida sus protagonistas, aunque no los únicos




En la feria tecnológica más grande del mundo, la telefonía tradicional ha dejado de ser un negocio. CeBIT se balancea este año entre la cautela y la esperanza gracias a la aparente recuperación del sector tecnológico. Pero se muestra completamente optimista ante la voz sobre IP, considerada hasta ahora como la eterna promesa de las telecomunicaciones.

“Éste es sin duda el CeBIT de la voz IP. Hace un año, nadie parecía apostar por esta tecnología en el mercado de consumo, pero gracias a Skype y en sólo unos meses, la voz IP se ha convertido en una tendencia inevitable”, asegura Werner Pawelczyk, jefe de producto de Siemens. La palabra clave en estas declaraciones es Skype, un programa que ha rebajado las facturas de teléfono de 25 millones de personas. Skype permite utilizar Internet para realizar llamadas telefónicas gratuitas —entre dos ordenadores— o a un coste muy bajo —si se llama a un teléfono fijo o móvil—. No es el único programa que posee estas características, pero sí el primero que puede presumir de ofrecer una calidad superior a la del teléfono convencional.

Su creador, Niklas Zennström, visitó esta semana la feria alemana. No pudo ser más contundente: “Lo gratis siempre es bueno y la telefonía debería ser gratis”, aseguró el programador sueco. Zennström se atrevió a predecir grandes cambios en la industria de la telefonía tras el éxito de Skype.

El próximo paso es eliminar la necesidad de utilizar un ordenador. Siemens ha presentado en esta feria un teléfono, el S35, capaz de conectarse a redes WiFi y que incluye un cliente de voz sobre IP. No puede usar la red Skype debido a que utiliza el protocolo SIP, un estándar abierto y acordado por las principales compañías de la industria pero que no ha tenido una gran aceptación entre los usuarios domésticos. “Estamos preparando un teléfono con conexión WiFi, similar al S35, pero con compatibilidad con Skype y que podría llegar en los próximos meses”, confiesa Pawelczyk.

Pero la tecnología de voz sobre IP no ha sido la única protagonista de CeBIT, que en esta edición ha cumplido las dos décadas. Continuando la apuesta del pasado año, las principales compañías presentes en la exposición se han volcado en el hogar digital e inalámbrico como principal reclamo para el medio millón de visitantes que los organizadores esperan en 2005.

TELEVISIÓN. Y el elemento fundamental de todo hogar digital es, sin duda, el televisor. En los más de 30 pabellones del recinto ferial de Hannover era casi imposible encontrar una televisión de tubo. La tele plana, ya sea de plasma o LCD, se ha convertido en la reina de los salones de todo el planeta. CeBIT es, tradicionalmente, el sitio escogido por los fabricantes para mostrar su capacidad de producción y este año no ha sido una excepción. Samsung ha acaparado el ranking de 2005 presentando el televisor de plasma, el LCD y el televisor de retroproyección más grandes del mundo —102, 82 y 71 pulgadas, respectivamente—.

La televisión reina, pero aún está por ver quién es el príncipe de la casa. El DVD es un firme candidato, pero el ordenador, tanto el sobremesa como el portátil, también se ha hecho un hueco en el salón de casa. En esta edición de CeBIT nuevos PC, silenciosos, pequeños y pensados para convivir con la televisión y el equipo de cine en casa, le han puesto las cosas muy difíciles a los grabadores de DVD.

SUCESOR DEL DVD. Tanto el Blu-Ray como el DVD-HD calentaron motores durante la feria, tratando de ganar apoyos entre las grandes firmas de electrónica de consumo. Apple ha sido una de las que se ha decidido, finalmente, a apoyar el estándar Blu-Ray, cuyo principal promotor es Sony.

Y CeBIT ha sido también el escaparate perfecto para los fabricantes de móviles, volcados este año en el negocio de la música. Tras comerse el mercado de las agendas electrónicas y las cámaras digitales de gama baja, los teléfonos móviles apuntan ahora hacia los reproductores MP3. Nokia y Motorola dieron el pistoletazo de salida en la feria 3GSM de Cannes. Sony Ericsson reaccionó a las pocas semanas con el primer teléfono que presume de marca Walkman y ahora el resto de la industria se ha unido en la cruzada para eliminar al iPod y similares de la lista de productos más deseados.

Una de las grandes ausencias de la feria, sin embargo, se ha producido precisamente en este agitado sector. Se esperaba que la estadounidense Motorola aprovechase la gran exposición para lanzar su nuevo terminal con soporte para la tienda de música on line de Apple, pero los usuarios de iTunes tendrán que esperar un poco más para poder escuchar sus éxitos en el móvil.

Artículo completo en Ariadna/El Mundo.es







pdfprintpmail