Archivado en Noticias, Asociacion

Dudas legales sobre copia privada, descarga de archivos, canon...


Ay, mi querida Asociación de Internautas (A.I.). Sigue dando caña como antaño, y resulta esperanzador que el poder de esta asociación sea el suficiente como para que la industria solicite que NO participen en la elaboración de la nueva ley anti-piratería [de música y cine, al resto de industrias les pueden dar por saco].




Esto me recuerda cuando Alejandro Sanz contestó a la pregunta de Manel Fuentes en una entrevista: -Y quiénes son esos? [La Asociación de Internautas]. - Pues esos, resulta que son los que el sector no quiere ver participando en la modificación de una ley anti-piratería porque resultan incómodos para sus intereses. Vaya, vaya.

El hecho de que en la A.I. sigan implicados tanto su presidente Victor Domingo como abogados de diversa índole, es para mí un soplo de aire fresco para los intereses del común de los cyber-mortales.

Me hace muchísima gracia ver que nada ha cambiado: aquellos que reciben los varapalos de la Asociación, son incapaces de entender que se pueda reclamar lo que es justo para los consumidores sin ningún interés oculto u oscuro. No pueden concebir la defensa de unos intereses que no sean económicos o empresariales, tal y como ocurría cuando reclamábamos la tarifa plana (snif, qué tiempos). Necesitan buscarle una razón a que alguien pueda insistir en airear tantas verdades incómodas y se sacan de la manga que a esta Asociación la mueve la "codicia política", el protagonismo y otras paranoias que sólo pueden salir de la incomprensión total hacia reivindicaciones justas, pero incómodas, que se salgan del "queremos más seguridad ciudadana". Patético.

Yo estuve allí, en la A.I. y fue edificante, divertido y otras muchas cosas mientras pude dedicarme a ello. Jamás vi una sola compensación directa por mi trabajo no remunerado en la Junta Directiva, más que la satisfacción de ponerme cachondo metiéndole el dedo en el ojo a quienes se creían que nadie podía plantar cara a sus argumentos e intentando hacer algo bueno para muchos. La A.I. lo hizo y lo sigue haciendo, sin oscuros motivos. No me cabe duda. También aprendí que hace falta mucha perseverancia para plantar cara de esta manera. A cambio de nada. Por eso es tan difícil de entender.

En el enlace del título se pueden ver algunas dudas legales resueltas, que es de lo que trata el artículo ;)

Juanga's Techie Blog

pdfprintpmail